miércoles, 28 de octubre de 2015

Y llega la Serie Mundial 2015!

El mes de octubre en el mundo del béisbol se caracteriza por ser un mes muy intenso, de grandes emociones, con mucho suspenso y que culmina con el triunfo de una excelente escuadra. Si bien es cierto que ha habido equipos que se han superado a lo largo de los años, el llegar a los playoffs y luego pasar a la Serie Mundial es sinónimo de alcanzar un altísimo nivel de excelencia.

Este año hemos visto en el béisbol de las grandes ligas hazañas verdaderamente asombrosas. Dos equipos de un mismo estado llegan al playoff, cosa que no tiene mucha relevancia, a no ser que fue en Texas cuando por primera vez en la historia los Astros y los Rangers fueron a un mismo playoff en la Liga Americana; el pitcher Max Scherzer de los Nacionales de Washington lanzó dos juegos no-hit no-run en un mismo año para convertirse en tan solo el sexto pitcher en lograrlo en la historia. Los Astros de Houston se propusieron a crecer su roster y tuvieron además de las figuras de José Altuve y Luis Valvueva, a Carlos Correa como fuerte candidato al premio Novato del año. Y hoy vemos con grandes posibilidades al pitcher Dallas Keuchel (Astros) candidato del Cy Young por la Americana y a Zack Greinke (Dodgers) en la Nacional.

Y es que vemos como la sumatoria de pequeñas cosas hacen una gran diferencia. Eso es lo que sucede a lo largo de una temporada de 162 juegos donde debe haber un gran foco, metas bien establecidas, planes y estrategias definidos y por supuesto mucho entrenamiento continuo; vemos un gran trabajo de parte de todos los coaches del equipo dirigidos - en la mayoría de los casos - por un manager que se identifica no solo con su equipo y sus jugadores sino además debe hacerlo con el equipo gerencial de su organización. Y todo ese equipo, manager incluido, en conjunto es el que se identifica con su fanaticada.

Lo mismo pasa en las empresas y no solo en los 162 juegos de una temporada. Es durante todos los juegos que jugamos los 365 días del año, de manera continua, entrenando a nuestro equipo, planificando nuestra estrategia, definiendo las metas y midiéndolas de manera continua. Un trabajo que no se acaba y que se basa en una Visión compartida con todos los colaboradores. Y quizás no tengamos que jugar en la Serie Mundial; pero quizás si lo hacemos. Y ¿dónde? en el mercado en el que nos desempeñamos, en el entorno en el que nos movemos, en el mundo corporativo en el que convivimos.

Porque de eso se tratan las temporadas en el béisbol y de esto se trata el éxito empresarial:

1.   Desarrollando un sistema de ligas menores desde el cual vamos formando el talento del futuro;
2.   Dando un entrenamiento continuo a los jugadores (nuestro personal) que nos permita siempre desarrollar su verdadero potencial;
3.   Estableciendo metas claras y un mecanismo que nos permita hacerle seguimiento a nuestro rendimiento;
4.   Revisando el desempeño de todos y cada uno de los miembros del equipo con la finalidad de guiarlos a que nos ayuden a seguir creciendo y desarrollándonos; y,
5.   Trabajar de forma continua en alcanzar esa visión y propósito que nos hemos trazado.

Es muy importante ver que el llegar a la Serie Mundial ha requerido de muchos años de preparación, desarrollo, esfuerzos y grandes retos. Hoy vimos a los Reales de Kansas City vencer a los Mets de Nueva York en el segundo juego de la Serie Mundial. Y, ¿Quién será el ganador? Será el que gane cuatro de siete juegos. Todo eso se logra mediante la sumatoria de todas esas pequeñas cosas que ocurren en el campo de juego, en las oficinas, en los gimnasios y en las sesiones de estrategia. Es todo lo que nos da el empuje y la energía necesarios para seguir adelante. Los ganadores llevan su triunfo muy adentro por el resto de sus vidas. Para los que no ganaron, queda la satisfacción de haber llegado más lejos que la temporada anterior; aunque se nos presenta un enorme trabajo - el auto evaluarnos - para entender que nos pasó y cómo podemos mejorar para esa próxima temporada.

Para las empresas esa próxima temporada es mañana o la semana o el mes que viene; es el nuevo cliente que debemos conseguir o el producto que debemos mejorar. Por ello el cambio es permanente y la mejora debe ser continua. El entrenamiento, las metas y planes, las acciones a tomar, el desarrollar el potencial de nuestros jugadores o colaboradores son actividades que nunca paran, ni para las empresas ni para los equipos quienes desde el receso invernal, ya comienzan a trabajar en todo lo que tienen que cambiar para tener una mejor temporada el próximo año.

Y llegada la Serie Mundial de las grandes ligas, ya vemos a los dos mejores equipos, uno de cada liga, luchando y definiendo estrategias para alcanzar el trofeo que los defina como los mejores. Nos quedan pocos días para que se termine la Serie Mundial. Falta mucho por ver, emociones por vivir y decisiones por tomar. A quienes siguen jugando les llegó el momento de tomar las acciones y ejecutar de una manera impecable. Para los demás, hay mucho que aprender, cambiar o corregir para seguir mejorando el próximo. Y eso se hace mejor con la ayuda de un coach, una persona que desde fuera de la organización ve las cosas de una manera más objetiva. Y es así como se crece más y mejor. Ese es el trabajo de alguien que busca mejorar el desempeño deportivo y gerencial.


Ya es octubre, mes de los playoffs y la serie Mundial. Vamos al ganador. Y cuando nos damos cuenta que nuestras empresas ya juegan en las grandes ligas, nos debemos decir de esa misma manera: de manos de nuestro coach, vamos al ganador.

viernes, 16 de octubre de 2015

'Credo Personal', por César Yacsirk

Siempre buscando temas que nos motiven e inspiren, un amigo y profesor de Psicología Positiva (y actual profesor mío) me invitó a que leyera su Blog http://psiposorganizacional.blogspot.com/

La verdad es que además de interesante por los artículos y explicaciones que allí da, me pareció muy oportuno preguntarle si podía yo publicar en este blog uno de sus artículos. Me siento muy alagado de que me lo haya permitido y con mucha alegría comparto con ustedes uno de sus artículos que más me llamó la atención: su "Credo Personal".

Para una persona como yo que creo en la MAGIA personal, gerencial y empresarial, me agrada mucho ver como una gran cantidad de personas siguen generando ideas positivas y de muchas maneras creen y ayudan a divulgar algo que para mi es muy optimista e inspirador:


"el que todos tenemos un enorme potencial con el que podemos alcanzar 
todo lo que nos propongamos."

Gracias a Cesar Yacsirk por su Credo Personal  y por permitirme compartirlo con mis lectores.

Seguiremos Motivando, Luis Vicente


Credo Personal



Creo en Dios sin saber porque, solo creo, pero decidí no dejarle el trabajo que me corresponde.



Creo en la magia y he recibido magia en mi vida, pero prefiero ser mago y enseñar a hacer magia. La obligación del mago es ocultar la mecánica de la ilusión, el observador descubrirla y ambos en no divulgarla. Pero ambos cómplices en ser magos.



Porque la magia es sentirla y hacerla sentir. El famoso ilusionista "Rene Lavand" contaba que nunca olvidará la mirada de ternura, dicha, ilusión y asombro de un niño de 11 años al cual le hizo un efecto mágico con un trapito rojo. Ese niño era ciego, había visto con los ojos del alma.



Creo que hay mucho que aprender aún. Ni viviendo tres, cuatro, diez vidas, sin poder poseer todo el conocimiento existente. Sin embargo, estudiar cocina no me hace Chef o estudiar fotografía me hace Fotógrafo. 



Conocer mis fortalezas y su impacto sobre el bienestar. Valorar la importancia del "humor" en mi vida y en mi trabajo. Perdonar y practicar la Gratitud es importante.



Sin embargo, solo cuando práctico lo que aprendo y lo hago una extensión de mi persona, es cuando puedo asirme de un título. La promoción del bienestar implica esto.



Creo que la suerte existe y que trae escondido siempre grandes aprendizajes y responsabilidades. Sin embargo, no creo buena idea dejar en el azar las cosas importantes de mi camino.



Creo en las debilidades como parte de la escena, pero no creo en ellas como buen punto de partida. Por otra parte, creo en las fortalezas por ser con lo que cuento, por eso enseño lo que enseño



Creo en lo etéreo sin querer dejar de ver lo concreto y lo concreto sin dejar de ver al cielo.

jueves, 8 de octubre de 2015

Una semana Nobel!

Estamos en una semana maravillosa: la semana en la cual se anuncian los ganadores de los Premios Nobel. 

La historia de Alfred Nobel es una historia llena de retos y oportunidades, desde las amenazas generadas por su mayor invención – como lo fue la pólvora – hasta el camino que lo llevó a dejar ese gran legado que hoy anticipamos y celebramos en todos los rincones del planeta.

Hace unos años, mi esposa, hijos y yo visitamos el Museo Nobel, ubicado en la espectacular ciudad de Estocolmo, Suecia. Pasamos horas leyendo las historias de los diferentes ganadores, escuchando las distintas conferencias que allí se presentan y, sobre todo, teniendo la oportunidad de leer acerca de la vida de las personas que han generado cambios, que han logrado cosas inimaginables, que han hecho y siguen haciendo una gran diferencia en nuestras vidas.

Todas estas personas han logrado alcanzar cosas muy diferentes, creando, innovando, pensando distinto y haciendo nuevas cosas en una gran variedad de áreas que existen en nuestro mundo. Algunos crearon teorías que luego fueron probadas; otros se basaron en estudios previos de investigadores y científicos inclusive en otras ramas de la ciencia, la medicina, la literatura.

Crear, crecer e innovar son el resultado de grandes esfuerzos; son hechos que en la mayoría de los casos surgen como resultado de años de investigación, publicaciones y más estudios. Y muchos de sus hallazgos han servido para seguir explorando y evolucionando en todos esos temas que afectan a la humanidad.

Con ellos vemos algo muy especial: que sí hay esperanza, crecimiento y oportunidades. 

Si bien es cierto que existen dificultades o tropiezos, en muchas ocasiones ellas nos empujan a seguir hacia adelante, corrigiendo nuestro rumbo. La vida es un cúmulo de oportunidades que aprovecharemos mucho más si decidimos enrumbarnos en el proceso de mejoramiento continuo.

Felicitaciones a quienes con su trabajo, esfuerzo y apoyo de sus equipos excepcionales esta semana serán galardonados con el Premio Nobel. Serán justamente reconocidos.

jueves, 1 de octubre de 2015

Luis Vicente Garcia, Key-note Speaker at the United Nations!

Estimados amigos

It is my real pleasure to share with you the video of an amazing opportunity I had to speak at the headquarters of the United Nations last June. I was one of the founding members of the Global Economic Initiative where 30 entrepreneurs from seven different countries gathered to speak and discuss about some the issues that are affecting the world of business, education and economics today. It was an incredible event.


My message was that regardless of our circumstances, you need to be positive, be an optimist and have a strong personal motivation. Once you have these key-ingredients, you will be able to become a better entrepreneur and business owner, have more clarity and see things in a much better way.

We cannot leave everything that needs to be fixed to the governments we have in many countries, particularly in Latin America. This is why I call out to the local and regional entrepreneurs to:

a)      Be the ‘change factor’ we need to be and want to become;
b)      Generate the initiatives that are needed to empower our people and our teams – basically through training and education; and,
c)       Guide our countries to a higher level of growth and development.

We can do this and much more form the private sector and need to start working on these initiatives today, as taking ACTION today is a must.

Thanks to the National Association of Experts, Writers and Speakers and to the International Entrepreneur Foundation for such an incredible invitation to speak at this life-changing event on this magnificent institution in New York.


Luis Vicente  

Y... seguiremos motivando!