domingo, 28 de abril de 2013

Escribiendo sobre curiosidades

Una de las cosas que no hacemos hoy en día es preguntarnos por qué, ser curiosos o usar mejor nuestra mente. Si bien tenemos en nuestras manos la mayor cantidad y disponibilidad de información que haya existido en la historia de la humanidad, cada vez son menos los que saben, aprenden y conocen sobre muchos aspectos importantes, incluyendo temas de cultura, historia, arte, eventos importantes y otros. No es que debamos aprender fechas o lo que pasó en ellas; en realidad es llegar a saber cuál fue el significado que estos eventos tuvieron o siguen teniendo en lo que la humanidad es hoy en día. Hace unos 20 años hicieron una encuesta de cuál era el producto que más importancia había tenido en el desarrollo de la humanidad. Y me imagino que su reacción al leer esto será la misma que yo tuve en aquel momento, dado que los encuestados incluyeron el cepillo de dientes dentro de los inventos más importantes. Algunos podrán decir que eso no es cierto, que más bien deberíamos pensar en las computadoras, la rueda, en el teléfono, en la luz, la imprenta o en otros inventos. Pues en realidad, lo que debemos es darnos cuenta que mucho de los inventos que se crearon para ayudar a la salud e higiene de la especie humana fueron los que le dieron al hombre una mayor longevidad, una mejor calidad de vida y con ello la posibilidad de hacer más y novedosos inventos. A manera de ejemplo, el promedio de vida de la gente en la edad media, era tan solo de 31 años y que poco a poco los instrumentos que se fueron creando, el desarrollo de la ciencia y la medicina ayudaron a que el ser humano cada vez pudiera vivir más. Cabe señalar que la edición de la revista National Geographic de mayo 2013 tiene en su portada fotos de bebés con la siguiente afirmación: “this baby will live to be 100”[1]

Y digo esto pues a veces uno se deja de hacer preguntas, toda clase de preguntas; y de eso solo nos damos cuenta cuando llegamos a ser adultos, ya que especialmente los niños, hacen pregunta continuamente. En algún momento lo dejan de hacer, pero es nuestra responsabilidad hacer que no solo ellos las sigan haciendo sino de igual manera nosotros como adultos. Preguntas del porqué de las leyendas de los siete mares, o cómo funciona el teléfono, o a quien se le ocurrió comenzar a probar las frutas de los árboles para determinar cuáles de ellas eran venenosas o no (y con el riesgo que eso traía). Cuando Henry Ford diseñó y fabricó el primer modelo de automóviles hecho en una línea de producción, el Modelo T de Ford, le reclamaban por qué había hecho esa cosa tan “fea” para aquella época y por qué no le había preguntado a la gente lo que ellos querían. Y su respuesta fue la que solo a un genio puede dar: “Si les hubiera preguntado a la gente lo que querían, me hubieran contestado que querían un caballo más rápido”. Recuerden que estamos hablando del año 1908.      
Hoy en día nos preguntamos cosas diferentes; o no nos peguntamos cosas diferentes. En realidad, hoy no nos hacemos muchas preguntas, cuando deberíamos más bien aprovechar las facilidades que nos dan las nuevas herramientas tecnológicas que tenemos a nuestra disposición, para aprender y saber más acerca de las cosas y es por eso que he titulado este artículo Escribiendo Curiosidades. ¿Quién sabe de dónde viene el nombre del Planeta Tierra o cuando se le puso ese nombre?; ¿Quién entiende en realidad el efecto que causa que podamos ver a un arcoíris?; ¿Qué significa un año luz?; o, ¿por qué una milla en la tierra es diferente a una milla náutica?; y, ¿no es una milla igual a la otra?; ¿Cuando dejó la sanación de las personas de ser un milagro según se decía y pasó de curar mientras se rezaba por el enfermo a que el proceso de sanación fuera una ciencia con la que se desarrolló la medicina como la conocemos hoy en día?; ¿A qué distancia queda el horizonte?; o, ¿Qué animal puede pasar toda su vida sin beber agua?
Sé que a veces muchas de las preguntas que nos hacemos no tienen ninguna relevancia para nuestras vidas; en otras ocasiones, preguntarnos cosas interesantes nos puede llevar a nuevos descubrimientos. Si no, pregúntenle a Colón, Magallanes, Carlo Magno, Charles Darwin o tantos otros aventureros quienes preguntándose cosas como lo que había del otro lado del océano o tratando de entender cómo evolucionaron las especies consiguieron traernos a donde estamos hoy en día. A veces como dije, estas cosas no nos van a hacer mejores o más habilidosos en nuestros trabajos, pero con ello solo quiero transmitirles que es necesario que continuamente nos hagamos las preguntas que nos ayuden a buscar esas respuestas que a veces necesitamos. Sé que no las vamos a conseguir todas; sé que muchas veces las preguntas no nos llevarán a ninguna parte; pero a veces encontraremos una pequeña respuesta que nos puede iluminar el camino (y aquí le podríamos preguntar a Thomas Alva Edison.
El Diccionario de la Real Academia Española nos define la palabra Curiosidades[2] como (a) el deseo de averiguar alguien lo que no le concierne y (b) cosa curiosa o primorosa. Y en eso de averiguar obviamente los niños nos ganan, lo que nos quiere decir que cuando nos convertimos en jóvenes y adultos debemos siempre tratar de seguir siendo curiosos. El científico inglés, Robert Hooke[3] (1653 - 1703), uno de los científicos experimentales más importante de la historia de la ciencia, estimó en aquella época que la mente era capaz de contener 3.155 millones de ideas. Según los estudios científicos recientes, la mente humana puede generar unos 70.000 a 80.000 pensamientos por día. Ahora la pregunta es, ¿qué hacemos con ellos? De muchos ni nos damos cuenta; otros los dejamos para más tarde; de otros ni nos acordamos y al final del día solo actuamos en un 1% de estas ideas o pensamientos que al final, son nuestras actividades diarias. Y esa actividad creativa va disminuyendo con el tiempo, a medida que comenzaos a hacer las cosas de una manera más rutinaria. Los invito a pensar, a ser curiosos, a innovar e investigar y a que siempre tengamos una mente cada vez más activa.
“The important thing is not to stop questioning. Curiosity has its own reason for existing”
Albert Einstein


Seguiremos motivando. Luis Vicente

viernes, 19 de abril de 2013

Motivando a Nuestros Equipos

Uno de los temas claves hoy en día en cualquier empresa u organización es cómo hace uno para motivar a los equipos de trabajo. Un reto nada fácil sobre todo cuando estamos en una era digital que permite muchas más distracciones dada la cantidad y variedad de equipos móviles, cuando las empresas en realidad están expuestas a un mayor desinterés por parte del empleado y, adicionalmente, el aspecto noticioso de cada país o a nivel mundial es mucho más amplio por lo que estamos rodeados de mayores distracciones todos los días. En pocas palabas, hoy en día es muy fácil perder el tiempo.

Digo esto pues a pesar de lo anterior, las empresas, organizaciones, escuelas, municipios o cualquier tipo de ente donde se trabaje con grupos o equipos de trabajo, debe seguir funcionando; es más, el trabajo se debe seguir haciendo y con las herramientas que a veces se dispone hoy en día, no hay razón para que el equipo de trabajo no funcione. Mucho se ha escrito sobre el tema. Ultimamente se han generado una gran cantidad de  ideas, artículos y libros, además de que la Internet está llena de recomendaciones para mejorar el trabajo en equipo, pero aun así no lo hacemos. Y esto sucede pues no hay una única y verdadera forma o manera para lograr motivar a la gente, que es quien forma éstos equipos de trabajo. Y entonces, ¿qué hacer?; Si bien la respuesta no es sencilla, trataré de resumir parte de lo que ha sido publicado recientemente.

Para empezar, debemos nosotros mismos formar parte del equipo. Con ello quiero decir que debemos entender las necesidades el equipo, sus tareas, las herramientas de trabajo que disponen y saber bien lo que se espera como resultado. Si bien algunos pueden estar dirigiendo equipos de trabajo no solo en sus oficinas sino inclusive a veces a lo largo de varias ciudades o países, debemos tener cuidado que nuestro equipo tenga realmente lo que necesite, sin contar que se le haya asignado el tiempo suficiente para la realización de su trabajo.

En segundo lugar, lo que hoy se exige a nivel de las relaciones personales en las empresas ha cambiado la manera de trabajar todos los días. Por ello, ahora el equipo de trabajo debe tener un toque más personal por parte de quien los dirige. Cada persona es diferente, cada quien se comporta de manera distinta y eso hace que quienes dirijan a equipos de trabajo deban estar pendientes de las personas que lo forman y más aún, cada vez es más común que en la empresas se lleven a cabo estudios del tipo de personalidad del trabajador para ver de qué manera logra hacer más eficiente su trabajo. Hay muchas herramientas que se utilizan para ello y lo más importante aquí es que entendamos cómo se van a integrar entre ellos los diferentes miembros del equipo. Sabemos que hay gente que habla, otros que escuchan, otros que están siempre detrás de la acción viendo, mientras hay otros quienes asumen el liderazgo desde el mismo primer momento. Esto solo es señal que cada individuo, cada miembro del equipo, se comporta de una manera diferente y poco a poco va a ser responsabilidad del jefe, gerente o dueño de empresa entender la personalidad de las personas que trabajan diariamente con ellos.
Por otro lado debemos tratar de conocer un poco más a fondo a nuestro personal. No quiero con esto que se entienda que ahora vamos a tener una especie de vecindad en la oficina donde todos conocen lo que le pasa a los demás. Por el contrario, lo que hablo aquí es de un trato más personal e individualizado, tratando de entender las necesidades de los miembros del equipo. Hablando con ellos diariamente, conversando, conociendo sobre sus familias o sus preocupaciones, entendiendo sus necesidades y sus hobbies, o saber que leen para llegar a tener una conversación interesante sobre temas de actualidad. Son situaciones diferentes para algunos de nosotros pero que comienzan a tomar importancia a la hora de solicitar un trabajo eficiente y de calidad. ¿Cuándo fue la última vez que invitaron a almorzar a sus equipos de trabajo?

Hay varios mecanismos que se están utilizando hoy en día como elementos motivadores en el trabajo. Entre ellos tenemos, por ejemplo, cursos y seminarios, dictados a veces por gente externa pero en ocasiones por miembros del propio equipo que conozcan de algún tema en particular - esto es un gran motivador; hacer sesiones especiales de integración de los equipos, para lo cual existen facilitadores o coordinadores de actividades que logran sacar a la persona de su ambiente diario y ponerlos a pensar en temas diferentes; y aunque sencillo, algo muy especial es el reconocimiento que se le da a la persona o al equipo por un trabajo bien logrado, por un esfuerzo realizado o por un logro alcanzado. Un simple “gracias por el trabajo” puede hacer grandes diferencias.  
Cualquiera que sea la situación de la empresa, hoy en día como gerentes, dueños, líderes de la comunidad o simplemente miembros de un equipo, debemos siempre estar pendientes del aspecto motivacional que impulsa el buen trabajo y la generación de nuevas ideas. Lograr integrar a las personas debe ser una especie de meta diaria para cada uno. Todos somos miembros de algún equipo, bien sea en la oficina, la iglesia, el equipo deportivo con el cual jugamos o inclusive, nuestras propias familias. Debemos por ello darnos cuenta que todos, miembros, colaboradores o directores de un equipo, somos parte integral de los mismos, estamos obligados a trabajar por nuestro equipo y la gente que lo conforma y por ende, debemos ocuparnos sobre su motivación. El simple hecho de los términos que se utilizan ha venido cambiando. Para los que tenemos algunos años trabajando, cada uno de nosotros era un trabajador; hoy en día somos más bien  colaboradores. Y cabe señalar que hay empresas que van más allá, como Disney, que llama a todos sus empleados Cast Members 

Al final, debemos motivar continuamente. A veces no nos saldrá bien, pero lo importante es tratar y mejorar, y hacerlo de una manera sincera, no solo por hacerlo. Así lograremos que ese miembro de nuestro equipo se sienta más especial, mejor identificado con nosotros y con el trabajo que debemos llevar a cabo y, sobre todo, cada vez más motivado.

Seguiremos motivando!. LV

lunes, 15 de abril de 2013

COMENZANDO LA RECUPERACIÓN

Aquí debo comenzar con una pregunta: ¿cuántas veces debemos levantarnos luego de cada caída? La respuesta va a variar dependiendo básicamente del estado de ánimo de cada persona, mas sin embargo hay una sola respuesta posible y definitiva ante esta delicada situación. Y aquí, esa respuesta es: TODAS LAS QUE SEAN NECESARIAS. Sin más ni menos; eso es lo que hay que hacer. ¿Por quién más sino por nosotros, nuestros hijos y por quienes dependen de nosotros? Pues debemos levantarnos todas las veces que sea necesario levantarse para seguir hacia adelante construyendo y defendiendo nuestro futuro.

Obviamente no es fácil, algunos dirán que no es ya posible, pero es aquí donde cada uno de nosotros debe pensar en nuestro futuro personal y profesional, pensar en nuestras familias, pensar en el futuro que debemos y estamos obligados a seguir descubriendo y preparando para quienes nos rodean, especialmente nuestros jóvenes, que son el futuro en sí mismo, que tienen toda su vida por delante.

Hace poco escribía sobre las oportunidades y que debemos buscarlas para saberlas aprovechar. Hoy les digo que puede que aquellas oportunidades hayan cambiado, pero igual nos vendrán nuevas oportunidades que tendremos que ver y analizar, para eventualmente tomarlas y aprovecharlas. Que no nos vemos haciéndolo luego de tan fuertes caídas tan consecutivas y tan duras? Puede ser, es humano. Pero será nuestra obligación hacerlo ya que no nos podemos quedar caídos en el suelo. Un bebé se levanta mil veces hasta que logra aprender a caminar. Un boxeador que lo tumban, se para de la lona para seguir luchando. Un guerrero, un dueño de negocios, un político, un luchador social debe prepararse para ello, y al caer solo le queda la posibilidad de levantarse, no de darse por derrotado. Pues lo mismo le toca a una sociedad y a un país entero. Hemos visto países recuperarse luego de eventos naturales devastadores; hemos visto continentes enteros desarrollarse luego de largas y durísimas guerras; hemos visto como sociedades enteras han luchado para defender su libertad. Hemos visto y seguimos viendo ejemplos de salir adelante en una persona que por ejemplo, tuvo un ataque al corazón; lo hemos visto en equipos de trabajo o en equipos deportivos que luego de una mala racha comienzan a dar los resultados esperados; lo hemos visto en comunidades y en países enteros que luego de las más serias dificultades han decidido salir adelante. Lo hemos visto mucho; ahora nos toca hacerlo nosotros. Es parte de nuestra responsabilidad como ciudadanos.  

Hagámoslo por nuestro futuro.
 
“Defeat is not the worst of failures.”
George E. Woodberry

“No seguir tratando será nuestro peor fracaso”
LVGG

 

viernes, 12 de abril de 2013

Yo Quiero un Nuevo Pais!


En febrero 2010 comencé a escribir de nuevo, luego de algunos años de ausencia de estas letras. En ese momento no tenía la audiencia y los contactos que tengo hoy en día y muchos de ustedes pueden no haber visto ese primer artículo del 2010. El artículo se tituló: “Yo quiero un nuevo País”.

En estos días de tantas actividades, cuando hace poco Leonardo Padrón leyó en un bello Acto su discurso Se Busca Un País, y cuando nos disponemos a elegir entre un modelo de tanto tiempo y un modelo de progreso y futuro, me acordé de ese primer artículo que lamentablemente sigue teniendo vigencia hoy en día.

Por ello se los reenvío para compartir con ustedes este sentimiento de que las cosas si se pueden hacer bien, todo se puede mejorar y que en definitiva, si podemos tener un País con Futuro. Por eso, sigo buscando un Nuevo País.

Saludos a todos,
LV
 


Yo quiero un nuevo país
10-02-2010

YO QUIERO UN NUEVO PAIS.  UN PAIS CON PRESENTE PERO MAS AUN, UN PAIS CON FUTURO.

QUIERO UN PAIS LIBRE, DONDE UNO PUEDA ANDAR LIBREMENTE SIN MIEDO DE SER ATRACADO, SI MIEDO DE SER ASESINADO O SECUESTRADO.

YO QUIERO UN PAIS DONDE MIS HIJOS PUEDAN CRECER CON SEGURIDAD, ESCOGER LO QUE QUIERAN ESTUDIAR, DONDE LO QUIERAN ESTUDIAR Y QUE LUEGO QUE PUEDAN ESCOGER DONDE QUIERAN TRABAJAR.

QUIERO UN PAIS CON LUZ, DONDE UNO PUEDA TRABAJAR DE NOCHE, OIR MUSICA O VER TELEVISION SIN MIEDO A QUE NOS PONGAN MULTAS POR AUMENTAR NUESTRO CONSUMO ELECTRICO.

YO QUIERO UN PAIS EN DONDE EL AGUA NO SEPA A TIERRA Y QUE CUANDO ABRA EL GRIFO, EL AGUA NO SALGA MARRON SINO TRANSPARENTE COMO DEBE SER.

YO QUIERO UN PAIS DONDE NO HAYAN ODIOS NI RENCORES, DONDE LA GENTE NO SE MATE ENTRE ELLOS, DONDE HAYA RESPETO POR LA LIBERTAD.

YO QUIERO UN PAIS EN DONDE NO NOS LEVANTEMOS CADA DIA PENSANDO EN QUE NUEVA EMPRESA O NEGOCIO VA A SER EXPROPIADO O ARREBATADO DE LAS MANOS DE ALGUIEN, Y MENOS PENSAR QUE ESE ALGUIEN PUEDE SER ALGUN FAMILIAR, UN AMIGO O UN CONOCIDO.

YO QUIERO UN PAIS EN DONDE LA EDUCACION SEA LIBRE, MODERNA Y PROGRESISTA, EN DONDE LA CULTURA SEA LIBRE Y AL ALCANCE DE TODOS, DONDE UNO PUEDA IR A LOS MUSEOS O A LOS CONCIERTOS SIN MIEDO, DONDE UNO PUEDA DISFRUTAR DE LAS GRANDES COSAS QUE EXISTEN EN EL MUNDO Y QUE HOY EN DIA NO PUEDEN VENIR A NUESTRO PAIS O BIEN POR EL COSTO O BIEN POR EL MIEDO QUE PUEDAN TENER LOS EMPRESARIOS EN TRAERLAS.

QUIERO UN PAIS EN DONDE YO PUEDA DECIDIR EN QUE GASTAR O INVERTIR MI DINERO Y NO VER, POR EL CONTARIO, COMO LO POCO QUE TENEMOS VA PERDIENDO CADA VEZ MAS SU VALOR.

QUIERO UN PAIS CON TRANQUILIDAD Y PAZ, ALGO QUE NO HEMOS TENIDO EN MUCHO TIEMPO.

QUIERO UN PAIS EN DONDE NO VIVAMOS EN LA SOSOBRA DIARIA, SIEMPRE LEVANTANDONOS CON PESADILLAS, SIEMPRE PENSANDO EN QUE ALGO NOS PUEDE PASAR O TENIENDO QUE VIVIR “ALERTAS” ANTE TODA SITUACION. UN PAIS EN EL QUE NUESTROS HIJOS PUEDAN IR A FIESTAS Y NO SER ATRACADOS O ASESINADOS A LA SALIDA DE LAS MISMAS POR GENTE INESCRUPULOSA QUE SOLO LO HACE POR ODIO O QUIEN SABE SI HASTA POR NECESIDAD.

QUIERO UN PAIS EN DONDE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN NO ESTEN DESAMPARADOS, NO ESTEN AUTOCENSURADOS Y DONDE NOSOTROS PODAMOS CONTAR CON INFORMACION VERAS, CORRECTA Y AL MOMENTO EN QUE OCURRA.

QUIERO UN PAIS QUE NOS PERMITA DISFRUTAR LAS NOCHES EN FAMILIA Y NO ESTAR - COMO HEMOS ESTADO ULTIMAMENTE - PENDIENTES DE QUE NUEVA LOCURA O NOTICIA VAN A DECIR A ALTAS HORAS DE LA NOCHE QUE NOS VAYA A PERJUDICAR AUN MAS NUESTRA YA COMPLEJA Y COMPLICADA MANERA DE VIVIR.

EN RESUMEN, QUIERO UN NUEVO PAIS, LIBRE, EN PAZ, CON SEGURIDAD, PERO SOBRE TODO CON FUTURO. NO SE DONDE QUEDA ESE PAIS, PERO ESTOY SEGURO QUE SIENTO QUE NO ES EL PAIS EN EL QUE ME ENCUENTRO ACTUALMENTE Y POR ESO LO QUIERO CAMBIAR.

POR ELLO QUIERO UN FUTURO PARA MI FAMILIA Y PARA MIS HIJOS Y QUIERO UN FUTURO DIFERENTE PARA MI PAIS……….

EN FIN, YO QUIERO UN NUEVO PAIS.  OJALA LO PODAMOS ENCONTRAR!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

lunes, 8 de abril de 2013

Comunicándonos de Manera Efectiva

En días recientes leí un artículo interesante que hablaba de los hábitos de la comunicación y el autor dedicaba gran parte del mismo a discutir y argumentar el porqué hoy en día la gente se comunica menos. Su conclusión fue que la gente cada vez escucha menos. Y mi pregunta es, ¿será esto una nueva tendencia o algo que ya viene desde hace años? Tan solo un ejemplo, ¿cuántos nos recordamos del nombre de una persona luego del momento de cuando nos presentan? Algunos dirán que había mucho ruido, otros dirán que dijeron sus respectivos nombres al mismo tiempo. La verdad es que más del 70% de las personas no se recuerdan ni siquiera del nombre de las personas que acaban de conocer y eso demuestra una mala comunicación.

Desde que somos pequeños nos tratan de enseñar (aunque no lo queramos aprender) a ser buenos escuchando a los demás, a dedicar tiempo a oír, a inclusive entender lo que los demás nos quieren decir. Ahora bien, ¿qué es la comunicación? El Webster’s Dictionary indica en una de sus definiciones que comunicar es the act or an instance of communicating; the imparting or exchange of information, ideas, or feelings[1] Una traducción ligera indicaría que comunicar es el acto de comunicar o el intercambio de información ideas y sentimientos. En otro artículo leí que comunicar es: “To impart knowledge, to reveal, to give information, either by words, signs or signals, as to communicate intelligence, news, opinions.” Esta opinión nos indica que comunicar va más allá de decir y escuchar, sobre todo cuando se convierte en el “Acto” de impartir conocimiento y de revelar nueva información.

Hoy en día hay una grandísima cantidad de información diaria a nuestro alcance,  pues  la cantidad de noticias y eventos que ocurren son transmitidas a lo largo y ancho del planeta. Por otro lado tenemos una mayor cantidad de posibilidades en nuestras manos, dado el mayor desarrollo tecnológico del que disponemos, no solo en lo que son las telecomunicaciones, sino además en toda clase de novedosos aparatos (o gadgets) que nos permiten comunicarnos de maneras impensables solo hace pocos años. Y lo interesante aquí es el hecho de que todos estos nuevos desarrollos nos permiten comunicarnos casi de manera instantánea con personas en otros lados de nuestra ciudad, nuestro país o en el mundo. Y a hora viene la pregunta importante: ¿lo hacemos?; inclusive, con tantos avances y desarrollos la pregunta sería: ¿Y nos comunicamos mejor? La verdad es que en la mayoría de los casos fallamos en nuestras comunicaciones personales, en nuestra forma de comunicarnos con los demás, en la manera de transmitir nuestros pensamientos y nuestras opiniones y en la manera que hoy en día manejamos la información.

Pero y ¿qué es una comunicación efectiva? Aunque de manera muy sencilla, es todo aquello que nos permita comunicarnos instantáneamente con todas las personas a nuestro alrededor y de una manera efectiva. Aquí hablamos de habilidades, de técnicas de comunicación, de saber interactuar de una manera eficiente y sobre todo, en tratar de crear una buena y excelente relación con las personas con quienes nos relacionamos. Todos debemos en algún momento de nuestras vidas aprender a comunicar. Y una vez lo sepamos hacer, debemos continuamente buscar nuevas y mejores formas de hacerlo.

En el mundo actual de la información, recibimos, procesamos, retenemos e interpretamos una grandísima cantidad de información todos los días. Sin embargo, debemos entender que una comunicación efectiva va mucho más allá de saber intercambiar esta información, ya que debemos por una parte saber expresarnos para transmitir lo que conocemos, debemos escuchar para entender lo que los demás nos quieren decir y debemos en cierta forma, entender no solo lo que nos quieren decir sino además, entender el cómo nos los informan, ya que hoy en día los sentimientos forman parte de nuestras comunicaciones diarias. Una comunicación efectiva puede mejorar las relaciones en el ámbito laboral, personal o familiar. Una comunicación efectiva puede mejorar el desempeño de los equipos de trabajo, los procesos de liderazgo, el entender el cómo se solucionan los problemas que enfrentamos diariamente y, sobre todo, haciéndolo de una manera donde se genere confianza, donde se genere una buena actitud y sobre todo, teniendo una comunicación abierta con los demás.

Si bien entrar en detalle será tema de futuros artículos, la mayoría de los escritores sobre el tema coinciden que una comunicación efectiva tendrá una serie de elementos o características entre las cuales podemos mencionar:

  • escuchar bien,
  • entender que la comunicación no es solo verbal sino que incluye aspectos relacionados con el movimiento o reacciones de nuestro cuerpo,
  • tener la paciencia suficiente para escuchar y entender a los demás,
  • comunicarnos de una manera consistente,
  • tener claridad en nuestro mensaje,
  • tratar a todos por igual,
  • entender y conocer las emociones de los demás,
  • practicar y desarrollar nuestras buenas habilidades comunicacionales,
  • tener claridad en lo que comunicamos.

Una buena manera de comunicarnos es mediante el uso de uno o varios de los elementos mencionados anteriormente, y debemos darnos cuenta que una comunicación efectiva es algo que se aprende y desarrolla en el tiempo, ya que la mayoría de las personas no lo sabemos hacer sino que lo hemos tenido que aprender; y es algo además que requiere de mucha práctica para que se haga de una manera eficiente, buena y efectiva. Y lo más importante de todo al final, es que todos debemos ser espontáneo en su forma y manera de comunicarse y al momento de hacerlo. Traten de hacerlo mejor cada vez y obtendrán buenos resultados.