lunes, 27 de diciembre de 2010

Lo que viene el año que viene

De verdad, nadie sabe lo que viene el año que viene. No hay mago que lo pueda adivinar. Si hay ciertas cosas que no cambiarán como la primavera y las estaciones que le siguen o como que después del día vendrá la noche; que tendremos épocas de frío y épocas de calor; que pasaremos individual o colectivamente por situaciones difíciles pero también por momentos muy felices, pero a la final, nadie nos podrá decir qué es - a ciencia cierta - lo que viene el año que viene. Y esto se traduce en que nadie nos puede decir lo que nos pasará a nosotros como personas el año que viene, por lo que podemos concluir que nadie nos podrá decir cómo vamos nosotros a vivir nuestras propias vidas desde enero (o desde hoy) en adelante. En pocas palabras, los únicos que podremos decidir acerca de lo que nos pasará el año que viene (por supuesto aquí no me puedo meter ni con la salud personal ni con las situaciones que ocurran con el medio ambiente) somos cada uno de nosotros; es decir, somos nosotros mismos - sí, solo cada uno de nosotros - quienes decidiremos cómo vivir el resto de nuestras vidas, pero en especial este año 2011 que está por comenzar.

Ya no nos llegan tarjetas de Navidad aunque de repente algunos mensajes digitales. Ya los Santas bailan en nuestras mesas de noche. Desde hace años los arbolitos de Navidad son artificiales pero a la final, el espíritu de la Navidad sigue intacto en muchos de los hogares, aunque los miembros de nuestras familias estén lejos y nuestros amigos se hayan ido a otros países o hayan cambiado a lo largo de los años. Y a pesar de todo, debemos vivir ésta época del año disfrutando la Navidad y con las esperanzas puestas en el año que viene. Un año 2011 que debe venir lleno de nuevas metas, de optimismo, de oportunidades, de decisiones, de acción, de actitud positiva, de motivación personal, de aprendizaje continuo y de tantas otras cosas – todas positivas – que como ven, son un resumen de lo que les he querido transmitir con mis sencillos escritos en este Blog durante todo este año. Es en pocas palabras, un mensaje de optimismo, pero de realidades, un mensaje en el que les pido que se tomen las cosas en serio y aprovechemos lo bueno que tenemos alrededor, lo bueno que tenemos a nuestro alcance, que aprovechemos el tiempo, que no lo malgastemos, cosa que se ha convertido en lo más fácil del mundo.

Hace un año recibí un mensaje de esos modernos de la era digital; un mensaje de felicitaciones de año nuevo y que decía que estamos por iniciar un año nuevo “en blanco”. Lo bonito de ese mensaje es que nos decía que si, es verdad, se inicia un año nuevo y quizás con las mismas tradiciones de siempre. Pero, ¿cuál es la diferencia? La verdad, ninguna; solo el darnos cuenta de que el año que viene es un año que trae todos sus días por llenar. Es como un libro nuevo por escribir, con todas sus páginas en blanco, un libro para que nosotros escribamos lo que en él sucederá, para que escribamos y llenemos sus páginas día tras día, para que seamos sus protagonistas, para que seamos sus escritores, guionistas, productores y quizás hagamos una película si nos gusta el resultado. Veámoslo bien, será un año totalmente nuevo, sin ataduras, sin nada que venga de atrás (si queremos), en el que podemos dejar todo lo malo y traer solo todo lo bueno, siempre y cuando esa sea nuestra decisión; es un año en el cual podremos cambiar nuestra actitud y nuestra motivación, siempre y cuando eso sea lo que queramos; es un año 2011 que podemos llenar sus páginas o cada uno de sus días que todavía están por escribir, con nuestros sueños, deseos y anhelos. Son páginas y páginas o más bien, días y días en blanco por llenar, por escribir, para interpretar nuevos papeles, que deseo que sean interpretaciones que nos dejen algo positivo, nuevas amistades, alegrías y un poco más de valentía para tomar las decisiones que debemos tomar, para tomar las acciones que debemos emprender, para ser más proactivos y menos pasivos, para aprender más y perder menos el tiempo y tantas cosas tan positivas que podemos lograr en un año nuevo al igual que podemos hacer en un mes nuevo o en un día nuevo.

Si tomamos decisiones de año nuevo hagámoslas; si tomamos decisiones de una semana nueva, hagámosla. Luego diremos que la dejamos a medio camino. Los que me conocen en persona saben que me quité 13 kilos en año y medio (con sus altibajos si es verdad, pero me he mantenido); y ¿porqué? Porque me decidí a hacerlo y tomé las acciones para hacerlo. ¿Y cuando me decidí a hacerlo?, un día cualquiera. No fue un lunes como mucha gente dice o hace solo para dejar la dieta el martes. El mejor día para comenzar una dieta es hoy, no importa que día de la semana sea, al igual que el mejor día en que se toma una decisión es hoy, no importa qué día sea. Por supuesto que hay decisiones - como mudarse de un país - que hay que planificar, pero las decisiones simples o aquellas decisiones que den inicio a pasos o procesos de decisiones sencillas tómenlos, háganlos. Ustedes son quienes llenarán esas páginas del 2011 con sus acciones, no con las acciones de los demás, así que decidan bien, actúen bien, piensen bien y hagan el bien.

Este es mi último escrito de este año. Para mí ha sido un placer escribir y de verdad que les agradezco el que me hayan permitido entrar, así sea de a ratico, en sus pensamientos, en sus mentes, en poder compartir con ustedes algunas de mis ideas, que son solo eso, ideas que han dado vuelta en mi cabeza por tanto tiempo y que desde junio de este año decidí poner en este Blog que inclusive decidí llamar Motivando al Futuro, pues es algo que espero nos motive a todos a tener un futuro mejor.

En nombre de mi familia, les deseamos un fabuloso, increíble, motivador, venturoso, próspero y maravilloso año 2011 y que esas páginas en blanco que hoy están todavía por escribir se llenen con sus cosas bellas, con las cosas lindas que puedan hacer y, por qué no, con ideas innovadoras que les permitan disfrutar y celebrar plenamente la vida!!!

Feliz Navidad, Feliz 2011 y que Dios los bendiga a todos.

Luis Vicente

domingo, 19 de diciembre de 2010

Cuando la Motivación Excede los Límites: con Toga y Birrete incluídos!!

Cuando decidí hacer este BLOG lo hice con la idea de motivar a los jóvenes, ya que es algo que no solo me gusta sino que creo que en estos momentos hace mucha falta. Sin embargo como a veces pasa, las ideas cambian y evolucionan y en este Blog he escrito de muchos temas variados y he inclusive incorporado artículos escritos por terceras personas, no tan jóvenes, quienes se han motivado a hacerlo.

Pero hay veces que las cosas toman otro rumbo y uno mismo termina por suerte siendo el MOTIVADO (como dijera el Padre Carlos en su articulo "motivando al motivador"  que escribió el mes de junio pasado con motivo del lanzamiento e inicio de este Blog: http://elblogdelpadrecarlos.blogspot.com/2010/06/motivando-al-motivador.html). Lo digo así pues una de mis sobrinas panameñas, Irene, se acaba de graduar del bachillerato, primera en su promoción, con toda clase de honores y reconocimientos y tuvo el honor (como dijo ella) de dar el discurso de Graduación de su promoción ante los directores, padres y alumnos del colegio, a principios de esta semana. Un discurso que tiene más que motivación, tiene más que actitud positiva, tiene más de lo que he tratado de buscar generar con lo que he escrito a lo largo de estos meses, por lo que que uno se da cuenta que hay gente que motiva y otros que necesitan ser motivados. "I" (como la llaman sus hermanas), te felicito por tu excelencia, por tu motivación, por tu forma de ser tan maravillosa, tu carisma y la visión tan clara de lo  que quieres.

Les copio el discurso de graduación de "I". Algunos dirán que es un poco largo, pero es un discurso escrito desde el corazón de una joven motivada, emocionada, agradecida y feliz. Se los recomiendo para que lo lean y lo disfruten:

Discurso de Graduación 2010
Irene Morón García


Buenas tardes Madre Directora, Profesores, Cuerpo Docente, padres, amigos, invitados y la verdadera razón por la que estemos todos aquí, mi querida, increíble, inolvidable y amada promoción 2010. Hace nueve meses tuve la oportunidad de pararme en una ocasión similar, frente a una audiencia parecida, para dar la bienvenida al colegio en un nuevo año. Un par de palabras alentadoras, una invitación a aprovechar el año que comenzaba y muchas expectativas, que con ayuda de Dios y gran esfuerzo serían llenadas.

Nueve meses. Parece mucho, no? O mejor dicho, parecía.

Hoy me paro ante ustedes, en una ocasión similar, frente a una audiencia parecida, en donde, sin embargo, no hay palabras de bienvenida, no hay invitaciones a aprovechar lo último que queda, donde se acabaron las expectativas. Sin darnos cuenta, hemos cerrado los ojos y al abrirlos nos hemos visto aquí, en este salón, con toga puesta, birrete en la cabeza, lágrimas en los ojos, y una mano ansiosa por recibir ese tan esperado pedazo de papel que dará fin, o mejor dicho un adiós, de forma definitiva, a todo aquello que conocemos, a todo aquello que hemos vivido.

Trece años fue lo que me tomó para construir 68 amistades. 68 razones por las cuales poner una sonrisa en mi rostro y levantarme cada mañana para ir a la escuela. 68 motivos por los que darle gracias a Dios cada día; 68 caras que de alguna u otra forma son parte de mí, de quien soy. Ustedes son esas 68 alegrías, a las que no puedo hacer nada más que darles las gracias. Me han enseñado a que puedo encontrar una mano que me ayudará, aún cuando creo que ya no se puede hacer más nada; me han enseñado que no camino sola, aunque a veces creo hacerlo. Me han conocido y querido como soy. Me han hecho sentirme parte de una familia en la que todas hemos crecido, todas hemos madurado, aunque claro, cada una a su tiempo, y en la que todas hemos tomado importantes decisiones. Solo puedo decir que ustedes son la fórmula perfecta. Más valiosa, fuerte, y exacta que cualquier fórmula que hayamos podido aprender en química. Es increíble como ustedes no han sido la mejor lección que haya podido aprender en la escuela, sino las 68 mejores lecciones que he podido aprender en mi vida. La alegría que tengo de estar hoy, aquí y verlas a todas recibiendo éste diploma es inmensa. No tienen idea cuanto tiempo he pasado tratando de encontrar las palabras para expresarles como me siento. Pero he caído en cuenta de que simplemente no hay palabras. Cada una de ustedes significa y vale demasiado, nadie puede describir cuanto. Solo puedo decir que me siento orgullosa de haber podido ser parte de sus vidas. Me siento orgullosa de haber podido ser parte de ésta escuela.

Llegamos sin saber qué esperar. Llegamos buscando una dirección que seguir. Llegamos a éste Colegio en busca de respuestas, y hoy puedo decir que las hemos encontrado. Esta escuela no nos ha hecho crecer solo en lo académico, en lo intelectual o en conocimientos. Nos ha hecho crecer como personas. Nos ha dado una formación, pero una formación integral. Sé que no siempre lo pensamos así, sé que no siempre nos gusta admitirlo y sé que muchas estamos ansiosas de que termine éste larga y a muchas veces torturosa trayectoria. Pero no nos estamos dando cuenta de lo que nos llevamos de aquí. Lo que nos llevamos es algo sumamente valioso. La escuela nos ha enseñado a no ser promedio, a dar más de lo que se espera de nosotras. A ser humanas, a ser sencillas; a pensar, a tener iniciativa; no ha simplemente escuchar y repetir. Nos ha dado todo lo que necesitamos para enfrentarnos cara a cara con el mundo, nos ha preparado para tomar las mejores decisiones, nos ha enseñado a saber aprovechar oportunidades, a ser lo que se llama personas valientes y valiosas; a no temer la lucha en la vida, como dice una de las líneas de nuestro himno. Y gracias a ésta escuela, o mejor dicho a éste hogar, estamos listas para no temer lucha, reto, problema o dificultad, estamos listas para alcanzarlo todo.

He sido infinitamente bendecida, y no puedo hacer nada más que dar gracias. Gracias a todas nuestras religiosas, maestras y profesores, por todas las clases aprendidas, y las pocas perdidas; por todas las lecciones, que simplemente no pueden ser aprendidas en ningún libro; por los consejos, el apoyo, la paciencia y la fortaleza que han tenido por tantos años. Nos han hecho vernos como somos, con nuestras fallas, y también con nuestras virtudes; nos han ayudado a mejorar, a mantenernos de pie, siempre caminando. Han hecho de nosotros las personas que somos hoy. Gracias a nuestros padres, la razón de nuestra existencia. Ustedes han estado allí para nosotras en las buenas, en las malas y en las que no han salido como esperábamos. En cada caída, nos han levantado; en cada error, nos han corregido; nos han educado; nos han amado. Ustedes no nos han enseñado dentro de un salón de clases, lo han hecho cada día de nuestras vidas. Nos han dado la valentía, nos han enseñado a perdonar, nos han inculcado la determinación, nos han hecho independientes. Han sufrido y celebrado con cada caída y triunfo nuestro y solo esperamos hacerlos orgullosos. Y por supuesto, estoy inmensamente agradecida con Dios, por éste increíble viaje que hoy podemos concluir. Por permitirme ser parte de esta promoción, permitirme conocer a cada una de ustedes. Por confiar en mí, por regalarme cada día que vivo, cada aliento que respiro y cada palabra de éste discurso que escribo. Siento que éste año Dios ha sido grande, ha sido inmenso. No puedo mencionar una en la que nos haya defraudado. Y sé que nunca lo hará. Sé que tiene planes maravillosos para todas nosotras, por lo que hay que ver el futuro con confianza. Confiar siempre en Dios, Él no pierde batallas.

GRADUACIÓN. Es increíble como en diez letras se pueden resumir 69 vidas. Una palabra más, un significado más en el diccionario. Una palabra más, un millón de significados y posibilidades en nuestras cabezas. Graduación. Una palabra temida, ansiada, esperada, luchada, merecida, pero hoy finalmente, lograda. Hoy nos graduamos, no solo del Colegio, del aprendizaje, de los libros, tablas periódicas o los lápices. Nos graduamos de una de las lecciones más bellas e importantes que tendremos en toda la vida. Nos graduamos de amistades inolvidables; nos graduamos de promesas inquebrantables. Nos graduamos de años y años de risas, lágrimas, gritos, peleas, regaños, valores. Nos graduamos de las comparsas. Nos graduamos de fallidas caravanas. Nos graduamos de fallidas celebraciones de los cien días. Nos graduamos de fallidas celebraciones de los ciento cincuenta días. Nos graduamos de nuestro segundo hogar. Nos graduamos del lugar que nos vio caer y nos vio vencer. Nos graduamos de 13 años de sacrificios, luchas, obstáculos, pérdidas, retos, desafíos; 13 años de ayuda, de humildad, de fortaleza, de sueños, de vida, de metas y de logros.

Hoy me gradúo. Me gradúo con honores. Me gradúo con 68 honores, que son y siempre serán mis 68 hermanas. 68 ángeles con los que Dios me ha bendecido y por alguna extraña razón quiso poner en mi camino. Un camino que no ha sido fácil, nunca lo es. Mas aquí estamos hoy. Hoy cumplimos nuestra meta. Hemos caminado, nos hemos caído, y nos hemos vuelto a levantar, una y otra vez. Sí, nos hemos cansado. Sí, nos hemos quejado. Sí, hemos tenido fallas, hemos cometido errores, errores que al final son los que nos han ayudado a crecer, a mejorar, a aprender a no equivocarnos de nuevo. Pero hemos seguido corriendo, aún cuando las piernas nos temblaban, hemos seguido tocando, aún cuando la puerta estaba cerrada. Hemos creído en nosotras, en nuestras capacidades, en que sí podemos con cualquier reto por más inmenso que parezca. Somos esclavas, somos luchadoras. Si hay algo que hemos aprendido en la escuela, que no tiene nada que ver con ecuaciones redox, la Guerra Fría o Mickey Mantle, es a ser perseverantes. Luchar por algo en lo que creemos. Luchar por algo en lo que soñamos. Luchar por llegar a la cima, pero haciéndolo bien, con humildad, lealtad, tomando responsabilidad de nuestras acciones. Deteniéndonos para ayudar, para aprender, para aceptar, para crecer. Acostumbrándonos a no dejar nada a medias, a terminar; a buscar y encontrar la excelencia. A emprender y recorrer esa milla extra. No importa llegar de primeras, lo que cuenta es intentarlo, y nunca, nunca, nunca darse por vencido. No se llega a la cima superando a los demás, se llega superándonos a nosotros mismos.

Tantas veces hemos escuchado decir que la juventud es el futuro, la cierta y tan usada frase “ustedes jóvenes son los líderes del mañana”; pero siempre nos imaginamos un mañana distante, pensamos que todavía no es nuestro turno de enfrentarnos al mundo. Pues Clase 2010, nosotras no somos las líderes del mañana, somos las líderes del hoy. Porque después de ésta ceremonia vamos por nuestra propia cuenta. Después de hoy es cuando todo realmente comienza. Quizás no estemos juntas, quizás no nos espera nada fácil, quizás las voy a extrañar más, muchísimo más, de lo que estas líneas puedan expresar, pero después de hoy tenemos la llave de nuestro futuro. Después de hoy somos las dueñas de nuestros sueños. Después de hoy el mundo es nuestro. Lo tenemos justo en frente de nosotros. Así que tómalo en tu mano, y sonríe, porque hoy te gradúas. Sonríe, porque hoy lo logramos!

Como dije, un discurso demasiado emotivo, lleno más de lo que uno se imagina, un discurso maravilloso. No estuve presente cuando "I" lo leyó, pero me imagino la reacción y la ovación al final. 

Espero que pasen una semana motivadora y feliz, ya que recuerden, como dijo Irene, que "no somos los líderes del mañana, somos los líderes de hoy".

Seguiremos motivando.

jueves, 16 de diciembre de 2010

Escribiendo desde las Nubes - Parte II

No quisiera que dejaran de leer el artículo anterior pero cada vez que uno escribe algo le llueven nuevas ideas. Si, vienen de esas nubes desde las que estamos escribiendo. Vienen de esas ideas que flotan en nuestra mente y que debemos materializarlas, que debemos ponerlas en papel, por escrito, para que otros puedan leerlas, aprender de ellas, vivir las experiencias que otros ya han vivido.

Me puse a investigar sobre las Nubes y sobre el cómo escribir desde ellas; un tema un poco difícil en realidad, pero si logré encontrar una serie de frases que creo que son importantes pues dicen mucho para aquellos que quieren interpretarlas, explican mucho para quienes las quieren escuchar. Escribir desde las Nubes como dije en mi artículo anterior, es darnos cuenta de lo que tenemos a nuestro alrededor, disfrutar lo que nos rodea, disfrutar nuestra vida y porqué no, celebrar nuestra vida.

Muchos autores, poetas, escritores han escrito desde las nubes. Cosas bellas, algunas extrañas, otras interesantes y unas muy intensas o difíciles de entender, pero al final, son letras y palabras que nos permiten interpretar la vida como la queramos interpretar. Pero en vez de interpretarla yo, los dejo con lo que dijeron o escribieron algunos de estos escritores ........ cuando escribieron desde las nubes:

"No me debes culpar si le hablo a las nubes"
Henry David Thoreau (escritor norteamericano)

“Las nubes vienen flotando hacia mi vida, no vienen trayendo lluvia o provocando tormentas, sino más bien añadiendo color al cielo del atardecer”
Rabindranath Tagore (poeta y escritor Hindú)

"No hay reglas de arquitectura para un castillo construido sobre las nubes"
G.K. Chesterton (ensayista Inglés)

"Una nube no sabe por que se mueve en una dirección o a una cierta velocidad ... solo siente el impulso; este es el lugar al que debo ir ahora. Pero el cielo si conoce las razones y el patrón detrás de todas las nubes. Y tú lo sabrás también cuando subas lo suficiente para ver por encima del horizonte"
Richard Bach (escritor norteamericano, autor de la obra Juan Salvador Gaviota)

"El pesimista solo ve el lado oscuro de las nubes y llora; el filosofo ve los dos lados de una nube y se encoje de los hombros; el optimista en realidad no ve las nubes, va caminando sobre ellas"
Leonard L. Levinson (historiador norteamericano)

Como pueden ver, cada quien tiene su nube desde la cual escribe; pues escribamos desde las nubes y sigamos motivando.

lunes, 13 de diciembre de 2010

Escribiendo desde Las Nubes

Escribiendo desde las nubes: Qué sensación tan extraña; qué sensación tan diferente. ¿Qué es escribir desde las nubes? Para mí es en una sola frase: darnos cuenta de las cosas. Permítanme explicarme...

¿Cuántas veces no vamos por el mismo camino a casa sin darnos cuenta de los lugares por donde pasamos o cuantas veces estamos en un jardín donde ni siquiera vemos las flores o las plantas que hay en él?

Acabo de estar en Chile y en Argentina. Están saliendo de la Primavera; no hay basura en la calle sino kioscos donde venden mas de 30 variedades de flores de todo tipo y colores. Acabo de leer una noticia de que la nieve se anticipó en Europa y mientras hay gente que lo ve de forma negativa, los jóvenes dicen que hay mas tiempo para esquiar. Ver lo que tenemos y disfrutar lo que tenemos es en pocas palabras sentirnos libres para definir lo que queremos, para escoger nuestro camino, para oler lo que nos gusta y para escribir cuando pensemos. Escribiendo desde las Nubes. Darnos cuenta de lo que tenemos, pero hacerlo hoy, para luego es tarde.

Pasear por el campo, algo que ya no se hace y nuestros hijos son totalmente electrónicos y no han tenido (o han tenido poco) contacto con la naturaleza. Disfrutar de un día soleado en vez de quejarnos del calor o ver a lluvia caer y "alimentar" a la naturaleza (bueno, no con la furia con la que causa destrozos como recientemente). Ver la niebla, pero entendiendo lo que es y caminar libremente por las calles sin miedo, disfrutando de un paseo tranquilo y ameno, viendo y observando por donde caminamos y lo que tenemos a nuestro alrededor.

Escribiendo desde las nubes. Algo así como ver las nubes desde 10 mil metros de altura cuando se vuela de una ciudad a otra. Verlas desde arriba o verlas desde abajo, pero al fin verlas, es en realidad eso, darnos cuenta de que tenemos mucho a nuestro alrededor que podemos disfrutar y aprovechar solo si nos damos cuenta de que lo tenemos. Pues démonos cuenta de todo lo que tenemos, todo lo que nos rodea, todo lo que podemos apreciar para realmente disfrutarlo y así disfrutar la vida plenamente.  Volé desde Santiago de Chile hasta Buenos Aires. Por primera vez crucé la Cordillera de Los Andes a 10.000 metros de altura. Mientras me decía qué maravilla de naturaleza, el señor de al lado sentado justamente en la ventana me decía "es otra montaña más". Pues no lo es. Es la vida que pasa por delante de nosotros sin que nos demos cuenta. Veámosla, disfrutémosla, usémosla para algo beneficioso, para sacarle provecho, para disfrutar lo que tenemos a nuestro alrededor.

Escribamos desde las nubes y sigamos motivando.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Actitud: una cualidad que nos define

Anteriormente en este BLOG hemos definido lo que es a ACTITUD y hemos profundizado un poco sobre su significado. Hoy quisiera abordar el tema desde otra perspectiva. Veamos a la Actitud como una "cualidad personal", algo así como parte de lo que va definiendo quienes somos, parte de lo que va definiendo nuestra filosofía de vida. 

A lo largo de toda nuestra vida nos hemos tropezado con gente alegre y emotiva, así de la nada, de la misma manera que nos hemos tropezado con gente negativa, pero por ninguna razón especifica, son así por que lo son y ya, esa es su naturaleza. ¿Que si lo pueden cambiar? Por supuesto que la respuesta es un gran SI, pero solo si ellos lo deciden y actúan sobre esa decisión. Pero lo importante aquí es darnos cuenta de lo que somos, tanto por dentro como por fuera, pues muchas veces queremos aparentar lo que no somos, queremos aparentar bravos cuando lo que queremos soltar es una sonrisa gigantesca, pues así es como somos, no importa lo que nos esté pasando, ya que vemos todo bajo una óptica y una perspectiva positiva.

El ser feliz es una decisión; el estar alegre es una decisión; el transmitirlo es una decisión. No será que mi actitud es algo que decido yo? La verdad, si. Mi actitud la defino yo, nadie mas. Por supuesto que desde pequeños hemos venido siendo influenciados por mucha gente y muchas cosas, desde nuestros padres, nuestros profesores, nuestra escuela, amigos, trabajos, lugares donde nacimos y tantas otras cosas que nos crean y llevan a ser como lo que luego somos, crean nuestro carácter, pero nuestra actitud está encima de ello, ya que independientemente de dónde o cómo hayamos crecido, somos nosotros quienes decidimos ser felices, alegres, motivados, motivadores y tantas otras cosas que hacen que los demás nos valoren de una forma u otra. Es decir, como lo puse en el título, la Actitud es una de las cualidades que nos define como personas.

Hagamos una reflexión. ¿Qué pasaría si yo pasara todo un día bravo y qué pasaría si yo pasara el día siguiente todo el día contento? cómo me sentiría o qué habría de diferente en mí? que me dirían mis compañeros de clase o de trabajo? y si lo hacemos en realidad una de estas semanas? La verdad dudo que si una persona tiene una actitud bien definida, una forma de ser que es su forma natural, logre comportarse todo un día de una manera diferente y que su Actitud lo llevará tarde o temprano a comportarse o a ser como realmente es.

La actitud nos define pues somos nosotros quienes definimos cómo queremos ser y quienes decidimos cómo queremos que sea nuestra actitud. Pues decidamos ser siempre lo mejor posible, con una excelente y positiva Actitud.

Seguiremos motivando!!!

sábado, 4 de diciembre de 2010

Aprendiendo Continuamente - via PodCasts

Quienes han podido seguir este BLOG desde sus inicios hace ya mas de seis meses habrán notado que hay una constante en lo que trato de escribir: mis palabras están orientadas a un público que pienso quiere superarse, mejorarse y ampliar sus conocimientos (me incluyo en ellos), ya que a la final todos queremos mejorar nuestra forma y calidad de vida.

La única manera que yo he encontrado para hacer esto es aprendiendo continuamente. Ya se los he comentado con anterioridad, pero desde que le escuche a Zig Ziglar utilizar el termino AUTOMOVIL UNIVERSITY, el cual no entendí inicialmente pues pensé que era una especie de escuela para quienes querían ir luego a trabaja a un taller mecánico, me di cuenta de que en realidad uno pierde miles de horas al año escuchando noticias repetidas en la radio o escuchando por la vez número 73 el mismo CD. Pues pongamos CDs educativos, escuchemos CDs de resúmenes de libros o aprovechemos lo que hoy nos ofrece la tecnología. Hoy se pueden comprar o bajar CDs de libros por Internet. Y hoy sobre todo se pueden también bajar podcasts por Internet; por supuesto pueden ser de música y cosas así pero cada vez mas son los autores, de muchos y diversos géneros, los interesados en que sus palabras y sus ideas se escuchen y conozcan cada vez mas y mas y son ellos quienes permiten acceso a sus programas, a los resúmenes de sus libros y así a un sin fin de sitios en la Web que se pueden investigar para aprender. Solo hay que decidirse a hacerlo y buscarlos.

Desde que un amigo quien en aquel momento me comento que estaba escuchando los podcasts de la Voice of America para mejorar su entendimiento y su pronunciacion del inglés me hablo esa pagina Web (PG gracias pues ha sido muy enriquecedor) me he interesado en el tema. Entren en la pagina Web de Voice of America y allí encontraran una gran cantidad de temas y artículos interesantes y verán la sección donde podrán bajar a sus i-Pods o MP3's los artículos o secciones que les interese. Pero por supuesto el tema me llamo la atención y comencé a investigar. A aquellos que tengan cuenta en i-Tunes, esta tiene una sección completa de podcats, inclusive de manera gratuita, en la cual uno puede hasta suscribirse semanal o mensualmente para que le bajen las actualizaciones a su i-Tunes y de allí a su i-Pod para que lo escuchen en el carro, en la calle, haciendo ejercicio, yendo al trabajo o a la universidad o a donde quieran. Es una gran manera de aprender, de estar actualizado y de mantenerse al día.

Ya el tema del AUTOMOVIL UNIVERSITY evoluciono al tener nuevos equipos a los que uno les puede dar nuevos usos gracias a la tecnología. Hace 20 años uno podía escuchar música solamente en su casa o en su carro; hoy en día lo podemos hacer las 24 horas del día, no importa donde estemos, con un equipo que cabe en nuestro bolsillo. Usemos estas herramientas para aprender y conocer cosas nuevas de manera constante, ya que con un aprendizaje continuo mejoraremos nuestra calidad de vida en este nuevo siglo XXI.

Que tengan una feliz semana y como siempre: seguiremos motivando.