domingo, 31 de marzo de 2013

Manteniendo una correcta Actitud

El tema de la ACTITUD es - como algunos saben - un tema que me ha gustado tratar de entender desde hace ya algunos años. Algo muy importante es que todos debemos darnos cuenta que es “nuestra actitud” lo que determinará lo exitoso que seremos en nuestra vida. Y siendo exitosos todos estamos obligados a trabajar en nuestra motivación y en nuestra felicidad personal. Digo que somos nosotros quienes estamos obligados a hacerlo pues nadie se preocupa por nuestra actitud, ni nuestra motivación, ni nuestra felicidad. Son temas que dependen de lo que nosotros decidamos hacer, son temas que solo nosotros manejamos y definimos ya que nuestra felicidad y nuestra motivación personal dependen solo y exclusivamente de cada uno de nosotros.

Todos tenemos situaciones complejas que a veces nos impiden desarrollar nuestro potencial a su completa capacidad, ese potencial que todos y cada uno tenemos y podemos desarrollar. Es verdad que tenemos limitaciones, pero a veces son limitaciones que nos imponemos nosotros mismos. Hay temas de tiempo, hay temas de timidez o de incertidumbre. Pero pese a todo ello, hay temas positivos y de futuro que debemos entender y desarrollar diariamente.

A veces no nos damos cuenta que somos nosotros quienes no actuamos o no decidimos. Es como si decidiéramos que otros se encarguen de nuestra comida, nuestra vestimenta o de nuestro transporte todos los días. Si bien eso a veces sucede, sobre todo cuando somos niños, crecemos como seres humanos para ser independientes, para comenzar a decidir por nosotros mismos, a desarrollar nuestra capacidad analítica y a comenzar a tomar nosotros mismos nuestras propias decisiones. Y esas decisiones nos deben llevar y orientar a ser positivos, a tener la actitud correcta, a pensar de manera positiva y sobre todo a actuar.
Muy pocas veces nos paramos a pensar lo que debemos hacer; pocas veces preguntamos a alguien - y menos a un extraño - o pedimos guía y ayuda a otros, mas sin embargo no reconocemos que necesitamos esa ayuda o esa orientación. Hace poco nuestro hijo fue al mercado con una lista de verduras. Me imagino lo sucedido: no conocía lo que tenía que comprar, algo que de hecho nos pasó a todos la primera vez que fuimos al mercado. Tenía dos opciones, o regresarse y decir que no consiguió las cosas o decidía actuar y averiguar qué es lo que podría hacer. Pues decidió actuar, le preguntó a un par de señoras quienes estaban en la sección de verduras y consiguió la mayoría de las cosas que le habíamos pedido. Esa es la decisión correcta: decidir a actuar y actuar en consecuencia. Sabemos que no siempre funcionarán las cosas la primera, la segunda o la tercera vez, y que tendremos que seguir intentándolo las veces que tomen hasta que funcionen correctamente. Pero lo importante aquí es decidirse y actuar. En otra forma de verlo, entendamos que nos vamos a encontrar con dificultades y problemas con mayor frecuencia de lo que esperamos y que es nuestra obligación tener una actitud correcta para resolverlos.

Es en estas situaciones complejas que se nos presentan cuando debemos hacer que aflore lo mejor que tenemos dentro de cada uno de nosotros. Debemos estar preparados mentalmente para enfrentar todas estas dificultades. Y si lo hacemos con la actitud incorrecta, correremos el riesgo de echar a perder situaciones potencialmente buenas; pero si por el contrario, todas estas dificultades las enfrentamos con una actitud positiva, tendremos una mayor oportunidad de tener grandes e inolvidables experiencias.
Estas actitudes que aprendemos enfrentando cosas pequeñas, son las que nos enseñan a enfrentar las cosas mucho más grandes e importantes que nos aparecerán en nuestras vidas. Podemos enfrentar todas las barreras que nos encontremos. Y esto lo podemos hacer con solo dos pequeñas visiones (a) tomando acciones; y (b) cambiando nuestra forma de pensar.
Esto último pasa a ser una de las cosas más importantes sobre las cuales debemos actuar a lo largo de nuestras vidas: pensar en cambiar el cómo pensamos y el cómo hacemos las cosas; y de allí en adelante debemos entender que es nuestro propio pensamiento lo que determinará el éxito (o no) de nuestras acciones, de nuestras metas y objetivos. Tenemos que darnos cuenta que todas las personas exitosas y aquellos que han logrado alcanzar grandes logros, han sido personas que toman acción constantemente. 
Robert Ringer, autor del libro Action! Nothing Happens Until Something Moves, escribió: "I am absolutely convinced that neither success nor happiness is possible without action. … Ideas can be precious commodities that can change the world. Sound preparation is invaluable and knowledge and wisdom are essential when it comes to giving one an edge in the pursuit of great achievements. But ideas, preparation, knowledge, and wisdom are all but useless without action because action is the starting point of all progress. In other words, an idea of and by itself has no intrinsic value. It must be accompanied by action."
Todos tenemos mucho en nuestras mentes, a veces mucho que pensar. Por ello debemos enfocarnos en lo que podemos y debemos hacer y luego de ello tomar las decisiones necesarias que nos lleven a actuar de la mejor manera correcta, con la actitud positiva que nos lleve a ello. Debemos dar el primer paso, atrevernos a hacerlo y darnos cuenta que serán nuestros pensamientos positivos que nos llevarán a tener siempre una actitud positiva. Veamos lo que han hecho las personas exitosas y conozcamos todo lo positivo que han logrado, para aprender de las experiencias y sobre todo del cómo tomaron sus decisiones y sus acciones. Sabemos que no es fácil; sabemos que a veces dar el primer paso tomará tiempo y tendremos inclinación a dudar. Pero también podemos ver las oportunidades que se nos presentan en el camino para tomar las acciones necesarias que nos lleven a lo que queremos hacer y ver el cómo queremos triunfar.

Una de las cosas que nos llevará a ser exitosos en el futuro es teniendo una actitud positiva. Y nuestro futuro dependerá de lo que hagamos y pensemos hoy en día. Pensamientos positivos nos llevarán a tener actitudes positivas que a la larga nos ayudarán a iniciar y a tomar las acciones correctas, sobre todo las acciones de lo que verdaderamente nos importe a cada uno de nosotros. Si no tomamos acción nada pasará; y por ello estamos obligados con nosotros mismos a tomar esas acciones que nos lleven al éxito. Y siempre tengan presente que la actitud positiva nos ayudará a siempre a hacerlo lo mejor posible. 

Seguiremos Motivando. LV

domingo, 17 de marzo de 2013

Entrenando Continuamente

Una de las cosas que todos estamos obligados a hacer es mantenernos informados de los avances que están sucediendo a nuestro alrededor de manera continua. Y no me refiero solo a los avances en materia tecnológica, sino más bien a todo lo que cambia de forma automática; es decir en pocas palabras, todo. Cuando amanecemos sabemos que cambiaron las condiciones atmosféricas (sobre todo para aquellos que viven lejos del Ecuador), que cambiaron los indicadores económicos o los precios de las acciones y los bonos; pero además vemos además, cómo los avances en todas y cada una de las áreas de trabajo en las que nos encontramos modifican el cómo, el qué y sobre todo la manera de hacer las cosas que hacemos diariamente.

Uno de los temas que debemos seriamente pensar es entender estos cambios y sobre todo, en la medida de lo posible, anticiparnos a ellos. Y esto solo lo podemos hacer con entrenamiento continuo que nos eleve nuestro nivel de entendimiento y de conocimiento de la materia o de los temas en los que trabajamos o participamos todos los días. Acabo de regresar de una semana de viaje donde el único objetivo era entrenarme, aprender nuevas técnicas, nuevas metodologías; dentro de ello vino un proceso de aprendizaje de nuevos procesos y formas de entender las cosas, pero sobre todo, de cómo resolver los temas que se nos presentan a diario pero de una manera diferente. Es algo intenso y necesario, pues no solo las empresas para las que trabajamos deben exigir que siempre lo hagamos, sino que nosotros mismos nos debemos exigir hacerlo.

Entrenamiento continuo: esas dos palabras juntas son realmente increíbles. Primero piensen cómo nos pueden llevar a cada uno de nosotros a niveles de conocimiento que anteriormente no manejábamos. Luego piensen en el efecto positivo que éste nuevo aprendizaje puede tener en las organizaciones donde trabajamos o en las sociedades en donde vivimos. Y luego piensen en lo provechoso que sería para un país que una gran cantidad de sus ciudadanos entren en un proceso continuo de mejoramiento personal y profesional. Son temas que están presentes en todas aquellas economías, empresas y países en donde se pueden apreciar continuamente avances en la ciencia, la investigación, el crecimiento y el desarrollo.

Es, en pocas palabras, algo que se inicia solo con la intención de cada uno de nosotros de seguir aprendiendo algo nuevo todos los días y tratando de que con éste nuevo aprendizaje podamos aportar nuestro pequeño grano de arena a un mejor porvenir para todos.

Esta es la carrera que tenemos por delante todos los días, desde que salimos de la universidad o el instituto técnico donde estudiamos, dándonos cuenta, además, que ésta es la mejor y única manera de mantenernos al día con los avances y desarrollos que tenemos disponibles a diario. Estudien, lean, investiguen, pero con la única condición de hacerlo todos los días.

Seguiremos motivando. LV

sábado, 9 de marzo de 2013

Con la mirada en el Futuro


Hoy comenzamos una nueva etapa de la vida del país donde estamos cada vez más comprometidos a prepararnos, a mejorar individual y colectivamente, a esforzarnos y a trabajar más, con más dedicación y esfuerzo, con el optimismo y la Actitud necesarios para lograr alcanzar el desarrollo continuo de nuestra Nación.

Mi paso por la Franquicia Venezolana

Como alguno ya saben, el año pasado publique mi primer libro sobre franquicias, el cual titulé Motivando al Futuro Franquiciado. Este fue el resultado de más de una década de ir posponiendo una idea, la de escribir el libro, que me decidí a publicarlo luego por mi cuenta en el 2011.
 
A raíz de ello, en noviembre del año pasado me contactaron de la Cámara Venezolana de Franquicias, PROFRANQUICIAS, con la finalidad de que les hablara un poco sobre el tiempo durante el cual fui Director de la Cámara, lo cual fue entre los años 2000 y 2003. Esto dio paso a un artículo que llamé, Mi paso por la Franquicia Venezolana.
 
Les mando el link a un artículo que publique en la revista digital de la Cámara de Franquicias de Venezuela, Profranquicias On Line.
 
 
Espero les guste. El link para toda la edición es
 
 
Saludos y EXITO,
LV