domingo, 7 de abril de 2019

Celebrando El Principito


El principito es una novela maravillosa, que quizás muchos hemos leído varias veces en nuestras vidas. Nos la leyeron nuestros padres, la leímos por nuestra cuenta, la vimos en el cine y más tarde se la leímos a nuestros hijos. Es la obra más famosa del escritor y aviador francés Antoine de Saint-Exupéry (1900-1944).

Publicada el 6 de abril de 1943, es un libro muy especial. Es una novela que nos habla de soñar y viajar, de vivir en asteroides, de pensar, de dudar, de vivir en pleno, de tener un amor tan grande como el que él tenía con su querida rosa (para él la más vanidosa pero la más bella del mundo) y de conocer sus grandes personajes imaginarios.

Al celebrar un nuevo año de la edición original, los invito a leer un artículo que publiqué en este Blog hace algunos años y que titulé “Releyendo El Principito”; espero disfruten. Lo pueden conseguir en el siguiente link Releyendo El Principito

“Trata de averiguar lo que te interesa, lo que te motiva, lo que te apasiona y búscalo. Nunca es tarde.” - Luis Vicente García

domingo, 17 de marzo de 2019

Reconociendo al mejor equipo al estilo Black Panther

Acaba de finalizar la época de premiaciones a las películas y con ellos vimos cómo se reconocen a los mejores actores, actrices, sonido, vestuario, escritores y una serie de técnicos que hacen que las películas inspiren, hagan reír y llorar, asusten o nos mantengan en suspenso. Son lo mejor de lo mejor del año. Para mí en particular, hay un premio muy especial, que no solo premia a los mejores de manera individual sino que en su conjunto, reconoce la labor de todo un elenco, algo que lo hace ser un premio muy especial. Los premios Screen Actors Guild Award o SAG® otorgan como el más importante de la noche, el “Award for Outstanding Performance by a Cast” o “Premio a la actuación excepcional de un elenco”.

Los Screen Actors Guild Award son los Premios otorgados por el Sindicato de Actores de la pantalla grande a los propios Actores; es decir, personas reconociendo la labor de otros profesionales de la misma rama y que en este caso se otorgan para reconocer las principales interpretaciones realizadas por sus miembros. Si bien se puede decir que las películas nominadas a mejor actuación excepcional de un elenco son consideradas también como las mejores películas del SAG®, es importante acotar que el término Mejor Reparto o Mejor Elenco representa a su vez, una colección de actuaciones estelares realizadas por actrices y actores que fueron perfectamente elásticos y sólidos en su actuación en particular pero que en su conjunto, brillaron en la pantalla como un solo equipo. Un equipo que permaneció unido, cohesionado y articulado en el conjunto. Y eso es lo que algunos por ende catalogan como una gran actuación de todo un elenco.

Hay varios temas implícitos en esto. Un equipo significa trabajar juntos. En una película puede que la mayoría de los personajes están separados unos de otros, pero cuando los actores están juntos de forma regular, trabajando juntos, creando un ambiente y química juntos, eso es algo que se traduce generalmente en un gran resultado. Para que un buen equipo trabaje bien se necesita una muy buena cohesión en su conjunto. Un equipo, por definición, incluye una variedad de personas, desempeños y resultados. En una película, esto reúne a un número diferente de actuaciones y profesiones que a veces se convierten en un conjunto vivo, dinámico y atrevido. Y además requiere de un gran número de expertos, técnicos, y una gran variedad de profesionales para que lo planificado salga a la perfección y que se logra a través de una perfecta ejecución; ello aunado a los mejores gerentes y líderes quienes logran que toda esa magia se transforme en realidad.

Este año el SAG® al Mejor Elenco lo recibió la película Black Panther (Pantera Negra) de Marvel, la última entrega de una saga que lleva ya varios años impactándonos con grandes producciones. Quienes reciben la estatuilla son generalmente los productores de la película. Pero este año (como ya es tradición en este evento), los productores no estaban solos: también subió a recibirlo parte del elenco y ser parte de una gran celebración. Para mi hubo una gran cantidad de ideas claves en todo este proceso; sin embargo, la más importante es la relacionada con el Trabajo en Equipo. Y es que estos elencos tienen grandes equipos de trabajo que les ayudan a alcanzar una visión que logra transformarse en éxito en el camino.

Ninguna película ganadora de un SAG® al mejor elenco estaría completa sin los mejores efectos especiales, banda sonora, vestuario, maquillaje, guionistas, editores y escritores. Cada uno de los detalles debe estar perfectamente hecho a la medida para alcanzar los resultados de las películas ganadoras. Y estos deben ser también esos detalles que queremos ver en nuestras empresas y que juntos, entre todos los miembros del equipo, los convertimos en lo que hacemos todos los días. Quizás los triunfos de nuestros equipos de trabajo en las empresas no vengan en la forma de una estatua, pero vendrán como reconocimientos de clientes satisfechos, excelentes productos y servicios, trabajo con la comunidad y una marca que genera lealtad. ¿Estás listo para crear un equipo merecedor de un SAG®?

Tres pasos son claves para lograrlo. En primer lugar, debemos EMPODERAR a todos los miembros de nuestro equipo; en segundo lugar, debemos DAR lo mejor de cada uno de nosotros en nuestro trabajo diario. Y en tercer lugar, debemos trabajar en un entorno que sea POSITIVO  y motivador, nada fácil en estos momentos. Solo un comentario adicional: esto se logra si los integrantes del equipo tienen plena confianza en el líder y éste tiene confianza en su equipo; esto es parte esencial de todo equipo altamente motivado.

 La mejor película del año, o el mejor elenco del año, nos sorprenden, toman riesgos, hacen cosas nuevas, generan ideas y te dejan con las ganas de volverla a ver la película. Y así mismo, toda empresa que genera ese WOW en sus clientes, también logra que ellos regresen, quieran más (y exijan mas) de nosotros y, a la vez, nos recomienden a otros consumidores. Por ello, hoy debemos trabajar para siempre tener a nuestro mejor elenco en nuestras empresas.

Luis Vicente García G.


domingo, 27 de enero de 2019

Música que Inspira: Orquesta Gran Mariscal de Ayacucho



La música puede ser algo increíble, inspirador, motivador, cautivante. La música nos puede transportar a lugares inimaginables, distantes y traernos de vuelta sin darnos cuenta. La Música es, en una palabra, algo espectacular.

Escribo estas palabras pues ayer fue el concierto inaugural de la trigésima temporada de la Orquesta Sinfónica Gran Mariscal de Ayacucho. Una orquesta, que según palabras de su presidente Manuel Torres “ha tenido muchos altos y bajos, sobre todo bajos” con el pasar de los tiempos, pero que a pesar de la difícil situación del país logra inspirarnos cada vez que salen a escena. Y ayer no fue la excepción. Una orquesta, ya de grandes amigos, quienes con cada temporada nos siguen demostrando lo valioso del talento venezolano.

Bajo la magistral batuta de la maestra Elisa Vegas se llevó a cabo este concierto inaugural de la temporada 2019. La orquesta, conformada por jóvenes músicos de diferentes zonas de Venezuela, con diferentes backgrounds y de altísima calidad musical, nos brindó un maravilloso concierto sinfónico donde el programa, finamente escogido para la ocasión, nos permitió transportarnos, viajar y disfrutar de bellas composiciones orquestales. La obertura-fantasía de Romeo y Julieta de Tchaikovski dio inicio al concierto con una bella melodía de una historia de amor que sirvió para iniciar un viaje de inspiración. Le siguió la Sinfonía No. 104 de Joseph Haydn en la cual hubo fabulosos momentos que convirtieron a la sinfonía en una interacción continua de solistas. Los solos de la flauta, el oboe y el violín fueron una sorprendente sorpresa.

Y el concierto finalizó con una de las principales obras del compositor italiano Ottorino Respighi en la que cada movimiento retrata los pinos de Roma a lo largo del día. El momento más importante se mantuvo para el final, donde desde los juegos de los niños en los jardines hasta la repentina oscuridad de las catacumbas, la orquesta fue excepcional al cambiar la intensidad de la música moviéndose entre grandes clímax y una suave combinación del sonido del ruiseñor. Todo ello nos preparó para la llegada de las legiones romanas a lo largo de la Via Appia, cuando la maestra Vegas realmente dejó que la orquesta sonara libremente, con toda su fuerza y surgieran resplandecientes sonidos de todos los instrumentos y sobre todo los de viento, incluso detrás del publico que con asombro escuchaba uno de los finales más impactantes de la música clásica o, como me dijo la propia directora, un final “Colosal”.

La música es un arte, cuyo origen vino de la antigua Grecia donde se reunía junto a la poesía y la danza como un mismo ser. De allí que hoy día tengamos bellas melodías acompañadas de excelentes movimientos artísticos.  Para algunos la música es la ‘combinación de sonidos y silencios basados en los fundamentos de la melodía, la armonía y el ritmo’; pasando por un proceso cultural, para llegar a ‘suscitar en el oyente una experiencia que refleja sentimientos’.  Celebrar 30 años de vida en la Venezuela actual es un acto de proeza, un gran logro y sobre todo un gran compromiso con el país, el público y en especial los músicos y quienes laboran en esta maravillosa orquesta Gran Mariscal de Ayacucho. Gracias por brindarnos la oportunidad de escuchar un maravilloso concierto y felicitaciones por lo que estoy seguro será un año maravilloso de grandes emociones y de muchas celebraciones.

Luis Vicente García G.



Celebrando El Principito

El principito  es una  novela maravillosa, que quizás muchos hemos leído varias veces en nuestras vidas. Nos la leyeron nuestros padres, l...