domingo, 26 de noviembre de 2017

Celebremos nuestra actitud y nuestra motivación

Para celebrar las 130.000 visitas a este blog de motivación y actitud, quiero brevemente enfocarme en el significado de estas dos  importantes palabras.

La motivación deriva del latín motivus o motus, que significa ‘causa del movimiento’. La motivación puede definirse como “el señalamiento o énfasis que se descubre en una persona hacia un determinado medio de satisfacer una necesidad, creando o aumentando con ello el impulso necesario para que ponga en obra ese medio o esa acción, o bien para que deje de hacerlo”.

Sin embargo lo que en estas líneas nos ocupa se refiere a lo que otros autores han definido como “la raíz dinámica del comportamiento”; es decir, “los factores o determinantes internos que incitan a una acción”. ​ La motivación por ende es un estado interno que activa, dirige y mantiene la conducta

Por su parte, la actitud ha sido definida como “la forma de ser del individuo” que puede ser vista como el comportamiento que emplea un individuo para hacer las labores. Es la realización de una intención o propósito. Según la psicología, la actitud es “el comportamiento habitual que se produce en diferentes circunstancias y determinan la vida anímica de cada individuo.”. Aquí es importante recordar las palabras de Winston Churchill:

“La ACTITUD es una pequeña cosa que hace una gran diferencia”

Cuando unimos lo que son la motivación y la actitud con los temas más humanos, hablamos por ende de la motivación personal (superación continua) y la actitud positiva (con la que aprendemos de manera continua). La motivación es el combustible que nos da energía diaria y nos enfoca en nuestras metas por lo que es el motor que hace realidad nuestros sueños. Es por ello que debemos trabajar en nuestro nivel de confianza y el aprecio por lo que hacemos.

Y tener una actitud positiva, nos permite encontrar la lección o el aprendizaje de todo lo que nos sucede. La actitud positiva nos permite pensar de manera constructiva, práctica, objetiva y sana. Nos permite esperar siempre lo bueno de todo lo que nos sucede, tratar de tener siempre pensamientos agradables y todo ello influye en que transmitamos esa forma de ser a los demás.

Finalizo con una bella frase de Ralph Marston que nos resume lo importante de tener una gran actitud positiva y una muy fuerte motivación personal:

“Lo que haces hoy puede mejorar todos tus mañanas.”

Seguiremos motivando con actitud positiva. Luis Vicente Garcia

domingo, 5 de noviembre de 2017

Música para el Alma

En este último mes  hemos podido disfrutar algunas de las cosas bellas que tiene Caracas, entre ellas la gran cantidad y variedad de espacios y eventos musicales. Comenzando por la obra A Todo Volumen, donde un grupo de amigos se reúnen en esta época (tal y como lo habían acordado años atrás) y regresan momentáneamente a los años 80 para darnos un paseo por esa música con la cual muchos crecimos. Canciones de artistas venezolanos y extranjeros nos hacían recordar los años de nuestra juventud en un escenario cambiante y colorido.

Hace tan solo una semana disfruté de un concierto maravilloso, En la Cuerda Floja, (#EnLaCuedraFloja) donde las cuerdas y la melodía se unían en un paseo por Caracas. Desde las brisas de San Antonio hasta lo colonial de Petare, pasando por el reloj de la UCV y la esfera de Soto, la mandolina de Jorre Torres nos llevaba en la cuerda floja de un increíble paseo musical. Percusión, bajo y mandolina se unían en uno solo a un trombón y una flauta que junto con la danza se encontraban paseando junto a la mandolina, ese instrumento que en Venezuela se utiliza más en el oriente del país, que luego nos presentaba un merengue sin cantante, un joropo sin maracas y una gaita zuliana sin tambora pero que llenaban de una alegría sonora a una sala emocionada.
 
Y hoy como para cerrar el ciclo de una manera muy especial, fuimos a disfrutar de un bello concierto florido, donde la amapola y la azucena se unían a lirios de cantos y astromelias de melodía. Hoy fue un día para brindar por una música armoniosa que destellando sonidos de bellas y preparadas voces nos llenaban de entusiasmo y de alegría. El concierto Canto Florido (#CantoFlorido) Atapaima nos permitía llenarnos de emociones en las que se sentía en las canciones una bella melodía acompañada de una prosa y poesía finamente preparada para tan espectacular concierto. Ana Isabel, Andrea, Ana Cecilia, Iliana, Diana y Cynthia nos dieron un paseo musical inesperado, con danza, tambora, fiesta y con sorpresas que nos pasearon por nuestra América Latina y nuestra bella Venezuela, donde la flor de la amapola nos ofreció un bello canto de ensueño.

Nosotros como personas decidimos como celebrar y disfrutar la vida. La música, sobre todo la buena y bella música, son parte de ese andar sonoro y musical que nos permiten ver las cosas desde una perspectiva diferente. Gracias a estos grandes músicos por darle melodía y por ponerle una gota de optimismo a nuestras vidas cotidianas.

Seguiremos motivando, Luis Vicente

Mickey Mouse: 90 años de creaciones

Un ratón, un pequeño ratón animado que permitió a generaciones darse cuenta de que crear puede ser divertido, disruptivo, visionario y, a...