martes, 27 de diciembre de 2011

Epoca de Cambios

Hace unos días en un seminario, luego de escuchar a los ponentes le comenté a un compañero que tenía al lado: o cambiamos o nos cambian. Eso me dio ideas para escribir este artículo pues nos encontramos continuamente en una época de cambios con lo que pudiéramos decir, o cambiamos o cambiamos! No tenemos otra opción. El mundo está cambiando; la tecnología y las sociedades (en lugares como consecuencia de la anterior) están cambiando rápidamente; y el mundo en general está cambiando a veces demasiado rápido. La información nos llega de todas partes del mundo en el mismo instante en que ocurre, ya sea vía televisión, internet, twitter o por cualquier otro método. Tenemos el internet a nuestra disposición las 24 horas al día en la palma de nuestra mano y con ella toda la información que queramos. Pero hoy en día los niños y jóvenes no leen, los adultos no queremos cambiar nuestra actitud, los gobiernos (locales y nacionales) se empeñan en hacer las cosas de la misma manera en cómo la venían haciendo anteriormente, no dándose cuenta que la población ya es distinta, está creciendo en número, en movilidad, en necesidades de distracción, en recursos para mejores y tecnológicamente más avanzadas universidades y con la necesidad de generar más empleo necesario para las nuevas generaciones.

Tenemos que cambiar para producir los alimentos y ropa necesarios para los 7.000 millones de habitantes que según la National Geographic ya habitamos el planeta tierra desde el 2011. Esto, sin contar el problema que nos viene trayendo el cambio climático, las sequías en Africa o América Latina y las inundaciones en otras partes del planeta, además de la falta de agua potable, la tala de los bosques, en especial las del Amazonas y que causan daños que van a ser incontrolables por el hombre. Son cambios que no son medibles en este momento, pero que traerán graves consecuencias si no se estudian y analizan con sumo cuidado.

Muchas veces hemos escuchado la frase que dice que “lo único constante es el cambio”. Esto quiere decir que nos debemos adaptar a él. El cambio es algo normal que nos sucede a todos. A veces lo vemos en nosotros mismos ya que tenemos días buenos y días no tan buenos, días donde estamos de buen humor y días donde las cosas no nos salen del todo bien. Pero son días que al final debemos poder lo mejor de nosotros como todos los días ya que nuestra familia, nuestro trabajo, la empresa donde trabajamos, nuestra comunidad y al final como parte de un país que nos necesita, dependen de ello. En estos días escuché a alguien que dijo que todos somos como una pequeña gota en el mar, pero que qué diferente sería el mar sin esa pequeña gota que somos nosotros. El cambio lo vemos también en las empresas en donde trabajamos. Las empresas cambian y evolucionan, muchas veces más rápido de lo que nos podemos adaptar a éstos. Vienen recortes de gastos y lo primero que sucede es recorte de personal. Luego vienen los cambios en las plataformas tecnológicas que muchos no entienden al principio y los cambios en procesos y operaciones; cambios todos que modifican la forma en que trabajamos y que nos obligan continuamente a adaptarnos a las nuevas tendencias.

domingo, 18 de diciembre de 2011

Abriendo las puertas de las Oportunidades

Hay una historia según la cual, Frank Sinatra tuvo su gran oportunidad cuando trabajaba como mesonero (camarero en algunos países). Un día vio en el restaurante a uno de los grandes nombres que manejaba la industria de la música en aquella época. Pues Frank hizo lo increíble: limpió una mesa al lado del señor, se subió a ella y cantó! Sabía que por eso lo botarían del restaurante donde trabajaba, pero ¿cuántas veces se le abriría la puerta de la oportunidad de este modo? Como sabemos, el resto es historia.
Nunca se sabe cuando la puerta de la oportunidad se va a abrir para nosotros de par en par. Para algunos, la gran oportunidad llega temprano en la vida y para otros puede llegar más tarde. Pero para que todos tengan éxito, tarde o temprano, existe una similitud fundamental: Ellos estaban listos. Y como siempre sucede, por cada uno de los que están listos, había miles más que no lo estaban.
Una vez me preguntaron si creía en la suerte. Mi respuesta fue que la suerte es tener la preparación y los estudios adecuados para estar en el lugar indicado en el momento que exista una oportunidad. Eso en realidad no es suerte sino una coincidencia de tres factores fundamentales:
1.- Estar preparado: haber estudiado, haberse preparado, mantenerse actualizado, tener los conocimientos necesarios para siempre enfrentar nuevos retos profesionales y establecernos nuevas metas, es decir, no conformarnos con lo que tenemos;

2.- Estar en el lugar indicado: si uno tiene la preparación, la voluntad, la actitud y el deseo necesarios para crecer, a lo largo de su carrera irá creciendo en la empresa donde trabaje. Si es en una empresa corporativa irá escalando posiciones y teniendo más responsabilidades. Si es en su propia empresa o una empresa familiar, irá haciendo que la empresa sea cada vez más grande y probablemente exitosa.

3-  Estar presente en el momento indicado: cuando llega la necesidad de promover a alguien a un cargo superior o a un nuevo cargo, ¿en quién se van a fijar? Nadie se va a fijar en la persona que llega tarde o que hace su trabajo a medias. La directiva de la empresa se fijará siempre en aquella o aquellas personas que demuestran dedicación, que demuestran compromiso, que promueven ideas, que son líderes natos y no impuestos, que tratan bien a los demás, que son verdaderos profesionales. Ellos son quienes serán tomados en cuenta para los futuros ascensos, para los traslados a otras responsabilidades, a puestos de mayor envergadura.

martes, 6 de diciembre de 2011

La Actitud lo es TODO!!

Varios de ustedes o quienes me conocen en realidad saben que llevo mucho tiempo hablando, conversando y escribiendo sobre temas relacionados con siempre mantener una actitud totalmente positiva. Es normal que uno tenga uno de esos días medio complicados, pero para salir de ellos hay siempre que tener una buena actitud. Hoy, leyendo artículos que he recibido en meses pasados me topé con un escrito que puede orientarnos en la dirección correcta. Espero les agrade su lectura.

Attitude Is Everything by Jim Rohn

The process of human change begins within us. We all have tremendous potential. We all desire good results from our efforts. Most of us are willing to work hard and to pay the price that success and happiness demand. Each of us has the ability to put our unique human potential into action and to acquire a desired result. But the one thing that determines the level of our potential produces the intensity of our activity and predicts the quality of the result we receive, is our attitude.
Attitude determines how much of the future we are allowed to see. It decides the size of our dreams and influences our determination when we are faced with new challenges. No other person on earth has dominion over our attitude. People can affect our attitude by teaching us poor thinking habits or unintentionally misinforming us or providing us with negative sources of influence, but no one can control our attitude unless we voluntarily surrender that control.
No one else “makes us angry.” We make ourselves angry when we surrender control of our attitude. What someone else may have done is irrelevant. We choose, not they. They merely put our attitude to a test. If we select a volatile attitude by becoming hostile, angry, jealous or suspicious, then we have failed the test. If we condemn ourselves by believing that we are unworthy, then again, we have failed the test.

If we care at all about ourselves, then we must accept full responsibility for our own feelings. We must learn to guard against those feelings that have the capacity to lead our attitude down the wrong path and to strengthen those feelings that can lead us confidently into a better future.

If we want to receive the rewards the future holds in trust for us, then we must exercise the most important choice given to us as members of the human race by maintaining total dominion over our attitude. Our attitude is an asset, a treasure of great value, which must be protected accordingly. Beware of the vandals and thieves among us who would injure our positive attitude or seek to steal it away.

Having the right attitude is one of the basics that success requires. The combination of a sound personal philosophy and a positive attitude about ourselves and the world around us gives us an inner strength and a firm resolve that influences all the other areas of our existence.

Seguiremos motivando.  LV

sábado, 26 de noviembre de 2011

Comunicacion Efectiva

En días recientes leí un artículo interesante que hablaba de los hábitos de la comunicación y el autor dedicaba gran parte del mismo a discutir y argumentar el porqué hoy en día la gente se comunica menos. Su conclusión es que no escuchamos. Eso en realidad no debe ser nada nuevo para nosotros, ya que desde que somos pequeños nos tratan de enseñar (aunque no lo queramos aprender) a ser buenos escuchando a los demás, a dedicar tiempo a oír, o a inclusive entender lo que los demás nos quieren decir. Tan solo un ejemplo, ¿cuántos nos recordamos del nombre de una persona luego del momento de cuando nos presentan? Algunos dirán que había mucho ruido, otros dirán que dijeron sus respectivos nombres al mismo tiempo. La verdad es que más del 70% de las personas no se recuerdan ni siquiera del nombre de las personas que acaban de conocer.

Ahora bien, ¿qué es la comunicación? Una de sus definiciones señala que comunicar es “to impart, to give to another, as a partaker, to confer for joint possession, to bestow, as that which the receiver is to hold, retain, use or enjoy.  To impart as knowledge, to reveal, to give as information, either by words, signs or signals, as to communicate intelligence, news, opinions”. Una traducción ligera indicaría que comunicar es impartir como conocimiento, es revelar, es dar como información (mediante palabras, signos o señales), como comunicar inteligencia, noticias u opiniones.

A pesar del hecho de que hoy en día tenemos la mayor cantidad de posibilidades de comunicarnos, el mayor desarrollo tecnológico en lo que son tanto las telecomunicaciones sino toda clase de novedosos aparatos que nos permiten comunicarnos de maneras impensables solo hace cinco años, y del hecho de que todos ellos nos permiten comunicarnos casi de manera instantánea con personas en otros lados de nuestra ciudad, nuestro país o en el mundo, en la mayoría de los casos fallamos en nuestras comunicaciones personales, en nuestra forma de comunicarnos con los demás, en la manera de transmitir nuestros pensamientos y nuestras opiniones. Ya se está comentando que niños y jóvenes de hoy se comunican mejor a través del chat de los Blackberry y de los iPhones que de manera personal.

domingo, 13 de noviembre de 2011

Maikel Melamed

Algunos se preguntaran que quién es él. Otros me dirán que escribo esto pues fue una iniciativa de mi sobrina y para la mayoría de los que leen este blog muy probablemente no saben de quien hablo.

Lo conocí hace unos años en un seminario. Un salón de conferencia con más de mil personas donde íbamos a pasar un día completo escuchando a gente motivadora, gente muy especial, gente que tenía logros muy importantes, y en este caso como muy pocos, transmitir una verdadera energía.

Se monta en el escenario un muchacho bajo, con problemas motrices y - como luego él mismo nos contara -  con otra gran cantidad de problemas físicos, de unos 33 años de edad aproximadamente para esa época. Caminaba despacio mientras algunos lo aplaudían ferozmente, otros observaban y de repente, nos lanza una pregunta a todos los que estábamos allí presentes. Maikel pregunto: "¿donde debería estar yo que no seria aquí?"... Silencio absoluto. Y repitió su pregunta: "¿donde debería estar yo que no seria aquí?"... Silencio de nuevo. A la tercera vez que hace la pregunta y nadie responde nos relata el cuento de su vida y lo inicia diciendo "Yo nací muerto.". De allí en adelante nos contó, poco a poco, como cada persona, médico, fisiatra, internista, analista, etc., que lo veía, examinaba u observaba, lo daba por muerto. Y SOBREVIVIO. Pero a sus padres les dijeron que iba a ser solo por pocos días. Y SOBEVIVIO. Y luego dijeron que oba a quedar paralítico, sin oír, sin hablar, sin poder hacer nada de las tantas cosas que los niños hacen, Y LUCHO y SOBREVIVIO; y cuando joven les decían que no iba a poder hacer muchas de las tantas cosas que uno puede hacer, cosa que es parcialmente cierta, pero Maikel recibió mucho amor y cuido de parte de su familia, de quienes lo rodeaban y eso lo hizo CRECER, LUCHAR MAS y SOBREVIVIR MAS!!!. Y puede que Maikel hoy en día no tenga algunas competencias físicas propias sino que necesite ayuda constantemente, pero pudo llegar a hablar, comprender, caminar y muchas otras cosas, pero lo más importantes es que tiene una personalidad, un carisma, una fortaleza y una capacidad de motivarnos extraordinarios.


En estos días Maikel Melamed ha sido noticia en muchas ciudades, no solo en  Caracas y en Nueva York, sino que además ha estado en periódicos, en revistas, en entrevistas de radio y TV y en tantas otras cosas pues Maikel ha sido la primera persona que dada su condición física corrió (bueno, caminó) y terminó el emblemático  Maratón de Nueva York. Si lo hizo en 15 horas y 22 minutos. No es un error de tipeo. No terminó en las 2 horas que lo hizo el ganador de la prueba, o en las 3 horas que lo hizo el latinoamericano que más rápido lo hizo. NO, lo hizo en 15 horas y 22 minutos. Llegó alrededor de la medianoche del domingo. Lo hizo a su velocidad y con lo que podía dar, luego de muchísima preparación, luego de muchísimas adversidades, luego de luchar hasta con el tema de la permisología (primera vez que un permiso así era solicitado), luchando con el frío, el viento y la posibilidad de hipotermia, y lo logró!!!

sábado, 15 de octubre de 2011

El Helecho y el Bambú

Muchas veces a lo largo de nuestras vidas nos damos por vencidos ya que no alcanzamos nuestras metas en un corto período de tiempo o no logramos lo que pensamos que queremos. Todo toma tiempo, esfuerzo, dedicación, recursos, evaluaciones y a veces mucho más de lo que pensamos inicialmente.

Todos podemos pensar en un hecho o una actividad que dejamos por la mitad o sin terminar ya que no alcanzamos los resultados que pensamos que íbamos a obtener.

Pues resulta que a un nadador le toman horas de práctica cada día y años de esfuerzo para llegar a las olimpíadas, a un estudiante le toman años de estudio para lograr graduarse de un post grado en medicina y lograr ejercer su profesión, un ingeniero pasa años estudiando y entrenando para llegar a ser un astronauta de la NASA así como a cualquiera de los que han ganado un premio Nobel les ha tomado años ser reconocidos con tan preciado premio. La meta es mantenernos en el camino y mientras lo hacemos, todo va saliendo y vamos corrigiendo aquello que no va bien orientado de forma tal que al corregirlo, mejoramos nuestras acciones y nos mejoramos a nosotros mismos.

Los dejo con un bello cuento del Helecho y el Bambú que demuestra que la paciencia, el esfuerzo, la dedicación y el tiempo invertido en lo que se quiere al final nos dan realmente lo que queremos y aquello por lo que hemos luchado.

El Helecho y el Bambú

Un día decidí darme por vencido...renuncié a mi trabajo, a mi relación, a mi vida. Fui al bosque para hablar con un anciano que decían era muy sabio.

-¿Podría darme una buena razón para no darme por vencido? Le pregunté.

-Mira a tu alrededor, me respondió, ¿ves el helecho y el bambú?

-Sí, respondí.

-Cuando sembré las semillas del helecho y el bambú, las cuidé muy bien. El helecho rápidamente creció. Su verde brillante cubría el suelo. Pero nada salió de la semilla de bambú. Sin embargo no renuncié al bambú.

-En el segundo año el helecho creció más brillante y abundante y nuevamente, nada creció de la semilla de bambú. Pero no renuncié al bambú.

-En el tercer año, aún nada brotó de la semilla de bambú. Pero no renuncié al bambú.

-En el cuarto año, nuevamente, nada salió de la semilla de bambú. Pero no renuncié al bambú.

-En el quinto año un pequeño brote de bambú se asomó en la tierra. En comparación con el helecho era aparentemente muy pequeño e insignificante.

-El sexto año, el bambú creció más de 20 metros de altura. Se había pasado cinco años echando raíces que lo sostuvieran. Aquellas raíces lo hicieron fuerte y le dieron lo que necesitaba para sobrevivir.

-¿Sabías que todo este tiempo que has estado luchando, realmente has estado echando raíces? Le dijo el anciano y continuó...

-El bambú tiene un propósito diferente al del helecho, sin embargo, ambos son necesarios y hacen del bosque un lugar hermoso.

-Nunca te arrepientas de un día en tu vida. Los buenos días te dan felicidad. Los malos días te dan experiencia. Ambos son esenciales para la vida, le dijo el anciano y continuó...

-La felicidad te mantiene dulce. Los intentos te mantienen fuerte. Las penas te mantienen humano. Las caídas te mantienen humilde. El éxito te mantiene brillante...

Si no consigues lo que anhelas, no desesperes... quizá sólo estés echando raíces...
 
Seguiremos motivando. 
LV

sábado, 24 de septiembre de 2011

Comenzando una Nueva Vida

De vez en cuando nos pasan cosas maravillosas; de vez en cuando suceden cosas que no comprendemos o no podemos explicar; de vez en cuando tenemos la oportunidad de iniciar una vida nueva. Eso lo podemos hacer en realidad todos los días pero de verdad cómo nos cuesta desprendernos de lo que llevamos encima, de las buenas o malas costumbres, de levantarnos tarde y salir apurados, de ser antipáticos o poco agradables, de ser poco conversadores, o “ser” o “hacer” una gran cantidad de cosas, quizás sin darnos cuenta, que a veces no nos permiten disfrutar la vida en pleno. Por otro lado tampoco nos damos cuenta todos los días de lo maravilloso que tenemos a nuestro alrededor. Un mundo lleno de cosas bellas en su naturaleza, un mundo lleno de gente buena, un mundo lleno de toda clase de cosas que si nos damos cuenta nos permitirían pasar nuestro tiempo en la tierra – no importa cuánto tiempo sea – mucho más alegres, más tranquilos, menos angustiados y disfrutando mucho mas a quienes tenemos a nuestro alrededor, de lo que tenemos y sin quejarnos de lo que no tenemos.
 
En definitiva, solo tenemos que darnos cuenta que tenemos todo para comenzar una vida nueva todos los días o un solo día decidirnos iniciar lo que en realidad queremos; ese día diremos que sí y tomaremos las acciones necesarias para Comenzar una Nueva Vida. Eso lo hacemos al graduarnos de la universidad, al casarnos, al tener hijos o al decidir irnos a otra ciudad o a otro país.
 
Todos conocemos gente que se ha ido a vivir a otros países y al año los vemos en dos situaciones: vemos a los que estando allá siguen angustiados por lo que pasa aquí, por los que estamos aquí, por lo que dejaron atrás, por lo que no tienen. Los otros, por el contrario, disfrutan lo que si tienen (aunque a veces sea realmente poco) pero disfrutan la libertad, el cambio, la paz, el paisaje, las salidas a otros lugares, el simple paseo por la calle y recibir la brisa en la cara, en fin, decidieron cambiar y si bien si les haremos falta los que dejaron y lo que dejaron atrás, decidieron iniciar una vida nueva, una vida diferente, de una manera distinta.
 
No sé si han visto la similitud de este tema con uno de los temas sobre los cuales ya he escrito en el pasado y que es el tema de la “actitud”. Es que todo tiene que ver con ello. Una actitud positiva arregla pues, no todo, pero ayuda a que las cosas pasen de una manera más fluida, menos angustiantes, o menos impulsivas para algunos. Uno en realidad puede ser quien quiera cuando se va fuera del país a una ciudad totalmente desconocida: puedes ser quien quieras y como quieras. Pero allí entrarán tus valores y tus principios y de eso dependerá como te desenvolverás en la comunidad en la que entres. Pero volviendo al tema, la actitud determina cómo nos definimos y cómo orientamos nuestro comportamiento y nuestro proceder ante esta nueva situación de estar en un nuevo lugar. En realidad no es nada fácil, sea la razón que sea que nos haya obligado a eso, pero tomando los pasos necesarios para organizarnos, para hacerlo bien, para superar todos los obstáculos, uno debe asegurarse que todo estará seguro y de que saldrá bien.
 
Todo cambia; un bebe se convierte en un niño y luego en un adulto; una oruga en una bella mariposa; una semilla en un frondoso árbol. Todos pasan por períodos de crecimiento, de dolor, de estiramiento, de cambio. Pero muy pocas veces ellos tienen la oportunidad de Comenzar una Nueva Vida. Esa oportunidad la tenemos muy pocos y hay que aprovecharla. Hay que tener más tiempo para nosotros mismos, hay que disfrutar los alrededores, los hijos y los nietos, difundir el conocimiento que hemos adquirido a lo largo de todos estos años y a la final vivir una vida plena.
 
Lao Tzu, filósofo Chino quien se cree fue el fundador del Taoísmo (400 AC), dijo lo siguiente:
 

“When I let go of what I am, I become what I might be.” ~Lao Tzu
 
¿Qué podríamos llegar a ser si nos lo proponemos?; ¿Si lo queremos de verdad? Eso solo lo sabemos cada uno de nosotros internamente y debemos buscarlo profundamente. Para que una vida nueva sea exitosa debemos producir resultados; estos deben ser consistentes y deben ser a largo plazo. Además hay algo muy importante y es que no podemos arrancar desde donde no estamos. Esa vida nueva no puede arrancar de un punto donde no vivimos o en una situación donde no nos encontramos, ya que va a arrancar en esa misma instancia de nuestras vidas en la que nos encontramos hoy en día. Si es verdad que estaremos en otras ciudades o en otros países pero emocionalmente estaremos en la misma situación en la que estábamos el día antes de tomar el avión, el carro o el transporte con el que nos fuimos. Es decir, seremos los mismos y quienes debemos cambiar somos nosotros. Eso es lo importante de todo esto. Quienes debemos cambiar hacia esta nueva vida somos nosotros mismos, no lo va a hacer más nadie; ninguna persona nos lo va a pedir; nadie nos lo va a solicitar o a exigir y si no lo hacemos cada uno de nosotros, seguiremos dentro de uno o cinco años con las mismas preocupaciones y situaciones que antes.

En cambio, si decidimos cambiar, sí, si decidimos cambiar, si decidimos iniciar esa nueva vida, nuestra vida habrá cambiado para siempre. Un cambio positivo, una actitud positiva, una mejora en todos los sentidos. Eso si tiene sentido, ¿no? A veces serán pequeños cambios, otras veces serán cambios más significativos; depende de nuestra complejidad, de nuestra actitud y de nuestros propósitos. Pero qué bonito tener la oportunidad de tener el chance de iniciar o comenzar una nueva vida, aquí o allá, hoy o mañana, no importa dónde o en qué etapa de nuestras vidas; lo importante es hacerlo, con plan o sin plan (aunque preferiblemente con uno), pero hacerlo, tomando las acciones necesarias, haciendo lo correcto y sobre todo, siendo felices haciéndolo cada vez mejor. Ojalá muchos de nosotros tengamos esa oportunidad de iniciar una nueva vida, ya sea en nuevas ciudades, en nuevos países o en nuestras propias casas y hogares. Lo importante es hacerlo. Pues hagámoslo.

Seguiremos Motivando. LVGG

lunes, 5 de septiembre de 2011

El Arte de Descubrir

Alguna vez en nuestras vidas – o varias veces en ciertos casos – todos sentimos la necesidad de curiosear cuando éramos niños, investigar cuando éramos jóvenes o de descubrir cosas a lo largo de nuestras vidas. ¿A qué viene todo esto? A que si queremos y si nos lo proponemos, todos los días podemos descubrir, encontrar, conocer y disfrutar de cosas nuevas, de temas o artistas nuevos, de investigaciones posiblemente por iniciarse o quizás, de encontrarnos con sucesos del pasado que dieron paso a descubrimientos ya famosos o que permitieron el uso cotidiano de los utensilios o los aparatos electrónicos que utilizamos todos los días.

Como saben a veces recurro al Diccionario de la Real Academia Española pues la definición de una palabra es algo muy importante y en este sentido la palabra descubrir, que si bien puede tener varios significados, tiene uno muy apropiado a este contexto en el que se define como “hallar lo que estaba ignorado o escondido”[1]. Ese acto de hallar lo desconocido es lo que ha llevado a grandes y pequeños descubridores a tomar las acciones necesarias y los pasos requeridos para ir en la búsqueda de lo nuevo, de lo que no se conoce en ese momento o de lo que está por descubrirse. Imagínense el deseo tan grande de tantos hombres que a lo largo de los años y décadas quisieron alcanzar el techo de la tierra y llegar a la cima del Everest, en el Himalaya. Expediciones desde 1924 están en los records pero no fue sino hasta el 29 de mayo de 1953 cuando Edmund Hillary de Nueva Zelandia alcanzó lo que se pensaba inalcanzable. Previamente otras expediciones habían alcanzado el Polo Norte y el Polo Sur. Por otro lado, ¿quién podría pensar que todavía en el 2011 se siguen encontrando estrellas y planetas lejanos nunca antes vistos y desconocidos? El telescopio Hubble encontró una fusión (o más bien choque) de estrellas en enero 2010, que llamaron P/2010A2, a la que científicos han visto como la posibilidad de que eso haya sido similar a lo que ocurrió en la tierra hace miles de años que eliminó a los dinosaurios. Un estudiante de fotografía saliendo de su clase en la universidad de Kent State (Ohio) vio como estudiantes eran atacados por militares cuando estudiantes de las universidades norteamericanas protestaron en contra de enviar tropas a Cambodia y en instantes sacó su cámara y tomó una fotografía de lo que estaba sucediendo. Ese estudiante, John Paul Filo ganó el premio Pulitzer del año 1970 por haber reaccionado de inmediato al haber tomado esa foto. No fue un descubrimiento, fue una curiosidad que le valió la fama.

El descubrir lo vemos todos los días. Viendo televisión uno ve cómo las mariposas Monarca se preparan para tomar su vuelo y hacer uno de las más largas migraciones en la naturaleza. Los pájaros vuelan cientos o miles de kilómetros para buscar comida o refugio. ¿Quién lo descubrió?; o ¿Quién descubrió la lupa o quien inventa los materiales que hacen que los edificios sean más altos y grandes cada vez?; ¿cuántas carreras profesionales se podían estudiar en una universidad en los años 70 y cuántas se pueden estudiar hoy en día? Solo para su información, según el College Board en los Estados Unidos hay más de 100 carreras que se pueden estudiar en colegios comunitarios o universidades en este momento. ¿Han visto a un niño la primera vez que le dan una lupa?; ¿O saben quien fue Pierre de Fermat? (Hint: fue junto con René Descartes uno de los principales matemáticos de la primera mitad del siglo XVII; fue cofundador de la teoría de probabilidades junto con Blaise Pascal, descubrió el principio fundamental de la geometría analítica, aunque es más conocido por sus aportaciones a la teoría de números en especial por el conocido como último teorema de Fermat, que preocupó a los matemáticos durante aproximadamente 350 años, hasta que fue demostrado en 1995 por Andrew Wiles).

Equipped with his five senses, man explores the universe around him and calls the adventure Science. Edwin Powell Hubble

domingo, 24 de julio de 2011

Adaptandonos a las Nuevas Tecnologias.

Algunos de nosotros crecimos en los años 70 o en los 80. Con esto quiero decir que no teníamos a nuestra disposición muchas de las herramientas técnicas ni los avances que la tecnología ha logrado en los últimos 30 o 40 años. Quienes ya tenemos cierta edad, nunca usamos calculadoras en el colegio (ya que no existían) y muy probablemente conocimos la computadora personal en nuestra época de Post-grado o ya en nuestros primeros años trabajos. Suena como algo de cuentos o algo muy lejano y por ello quisiera hacer un rápido ejercicio. Le quiero pedir a los lectores más jóvenes que por tan solo un momento olviden o dejen un lado sus iPods o aparatos de MP3, sus celulares, teléfonos inalámbricos, Blackberrys o iPhones, sus iPads o sus Laptos, sus consolas de Wii o PSP o sus DS, o aquellos que los tengan, imagínense que no pueden ver o tener acceso a las películas que han bajado vía NetFlix o AppleTV; hagan este ejercicio tan solo por un minuto. Ahora imagínense un mundo de la siguiente manera: con una sola TV en la casa, en blanco y negro, sin cable, con tan solo con cuatro canales y sin control remoto; con dos teléfonos en casa cada uno del tamaño de una lonchera pequeña para el cual debíamos esperar línea telefónica por algunos minutos; imagínense un mundo en el que oír música se hacía con lo que se llamaban discos de acetato - más grandes que un freesbee para aquellos que no los han visto -  con seis o siete canciones de cada lado que poníamos en un tocadiscos bastante grande y nada portátil; o el hecho de que nuestras madres no tenían ni lavadora ni secadora cuando nacimos, ni mucho menos microondas o lavaplatos automático (o pañales desechables para ir más allá) y sin mencionar que el primer video juego lo vi yo creo que o a finales de los 70 o en 1980 cuando pude ver el primer juego de Atari (realmente básico y sencillo para los estándares de hoy).
 
Ahora volvamos a la realidad. Son tantos los cambios de las últimas décadas y en especial los cambios tan increíbles de los últimos diez años, que es casi que imposible enumerarlos sino en un libro dedicado a ello y que probablemente sería bastante largo además de interesante (invito a alguno de ustedes a hacerlo). Es algo realmente fascinante pues los avances tecnológicos nos van rodeando, nos vienen modificando los estilos de vida (ya he comentado en artículos anteriores cómo de niños corríamos detrás de una pelota en la calle y hoy en día los niños están sentados jugando con algún tipo de consola diseñada para ello detrás de una TV) y todos ellos nos van cambiando lo que hacemos hoy y lo que haremos en el futuro. Pensar hace 30 años en usar una computadora para hacer todo lo que hacemos hoy en día era inimaginable, al igual que pensar en conectarse por teléfono con la velocidad y calidad con que lo hacemos con alguien del otro lado del mundo, tener la posibilidad de accesar (en algunos países) varios cientos de canales de TV y poder descargar vía Internet miles de películas para disfrutarlas en casa, son apenas algunos de los cambios que han llegado y además, poder presenciar en vivo, lo que está sucediendo en estos años con los cambios producidos por la llegada de las redes sociales o la introducción del iPad al mercado, son momentos realmente especiales y que apenas están comenzando.
 
Todo esto tiene más relevancia - y es por lo menos para mí más impactante aún - cuando mi hijo pequeño, el de 10 años, llega una noche y me pregunta si yo tengo cuenta en Twitter. Al decirle que si pero que no escribo mucho en ella, me dice que debo hacerlo, me dice las razones del porqué debo hacerlo (casi todas interesantes), pero lo más importante de todo es que me instruye a que yo debo firmar todos mis artículos y todo lo que escribo en mi Blog con mi dirección de Twitter para que la gente me “busque y me conozca” pues así estaría más o menos como a la moda y todos sabrían quién soy (y yo que me consideraba todavía algo joven!).  Pues pondré, por iniciativa de mi hijo menor, esta dirección de ahora en adelante en todos mis artículos: @lvgarciag.
 
Pero analicemos el caso. ¿Qué podría entender un niño de 10 años o menos lo que es la Internet o las redes sociales o en este caso más específico el Twitter?; ¿Qué interés pueden tener los niños de esas edades en las redes sociales?; o más aún, ¿cómo van a impactar estos temas en el comportamiento, la dedicación al estudio, la concentración, y el verdadero comportamiento social de los niños y jóvenes del siglo XXI cuando ellos lleguen al bachillerato, a la universidad o a su vida profesional? Estos son temas que son parte de estos cambios que vivimos a diario pero que deben ser analizados en profundidad por los expertos en sus respectivas áreas, ya que se comienzan a ver cambios, se comienzan a ver modificaciones en el comportamiento que pueden tener implicaciones significativas para el futuro. Quienes crecimos con los cambios generados por la tecnología en las décadas de los 50 hasta los 80 lo hicimos de una manera evolutiva y en realidad, a una menor velocidad si nos comparamos a los que les ha tocado iniciar sus vidas desde los 90 en adelante. Por ello debemos entender a ellos los están cambiando o afectando los rápidos avances tecnológicos, cómo ellos se comunican, tenemos que hacer el esfuerzo de entenderlos y, además, crecer con ellos conociendo también todas estas nuevas tecnologías a medida que se desarrollan para tratar de entender cómo y para qué se usan.
 
Pues de ahora en adelante tengo que firmar mis artículos y mis escritos con mi número de celular, mis tres direcciones de correo electrónico, mi cuenta en Twitter, mi dirección de FaceTime, mis iniciales y con todas los avances de la tecnología a los cuales me vaya adaptando o incorporando (creo que uno no puede con la velocidad en que los mismos se están creando y desarrollando). La rapidez en la creación de las redes sociales con las ya conocidas empresas como Facebook, LinkedIn, YouTube, o la creatividad e innovación que ha tenido la empresa Apple en lanzar la cantidad de nuevos productos y versiones que han revolucionado el mercado de las comunicaciones y que ahora van a cambiar, según ellos han dicho, el mercado de las computadoras, es algo realmente impresionante. Hoy en día casi todos nosotros usamos o conocemos a alguien que use un i-Pod, un Blackberry o similar o hemos visto o usado una Tabelt PC, hemos hecho descargas por la computadora bien sea de música o de películas, hemos visto videos en la Internet, chateamos con alguien en otra parte o via Skype conversamos con amigos o familiares en otras partes del planeta. La tecnología avanza, nosotros debemos hacerlo también y disfrutándolo en el camino!! Sigamos aprendiendo.
@lvgarciag
Seguiremos Motivando!

martes, 12 de julio de 2011

Aprendiendo de los Errores

A lo largo de nuestras vidas uno va aprendiendo de diferentes maneras y de diferentes personas. Primero aprendemos de los padres quienes nos enseñan nuestras primeras palabras, los primeros movimientos, nos enseñan a caminar y luego lo hacen el resto de nuestras vidas; más adelante aprendemos de los profesores en el colegio y en la universidad; de allí pasamos a nuestra vida profesional en la que aprendemos de nuestros compañeros, de nuestros jefes y luego algunos comenzamos un camino de aprendizaje continuo del que les he comentado en ocasiones anteriores. En pocas palabras, vamos aprendiendo de lo que estudiamos, lo que leemos, de nuestras experiencias, de las vivencias, de las observaciones, pero aunque suene un poco extraño, también aprendemos de nuestros errores.

A veces cometemos errores sencillos de los que ni siquiera nos damos cuenta; en ocasiones son errores que nuestros padres, compañeros o supervisores notan y nos pueden hasta reclamar por ellos. Sin embargo, hay casos en los cuales generamos rechazos, reacciones negativas o cometemos errores importantes, que llegamos a afectar tanto a nuestro entorno familiar y personal como a nuestro entorno laboral. Es decir, generamos reacciones en contra de nosotros mismos y eso es algo que debemos controlar y algo de lo que debemos aprender para no repetirlo o no volverlo a hacer. Sin embargo les puedo comentar que los errores ocurren pues somos humanos, son resultado de la vida misma, de nuestra actividad diaria. Pueden venir de nuestros pensamientos o de nuestras acciones; aquí lo importante es aprender de ellos y no solo lograr recuperarnos sino poder sacarle buen provecho a lo ocurrido, buscarle siempre el lado positivo.

Hagamos un breve paréntesis y usemos el ejemplo de una bicicleta. La mayoría de nosotros aprendimos a montar bicicleta cuando pequeños ayudados de nuestros padres o familiares. Algunos le tuvieron miedo, pero al final con el apoyo y empuje de los demás aprendimos y lo hicimos, primero con las rueditas traseras y luego sin ellas, cuando nos aprendimos a balancear, cuando aprendimos a manejar ese balance. Si es verdad que nos fuimos de lado a lado, nos caímos y nos levantamos y no lo vimos como errores, sino como parte del aprendizaje y de allí en adelante fuimos por todos lados a toda velocidad. ¿Qué es lo importante de todo esto? Que para manejar bien la bicicleta debemos mantener bien el balance, ya que de lo contrario nos iremos de un lado al otro y sabemos lo que nos puede pasar (que ya nos ha pasado). Esto es igual en la vida: debemos mantener un balance, ya que de no hacerlo podremos tambalearnos, llegar a caernos o en otras palabras, cometer errores. 

Albert Einsten dijo a principios del siglo XX que “la vida es como una bicicleta ya que la única manera de mantener el balance es mantenernos en movimiento”.

En la vida uno puede cometer errores y encontrar reacciones en contra, o por el contrario, lograr alcanzar el éxito y el reconocimiento por lo que hacemos. Pero esto no lo sabremos por anticipado. Lo que sí sabemos es que si nos quedamos parados, sin movimiento o estáticos, nada pasará, nada sucederá y nunca nos daremos cuenta de lo que pudiésemos haber encontrado en el camino. De nuevo es como la bicicleta; ella nos puede llevar por una calle nueva y conducirnos a nuevos caminos desconocidos al doblar una esquina que no conocíamos, a lugares totalmente nuevos e inesperados. En pocas palabras, podemos llegar a lugares en los que nunca hemos estado, a los que nunca hemos ido y que desconocemos; podemos llegar a lugares en los que hay posibilidades tanto de lograr el éxito como de cometer errores. Y de cometer errores estaríamos entrando en complejas situaciones personales o profesionales que debemos solventar de la mejor manera y con éxito y eficiencia, ya que estas nuevas experiencias y situaciones serán nuevas para nosotros y debemos definitivamente aprender de ellas. Una vez oí el comentario que decía que quien no comete errores es porque nunca ha tratado de hacer nada nuevo. Qué cierta es esta frase. He aquí varios ejemplos:

·         Tomás Alba Edison trató más de mil veces de crear un bombillo hasta que logró unir los filamentos correctos y siempre dijo que no había fallado mil veces sino que había aprendido mil formas exitosas de saber cómo no funcionaría un bombillo;
·         El Coronel Sanders por su parte trató 1.009 veces de vender su ya famosa receta de pollo en lo que luego se convirtió en la mundialmente conocida cadena Kentucky Fried Chicken;
·         la pega que tienen los Post-it Notes de 3M fue el resultado equivocado de un experimento para encontrar un pegamento resistente realizado por el Dr. Spencer Silver en el laboratorio de 3M; el Dr. Silver nunca supo qué hacer con su descubrimiento. Seis años más tarde un colaborador, Art Fry, recordó la existencia de este pegamento suave y reusable y de allí, de un error de cálculo en el experimento inicial, surgió un negocio multimillonario para 3M.

Aprendemos todos los días, de las cosas buenas y de los errores, de las experiencias que vivimos y de lo que vamos conociendo. Lo importante siempre es recuperarnos de los errores. Parafraseando a Albert Einstein, alguien que no ha cometido ningún error en su vida es porque nunca ha tratado de hacer nada nuevo o nada diferente. Hagamos nuevas cosas, mejoremos continuamente. Es verdad que tendremos el riesgo de cometer errores, pero debemos saber reconocerlos, entenderlos, aceptarlos (sobre todo ante los terceros) y definitivamente aprender de ellos. Si no cometemos errores es porque no tomamos iniciativas; vivamos y tomemos aquellos riesgos que sean posibles de manejar. No permitamos que nuestras ideas e iniciativas mueran dentro de nosotros sin tratar de hacerlas o de implementarlas y si cometemos errores, solo corrijámoslos, así sean más de 1.000 veces hasta que nuestras ideas y acciones salgan bien. Solo así lograremos el éxito que nos merecemos.

Seguiremos Motivando. LV

miércoles, 29 de junio de 2011

La Importancia de un Número!

Para todos nosotros los números siempre han significado cosas importantes. A veces son los años que tenemos, o los días que nos faltan para un evento importante, o la nota que sacamos en el examen final del último año en el bachillerato o los dos primeros números que aprendimos a sumar y restar. En otras ocasiones pueden ser números complejos donde utilizamos cifras y operaciones aritméticas, de cálculo avanzado o con complejas ecuaciones que sirven para interpretar hasta las más complicadas fórmulas o los más avanzados algoritmos. De allí nacieron los grandes matemáticos de la historia como Pitágoras (580 – 520 AC), Hipócrates (470 – 410 AC) o Platón (428 – 347 AC), así como otros más recientes en la historia como Blaise Pascal (1623 – 1662) o Sir Isaac Newton (1643 – 1727). Los números sin embargo han fascinado a unos a otros de diferentes maneras. Gideon Rosen, profesor de filosofía de la Universidad de Princeton, cuando le preguntaron qué eran los números contestó: “Platón mantuvo que los números existen en un cielo de mente abstracta e independiente; los minimalistas mantienen que no hay tal cielo. Claramente no podemos ver, oír, tocar o sentir los números. Pero si no hay números, entonces, de que tratan las matemáticas?” .
 
 
En la Edición de Enero 2011 de la Revista National Geographic en Español sale un número en la portada, el número 7.000, acompañado de dos palabras, una adelante que dice Población y otra después que dice Millones. Al unirlos dice: POBLACION 7000 MILLONES.  Pues no solo recomiendo la lectura de este articulo y esta edición a quien pueda estar interesado sino que es uno de esos artículos que nos deja pensando en tantas de esas cosas que no sabemos si tendrán posibilidad o no, si tendrán solución o no. Población: 7.000 millones en algún momento del año 2011. El país más grande del mundo, China, tiene la quinta parte de la población del planeta. La ciudad de Delhi, en la India tiene 22 millones de habitantes. Los problemas siguen siendo los mismos: pobreza, deforestación, suministro de agua y comida, generación de trabajo y empleo, construcción de vivienda, acceso a la educación y el deporte, seguridad, salud e higiene, tasa de fertilidad, futuras epidemias, cambio climático, calentamiento global y tantos otros temas que se debaten continuamente en una ciudad importante del planeta, sin que esto detenga el avance o retroceso de alguna región en algún rincón de un continente.
 
 
¿Y que se puede hacer? Pues parte de esas 7.000 millones de cabezas son mentes pensantes que si no tienen que luchar diariamente por sus derechos, su comida y agua, por la educación de sus hijos o su salud, se les puede educar y poner a trabajar para hacerlos productivos y eficientes. Esto se ha tratado de hacer muchas veces pero no se hace con la calma, paciencia, dedicación y visión a largo plazo que se requieren.
 
 
En otro tema, ya más personal, algunos ya conocen que en junio del 2010 comencé este Blog llamado Motivando al Futuro (http//:motivandoelfuturo.blogspot.com). Aquí he publicado varios artículos en su mayoría, pero también he escrito números de vez en cuando (llevo un articulo, llevo dos artículos y así sucesivamente, o haciendo referencia a años o cifras algunas de ellas estadísticas). Los primeros fueron interesantes como en todo inicio, pero al pasar de la primera decena, los artículos pasaron a ser mejores y más densos sobe materias más densas y al tener algunos lectores eso hizo que los temas cobraran más dinamismo.
 
 
Bueno, en realidad hubo muchos artículos desde junio del año pasado, interacción con algunos lectores y opiniones de algunos de ustedes y mucho dinamismo desde el principio. Lo casual de todo esto es que este mes de junio 2011, cuando de manera corta escribo estas líneas, es cuando este Blog cumplió su primer año de vida, de hecho fue el pasado 19 de junio y lo bueno de todo es que cerrando el mes pasamos las 7.000 visitas. Nunca me puse metas de visitas o de hits, nunca supe de donde me podrían visitar y hoy en día veo como en un solo día me pueden visitar 20 o 30 personas de 20 países diferentes desde Venezuela, hasta México, Noruega, Rusia, Chile u otros rincones del planeta.
 
 
Gracias a los 7.000 que han visitado mi Blog; los invito a que lo sigan visitando, me sigan escribiendo y ayudando a mejorarlo diariamente. Sus ideas, sus palabras de motivación para así yo motivarlos de otras maneras y sus contribuciones son temas que de una u otra forma recojo en mis artículos y mis escritos.
 
 
De verdad, altamente agradecido por todo el apoyo, y como siempre termino mis escritos en el Blog:
 
 
Seguiremos Motivando ……………..

lunes, 30 de mayo de 2011

Haciendo Crecer Nuestra Mente

En artículos anteriores he escrito sobre lo que piensan los jóvenes, sobre cómo motivar la lectura, la imaginación activa y acerca del aprendizaje continuo. Y leyendo algunos otros artículos, me di cuenta de que faltaba un ingrediente: ¿cómo unimos todo esto para hacer crecer nuestra mente? Esto lo podemos hacer explicándolo de dos maneras, de la sencilla o de la manera complicada. Una forma no tan sencilla sería la de tratar de intentar descubrir lo que a través de los siglos han hecho los científicos para entender los mecanismos de la inteligencia, el funcionamiento de las neuronas, el cómo hacer para que los dos lados del cerebro, el derecho y el izquierdo con sus grandes diferencias, funcionen ambos al unísono de forma tal que nosotros pudiésemos ser personas tanto calculadoras como emocionales de alto nivel. La otra manera es tratar de explicarlo de una manera más sencilla (aunque sin ser un experto en la materia ésta es la parte difícil). Pero como a veces me dicen mis hijos, hasta mis explicaciones más sencillas los confunden. Pero trataré de hacerlo de la forma más explicativa, pues hacer crecer nuestra mente debe ser algo primordial.

Una cosa que se repite en los libros que he leído al respecto o en los programas que he podido ver o escuchar - como factor fundamental – es que hay que ejercitar a la mente de forma continua. Aquí creo que no importa si se hace de una forma ordenada, pero si que se haga de una forma que se mantenga en el tiempo. Es como mantener en forma a nuestro cuerpo. Nadie puede correr un maratón de 42 Km sin haber entrenado. Igual se debe hacer con la mente: se le debe entrenar, se le debe ejercitar y hay muchísimas formas para hacerlo. Una es leer, como les mencioné en un artículo anterior. Leer de todo, libros de historia, arte, cultura, libros sobre nuestro trabajo o sobre lo que estudiamos, aprender palabras nuevas todos los días (ya creo que casi todos sabemos lo que significan Capicúa o Palíndromo solo por oír la radio todas las mañanas). Lo segundo es mantener la curiosidad; aquí los niños nos ganan y de qué manera. Los niños preguntan de todo, sin pena, sin pararse a pensar solo en obtener una respuesta. Ya nosotros de adultos no preguntamos, ni a nosotros ni a los demás. Esa curiosidad es parte de nuestro día a día. El porqué es importante; saberlo, conocerlo, entenderlo o no, cuando su entendimiento va más allá de nuestro conocimiento, pero ser curioso (hoy solo navegando la Internet leí que Thomas Young, 1773-1829, alguien de quien no conocía, fue un científico y físico Inglés que adelantó grandes investigaciones en los campos de la óptica, física, fisiología, incluyendo la lingüística y egiptología).

domingo, 15 de mayo de 2011

Motivando los Sueños

Muchas veces no sabemos dónde nos encontramos y en este caso no me refiero a nuestra ubicación física sino más bien a nuestro ser interior. Vemos a otros tener éxito o tener una vida mucho más llena de cosas yendo a su favor mientras que la gran mayoría va por un largo transitar, día tras día para lograr ganarse la vida o mantener su ritmo de vida dentro de los niveles que desea. Es aquí donde uno se detiene para pensar y preguntarse por qué todo puede ser, o parece ser, tan complicado; o injusto tal vez? Aquí es donde viene la gran pregunta, ¿cuál es la gran diferencia entre ambos grupos, los que tienen una vida que conforman un grupo tan pequeño y los que se la pasan su vida luchando, día tras día, que son los que conforman el grupo más grande?

Las respuestas no son ni fáciles de dar, ni de entender, ni de explicar. Los cambios tampoco lo son. Pero una de las cosas más importantes que todos debemos hacer es detenernos y pensar dónde estamos, qué es lo que estamos haciendo – bien o mal – y sobre todo, independientemente del punto de nuestra vida donde nos encontremos, entender cuál nuestra “actitud” hacia nuestra situación real y cuáles son los sueños que tenemos con respecto a nuestro futuro, el de nuestra familia, el de nuestros hijos o el de quienes nos rodean.

Pero, ¿que son los sueños? El Diccionario Merriam Webster tiene varias definiciones de la palabra sueño dependiendo del uso que se le quiera dar . El primero de ellos dice que el Sueño es “una serie de pensamientos, imágenes y emociones que ocurren durante el tiempo en que permanecemos dormidos”; la segunda definición, que es la que más se orienta a lo que estoy tratando de comentar en este artículo, define al sueño como “una creación visionaria de la imaginación”. Es dentro de ésta última definición que leí una de las más bonitas definiciones que he logrado conseguir en un escrito de Jim Rohn donde decía:

Los Sueños son una proyección del tipo de vida que tu quieres tener

Todos soñamos, despiertos o dormidos (es la palabra daydreaming como lo llaman los norteamericanos); los sueños que tenemos mientras dormimos no los podemos controlar ni dominar, pero los sueños que tenemos despiertos, los que tenemos acerca de nuestra vida y de nuestro futuro son sueños que nos pueden dar fuerzas, energías, estrategias a seguir, sueños que en definitiva nos pueden orientar hacia nuevos horizontes.

Estos sueños nos permitirán entrar en nuevos lugares, alcanzar nuevas metas, darnos nuevas fuerzas. El año pasado tuve la oportunidad de asistir a un seminario de Anthony Robbbins llamado Unleash The Power Within o traduciéndolo al español sería desata el poder que hay dentro de ti. Eso no es más sino darse cuenta uno mismo de lo que somos, de las capacidades y habilidades que tenemos, de darnos cuenta de lo que podemos hacer. Es en este sentido que si vemos a nuestro futuro como algo borroso tendremos una vida algo borrosa; si por el contrario nuestro futuro es algo bien definido, lleno de nuestros deseos, seguros de lo que queremos, con nuestras metas y nuestros sueños llenos con lo que queremos y totalmente alcanzables, nuestra vida tendrá metas y sueños claros. He allí la diferencia. Debemos tener metas claras para tener sueños claros y lograr una vida mejor.

Si ya lo hemos soñado ya estamos allí; lo que nos falta es alinearnos con un plan de acción, una estrategia que nos permita alcanzar esos sueños y esa vida que queremos. No podemos negar que habrán obstáculos en la vía, que habrán dificultades en el camino o que a veces estaremos un poco más que cansados y que nos provocará desistir. Pues no podemos y no debemos. Seamos fuertes, tengamos esa entereza que ha caracterizado a tantas generaciones que han venido detrás de nosotros pues en sus mentes nunca hubo duda que iban a conquistar un nuevo continente, cruzar nuevos océanos, llegar a nuevos países, conocer a nuevas poblaciones y personas, y más adelante conquistar el espacio o llegar a desarrollar toda la tecnología que se ha desarrollado en los últimos 20 años. Son cosas realmente maravillosas que solo visionarios se han planteado y que miles y miles de personas han decidido hacerlo y lo han logrado alcanzar.

En sus mentas lo han logrado, inclusive antes de iniciarlo; en sus sueños lo han logrado, pues ya lo han visualizado. Puede que sus cuerpos no hayan despertado ni salido del punto de inicio todavía; pero ya sus mentes han ido y venido y ya lo han creado todo una y otra vez, perfeccionando sus ideas a medida que lo van pensando e imaginando. Ojalá le pudiésemos preguntar a Miguel Angel, a Leonardo da Vinci, a Julio Verne, a Walt Disney, o a tantos otros que lo hicieron hace varios siglos atrás y sin las herramientas con las que contamos nosotros hoy en día, el cómo lo hicieron, cómo lo pensaron, como fueron tan visionarios en aquellas épocas y en aquellos momentos, logrando revolucionar, la ciencia, las artes y la innovación de maneras antes inimaginables durante las décadas - o siglos en algunos casos - que les siguieron por delante. Aquellos que lo hicieron, aquellos que lo lograron lo hicieron con una idea en mente, ver el sol del otro lado, ver la vida con otros ojos, ver sus sueños hechos realidad, comenzar con lo posible.

Muchos han dicho que tenemos que ser soñadores. Pues veamos nuestro futuro con visión, con nuestros sueños. Un corredor o un nadador ve la meta desde que sale con el disparo de salida y mientras va en la carrera; esa es su meta y se ve ganador desde el principio. Igual todos y cada uno de nosotros. Oigamos a la audiencia aplaudirnos y empujarnos en la vía, en mitad de la carrera, en mitad de nuestros proyectos, o a medida que vamos haciendo nuestro trabajo diario. Vayamos celebrando los éxitos en el camino, a medida que suceden, aunque éstos sean pequeños. Y seamos capaces de ponernos en situaciones difíciles, pasando los obstáculos, haciendo las cosas duras en el camino hasta que ellas sean cómodas de hacer, pues esa es la única manera de que podamos alcanzar y hacer realidad nuestros sueños.

Como dijo Walt Disney:

“All our dreams can come true, if we have the courage to pursue them”

Seguiremos motivando. LVGG

domingo, 24 de abril de 2011

El Día Mundial de la Tierra 2011

Hoy he decidido escribir sobre el Día Mundial de la Tierra. Mucho se escribe o comenta sobre este tema, se realizan celebraciones diversas, se dan discursos a nivel mundial y en diversos organismos oficiales, pero esta vez quisiera que recordemos lo que a veces pasa desapercibido, el esfuerzo y trabajo de miles y miles de personas alrededor de todo el mundo quienes con su granito de arena van trabajando, calladitos la boca y que sin que nadie se entere, para sembrar, para llenar los huecos dejados por una tala o una quema, para hacerlo planificadamente en la cabecera de un río y así poder seguir planificando el futuro del planeta y con ello, el futuro de nuestros hijos, nuestros nietos y de todos los seres vivientes que habitan nuestro querido planeta.

Este año además de las celebraciones tradicionales que se han hecho y planificado por el Día Mundial de la Tierra que se celebró el pasado 22 de abril, la NASA le ha dedicado una celebración especial tanto en sus sedes principales como en las diferentes oficinas que tiene alrededor del mundo. Tan solo ver el afiche que han diseñado en la NASA para tan especial ocasión y que les coloco abajo (y que los invito a verlo con detalle en la siguiente dirección http://science.nasa.gov/earth-science/earth-day/) refleja la gran importancia que éste día tiene y debe tener siempre en todos nosotros. Un mundo en donde convivimos la naturaleza y el ser humano, junto con todas sus invenciones, desde los lugares donde vivimos y con sus desarrollos tecnológicos, hasta con la manera en que nos transportamos, bien sea por aire, tierra o mar. El lema de ellos para ete año es: Earth Day is Eeveryday at NASA! Ese debería ser también nuestro lema y decir el día de la tierra es todos los días para nosotros.

La NASA es sinónimo del espacio, del espacio sideral para los que tuvimos la oportunidad de crecer junto con el desarrollo de la exploración espacial. Sin embargo, ellos han ido más allá y han seguido sus investigaciones aquí en nuestra tierra tratando de entender el porqué de las sequías y de las inundaciones, el porqué del calentamiento global más allá de la parte química como resultado de la emisión de gases de las fábricas o de los incendios causados por el hombre. Han estudiado por ejemplo el efecto que está teniendo el derretimiento de la capa polar en las especies vivientes (animales y plantes) y de cómo éstas ahora tienen que adaptarse a vivir en ambientes con aguas menos salinizadas; están aprendiendo a conocer el porqué el movimiento de las nubes y porqué cuando antes llovía más en ciertos lugares o épocas del año ahora no sucede. Hacen estudios que no conocemos ni nos enteramos.

Para dar solo un ejemplo de colaboración, muy pocos conocemos de un centro tecnológico en Bariloche, Argentina, en el que la NASA en conjunto con equipos de ingenieros y científicos de varios centros de investigación, ensamblaron un Acuario Espacial que mandaron a Sao Jose dos Campos en Brasil que será el responsable de procesar la información recopilada en una misión espacial sobre los océanos. Este Acuario Espacial que analizó las aguas cristalinas de los lagos y ríos en Bariloche, fue enviado a la base aérea Vanderberg en California para ser instalado en el Satélite de Aplicaciones Científicas (SAC) Argentino, donde será preparado para su lanzamiento al espacio el próximo 9 de junio (Más información en http://aquarius.nasa.gov)“El océano representa el termostato de la tierra al contener la mayor parte del calor que se mantiene en nuestro planeta. Por ello es muy importante que entendamos cómo el calor y la salinidad están afectando la circulación de las corrientes en los océanos”, dijo Gene Feldman, Aquarius Mission Operations Manager de la NASA.

Una gran cantidad de estudios se realizan a nivel mundial todos los días. Estudios sobre las nubes, su densidad, las precipitaciones por hora, día o semana, la duración de las mismas, los períodos de sequía y el impacto de todo lo anterior en los cultivos, en las distintas especies de plantas y animales, su impacto en los bosques o el impacto que la deforestación del Amazonas, por ejemplo, sigue teniendo en la calidad del aire que respiramos. La empresa Walt Disney que entre los años 70 se caracterizó además de películas de dibujos animados por realizar películas sobre la naturaleza, sacó recientemente una nueva empresa de películas que ha llamado Disney Nature. La gran característica es que hasta ahora todas sus películas han sido estrenadas el Día de la Tierra. La primera película debutó en 2009 y se llamó Earth, la segunda de 2010 fue Oceans y para este año el 22 de abril estrenarán simultáneamente en varias ciudades del mundo la película African Cats, cuyo tráiler, además de cierta información sobre los felinos africanos, pueden ver en la siguiente dirección:

La tierra es de todos, los seres humanos, las plantas y los animales.
No la desaprovechemos. No malgastemos sus recursos, sean estos renovables o no.
Usémosla con el cuido y la atención que se merece.
Digamos como dice la NASA: Earth Day is Eeveryday!

domingo, 17 de abril de 2011

Motivando el Hábito de la Lectura - Parte II

En el escrito anterior comentamos acerca de la importancia de la lectura y que es realmente importante hacer de ella un hábito desde pequeños o jóvenes. En este escrito trataré de resumir algunos pasos que nos ayudarán a desarrollarlo, para lo cual explicaré algunas de las maneras mediante las cuales éste hábito se puede cultivar, siendo algunas de ellas las que les menciono a continuación:

1. Lo primero es darse cuenta que la lectura es divertida e interesante, si tienes un buen libro para leer. Si no lo tienes o tienes uno difícil, piensa en cambiarlo por uno más divertido o cuya lectura te pueda apasionar;

2. El otro punto es tratar de buscar siempre un libro que reúna la mayor cantidad de características que te atraigan en lo personal o en lo profesional;

3. Adicionalmente debes considerar algunas actividades que te ayudarán a cultivar el hábito de la lectura para toda la vida:

• Pon horas para leer, relativamente fijas a lo largo del día, por lo menos pro 10 minutos cada una y sin interrupciones;

• Siempre lleva un libro contigo: donde sea que vayas lleva un libro, aunque te digan que van de paseo contigo (me lo han dicho); en alguna oportunidad tendrás aunque sea unos minutos para abrir tu libro y leerle algunas páginas, bien sea esperando en un doctor, cuando recoges a alguien o en el metro. Es una forma divertida de hacerlo.

• Haz una lista de todos los grandes libros que deseas leer, agrégale nuevos títulos a medida que salgan o que los oigas, inscríbete en tu librería favorita o hazte miembro de su lista de distribución y allí encontrarás ofertas y artículos sobre libros nuevos y viejos, muchos de ellos interesantes;

• Consigue espacios tranquilos para leer, en tu casa en una buena silla, o en un parque y trata de no tener interrupciones, sin TV’s, Internet y crea horas de lectura en grupo, familia o para ti solo. Si no tienes un espacio así, comienza a crearlo;

• Léele a tus hijos: si tienes hijos les debes leer y así le inculcarás el hábito de la lectura, desde muy pequeños o desde jóvenes si no comenzaste temprano y esto además los hará ser exitosos en su vida;

• Y luego ponte una meta: comienza por algo pequeño como 10 minutos al día, luego una hora a la semana, más adelante pasa a 30 horas al mes y de allí mídete por número de libros: ¿10, 20, 40, o porque no 50 al año? Compra un marcador de libros, el que más te guste, pues lo estarás utilizando con mucha frecuencia.

Hay buenos y excelentes escritores como John Grisham, Tom Clancy, Robert Ludlum, Nora Roberts, Sue Grafton, Dan Brown, William Gibson, Douglas Adams, Nick Hornby, Ann Patchett, F. Scott Fitzgerald. Y en América Latina no solo los grandes como Vargas Llosas, García Marquez, sino tantos otros como Isabel Allende, Federico García Lorca, Octavio Paz y Pablo Neruda, todavía sin hablar de los clásicos, de las grandes historias, de los libros de arte, ciencia y otros o de aquellos que continuamente nos llevaban a los caminos de El Dorado.

¿Qué nos cambia como personas y como seres humanos? En realidad muchas cosas nos cambian continuamente y muchas otras nos definen para llevarnos a ser lo que somos en realidad y lo que no nos damos cuenta es que a través de la lectura logramos mucho más que esto, logramos conocer sobre tantos temas, puntos de vista, temas de actualidad e instrumentos de historia que nos hacen una persona más completa. Y en realidad es esto lo que nos hace pensar en que debemos mantener nuestros hábitos de lectura y esforzarnos para que nuestros hijos y nietos así lo lleguen a tener.

Una recomendación para quienes tienen o tendrán hijos o sobrinos. Léanles desde muy pequeños, enséñenles y óiganlos leer; es parte de su crecimiento. Nuestro rol como padres modernos ha cambiado y debemos leerle a nuestros hijos, hablarles, hacerles juegos y hacérselos divertidos. Mientras más se haga más lo harán ellos por su cuenta después, les ampliaremos su vocabulario, lo que les ayudará a reconocer y aprender nuevas palabras y le gustará leer más y más. No les tomará mucho tiempo y en realidad no importa en la edad en la que empiecen; aquí lo importante es comenzar. Se ha demostrado que la mayoría de estos niños estarán más ávidos de aprender, de conocer, de hablar nuevos idioma y serán más curiosos y tenderán a aprender más rápido.

Un buen o buenos hábitos engrandecerán nuestras vidas, aumentarán el potencial de nuestra mente (sobre este tema escribiremos en el próximo artículo) y nos brindarán una gran recompensa cada vez que lo llevemos adelante exitosamente. El hábito de la lectura es uno de ellos y uno de los que logra alcanzar estas tres características con mayor facilidad, ya que genera satisfacción y un sentimiento de éxito al lograrlo. Si es verdad que hay que trabajar en que nos guste la lectura, al igual que hay que trabajar en que nos gusten otros hábitos positivos y otras tantas actividades. Solo hay que hacerlas con ánimo, entusiasmo, constancia y un gran sentido del disfrute para que lo hagamos con un gran éxito.

Para finalizar, como en otras oportunidades, los dejo con algunas frases interesantes que resaltan la importancia de la lectura en nosotros y quienes nos rodean. Disfrútenlas.

“There are many little ways to enlarge your child's world.
Love of books is the best of all.”
Jacqueline Kennedy

“A capacity and taste for reading gives access to whatever
 has already been discovered by others.”
Abraham Lincoln

Lean... Lean mucho ... y como siempre, seguiremos motivando. LVGG