viernes, 15 de julio de 2016

Una conversación optimista!

Vi a Joan Detz @joandetz hablar en una convención de profesionales financieros en Washington,  DC hace ya un par de años. Ella, sin embargo no es experto financiero ni especialista en números o métricas. No; ella es una señora increíble que ha dedicado su vida a la formación y entrenamiento de personas de todos los rincones del mundo en el Arte de Hablar en Público #PublicSpeaking. Y después de ver cómo lo hizo y lo que lograba transmitirle a quienes la escuchamos, decidí contactarla; algo nada fácil si tomamos en cuenta que vivimos en países diferentes.

Es en ese momento donde estamos obligados a buscar posibilidades y la contacté gracias al avance de la tecnología. Así que después de entrar en contacto le envié algunos de mis trabajos (estoy seguro de que ella tendría que averiguar quién era esta persona de Venezuela). Y ello nos llevó a que desde finales de 2014 empezamos a intercambiar correos electrónicos, para luego tener una muy agradable conversación telefónica; y como dicen, ese era el comienzo de una hermosa amistad.

Dos años más tarde, hemos tenido conversaciones telefónicas increíbles, la he entrevistado un par de veces en mi programa de radio Performing At Your Best: Mindset Evolution sobre temas increíbles como lo son consejos para hablar en público y herramientas para usar en las redes sociales (y cómo se puede mejorar nuestras vidas y carreras al saber utilizarlos). Y lo mejor de todo, tuve la oportunidad de conocer a Joan en persona hace pocas semanas en Nueva York, lo que fue una tarde maravillosa. Almorzamos, nos fuimos a la Biblioteca Pública de Nueva York, vimos mapas antiguos, y dimos un paseo por esa maravillosa ciudad. Pero lo mejor de todo, tuvimos una conversación increíble, aunque corta ya que solo duró cinco horas.

¿Por qué les digo esto?; ¿De qué hablas con una persona con tanta experiencia, viajada y conocedora de tantos temas? Pues hablamos de los viajes de la vida, hablamos sobre el cambio en la tecnología, la edad, el conocimiento, la sabiduría, la política y la vida otra vez y hablamos de sueños, esas cosas borrosas que se pueden convertir en realidad. Hablamos de la paz y la tranquilidad, la vida en el campo y en la vida de la ciudad complicada; y hablamos de cómo tomamos las cosas por sentado (sí, todos lo hacemos). Fue una conversación profunda, poderosa y reflexiva. Los invito a escuchar una de las entrevistas que le hice Joan: Entrevista con Joan Detz 

Y esto es lo que tiene que ver con la amistad, de un tipo diferente de amistad. Es la de los nuevos amigos que se forman a lo largo del camino y que se cruzan con nosotros, quienes nos permiten entrar en sus vidas. Y nosotros elegimos a esos amigos, a la gente que - como nosotros  -quieren mejorar, buscan la belleza de la naturaleza, que se involucran en conversaciones interesantes y que son muy significativas, importantes, maravillosas y que crean experiencias transformacionales.

De esto y mucho más fue mi tarde con Joan Detz en NYC. Qué honor, qué placer. Volé de Venezuela; ella tomó un viaje en tren desde Pennsylvania. ¿Valió la pena? Por supuesto que sí. De hecho, es una de esas conversaciones que forman ya parte de los viajes de la vida, de las oportunidades y del futuro, que se vive con alegría, con pasión y la visión de grandes pensamientos, sueños y por qué no, un toque de realidad aquí y allá.

Busquen esas personas que los pongan a pensar, que les permitan viajar y que sean de esas grandes amistades que nosotros mismos vamos formando.

Seguiremos motivando,


Luis Vicente