domingo, 25 de marzo de 2012

Aprendí y Decidí

Creo que ya han leído en varios de mis artículos que debemos leer, escuchar, aprender, conversar, investigar y buscar temas nuevos para conocer de manera continua. Pues Walt Disney lo decidió desde muy joven. En estos días releí este corto escrito de él y me parece muy apropiado para que todos nosotros lo tengamos siempre muy presente.
Pongámoslo en práctica desde ya.
Seguiremos Motivando. LV

Aprendí y Decidí
 
Y así después de esperar tanto, un día como cualquier otro decidí triunfar…
decidí no esperar a las oportunidades sino yo mismo buscarlas,
decidí ver cada problema como la oportunidad de encontrar una solución,
decidí ver cada desierto como la oportunidad de encontrar un oasis,
decidí ver cada noche como un misterio a resolver,
decidí ver cada día como una nueva oportunidad de ser feliz.
 
Aquel día descubrí que mi único rival no eran más que mis propias debilidades,
y que en éstas, está la única y mejor forma de superarnos,
Aquel día dejé de temer a perder y empecé a temer a no ganar,
Descubrí que no era yo el mejor y que quizás nunca lo fui,
Me dejó de importar quién ganara o perdiera,
ahora me importa simplemente saberme mejor que ayer.
 
Aprendí que lo difícil no es llegar a la cima, sino jamás dejar de subir.
Aprendí que el mejor triunfo que puedo tener,
es tener el derecho de llamar a alguien 'Amigo'.
Descubrí que el amor es más que un simple estado de enamoramiento,
'el amor es una filosofía de vida'.
 
Aquel día dejé de ser un reflejo de mis escasos triunfos pasados
y empecé a ser mi propia tenue luz de este presente.
Aprendí que de nada sirve ser luz
si no vas a iluminar el camino de los demás.
 
Aquel día decidí cambiar tantas cosas……….
Aquel día aprendí que los sueños son solamente para hacerse realidad,
desde aquel día ya no duermo para descansar………
ahora simplemente duermo para soñar
   
- Walt Disney

jueves, 15 de marzo de 2012

Motivando las Ideas .... fuera de la caja

Hace casi dos años comencé este Blog con la idea de "Motivar" poco a poco a quienes tuvieran no solo la oportunidad de leer estas líneas sino además sentir la necesidad de aprender, leer y conocer cosas nuevas y sobre todo llegar a ponerlas en práctica y tomar acción. Es por ello que uno se emociona de gran manera cuando una querida amiga, compañera de estudios, emprende nuevos rumbos del otro lado del mundo (down under) y comienza a pensar fuera de la caja.

Eso es generar nuevas ideas, con creatividad, con iniciativa, con entusiasmo y con emoción. Y creo que el nuevo Blog creado por un par de amigas, una en Australia y la otra en Venezuela, le da a Ideas Fuera de la Caja, una perspectiva de dos mundos tan diferentes, pero a la vez tan similar, pues quienes tenemos el chance de leer sus escritos nos damos cuenta de que están escritos para nosotros, para quienes queremos innovar, pensar diferente, generar alternativas o solo eso, pensar en Ideas Fuera de la Caja.

Felicito a sus creadoras quienes con gran creatividad nos invitan a compartir temas novedosos, innovadores y sobre todo nuevas ideas y las animo a seguir adelante ya que estoy seguro de que podrán aportar mucho mas que ideas innovadoras y creativas.

Los invito a todos a generar muchas nuevas ideas y a visitar este nuevo y muy interesante Blog en la dirección http://ideasfueradelacaja.com

Motivemos las ideas .... Y mucho Exito!!

domingo, 4 de marzo de 2012

Sembrando los Frutos

Acabo de regresar de viaje y por casualidades de la vida la línea aérea en la cual viajaba no tenía mi cupo para hacer la continuación de mi vuelo por lo que tuve que quedarme unas 10 horas en Lima esperando para poder hacer la conexión. Mi sorpresa fue que el hotel en el cual me quedé estaba al lado de la Parroquia de la Virgen del Pilar, una iglesia construida en el año 1940 al estilo barroco, con un altar colonial del siglo XVIII y una imagen de la Virgen del Pilar realmente espectaculares.

En la hoja dominical pude leer una serie de artículos que si bien hacen pensar, van más allá de eso, son de aquellos que nos deben hacer reflexionar y actuar pues los debemos poner en práctica en nuestro día a día.

Uno de estos artículos relataba una frase que decía que "la semilla es la única parte de la planta que no logra ver la espiga ni los frutos de la misma". Esta es una gran verdad para muchas cosas de nuestra vida. El grano siembra las bases para el crecimiento da una planta, de un gran árbol, de algo que luego nos dará sombra, frutos o madera para nuestros techos. Pero la semilla en sí morirá antes de ver el resultado de su esfuerzo, es decir, la meta para lo cual fue sembrada. La semilla no va a ver ni la harina con que se va a hacer el pan, ni la fruta que nos comeremos en la mesa, ni el tallo del gran árbol.

Con demasiada frecuencia nos cansamos, nos rendimos, nos desilusionamos a medio camino por que no vemos el fruto de lo que hemos cosechado, de lo que hemos sembrado o de nuestros propios esfuerzos. Muchos tiran la toalla como decimos en Venezuela; muchos abandonan el camino y deciden emprender otros rumbos. Pero la verdad, ¿porqué hacemos esto? porqué abandonamos nuestra meta y nuestros objetivos?

A veces los padres no somos testigos totales de las semillas que sembraron en sus hijos, pero todos tenemos la Fe y la Esperanza de que esa semilla de valores y principios que les enseñamos desde niños y jóvenes sea la base de su crecimiento, prosperidad y futuro para su propia familia y su desarrollo profesional. Lo mismo pasa en nuestros trabajos. A veces cambiamos de empresa por diferentes razones o dentro de una empresa cambiamos de cargos, funciones o hasta de países por nuestro crecimiento profesional o por movimientos empresariales. Por ello, tampoco veremos los frutos que hemos sembrado en la gente, en los cambios en los procesos, en los sistemas, en el mejoramiento de muchos temas que siempre esperamos que cambien y mejoren la productividad de la empresa en la que trabajamos. Y nos preguntamos ¿porqué o para qué todo este esfuerzo? Porque uno es el que siembra las bases del crecimiento mientras que serán otros muchas veces los encargados de llevarlos a cabo.

Todos debemos sembrar frutos en donde estemos o donde vayamos. Nuestra meta es que esos frutos algún día echen frutos y espigas y sean de gran calidad. Que no las veamos nosotros, bueno, no importa siempre y cuando estemos seguros de que sus bases sean sólidas y que nos aseguremos que siempre dejemos un legado para que los que vengan detrás de nosotros lo puedan seguir desarrollando y llevando a cabo.

Seguiremos motivando y sembrando semillas. LVGG