lunes, 5 de septiembre de 2011

El Arte de Descubrir

Alguna vez en nuestras vidas – o varias veces en ciertos casos – todos sentimos la necesidad de curiosear cuando éramos niños, investigar cuando éramos jóvenes o de descubrir cosas a lo largo de nuestras vidas. ¿A qué viene todo esto? A que si queremos y si nos lo proponemos, todos los días podemos descubrir, encontrar, conocer y disfrutar de cosas nuevas, de temas o artistas nuevos, de investigaciones posiblemente por iniciarse o quizás, de encontrarnos con sucesos del pasado que dieron paso a descubrimientos ya famosos o que permitieron el uso cotidiano de los utensilios o los aparatos electrónicos que utilizamos todos los días.

Como saben a veces recurro al Diccionario de la Real Academia Española pues la definición de una palabra es algo muy importante y en este sentido la palabra descubrir, que si bien puede tener varios significados, tiene uno muy apropiado a este contexto en el que se define como “hallar lo que estaba ignorado o escondido”[1]. Ese acto de hallar lo desconocido es lo que ha llevado a grandes y pequeños descubridores a tomar las acciones necesarias y los pasos requeridos para ir en la búsqueda de lo nuevo, de lo que no se conoce en ese momento o de lo que está por descubrirse. Imagínense el deseo tan grande de tantos hombres que a lo largo de los años y décadas quisieron alcanzar el techo de la tierra y llegar a la cima del Everest, en el Himalaya. Expediciones desde 1924 están en los records pero no fue sino hasta el 29 de mayo de 1953 cuando Edmund Hillary de Nueva Zelandia alcanzó lo que se pensaba inalcanzable. Previamente otras expediciones habían alcanzado el Polo Norte y el Polo Sur. Por otro lado, ¿quién podría pensar que todavía en el 2011 se siguen encontrando estrellas y planetas lejanos nunca antes vistos y desconocidos? El telescopio Hubble encontró una fusión (o más bien choque) de estrellas en enero 2010, que llamaron P/2010A2, a la que científicos han visto como la posibilidad de que eso haya sido similar a lo que ocurrió en la tierra hace miles de años que eliminó a los dinosaurios. Un estudiante de fotografía saliendo de su clase en la universidad de Kent State (Ohio) vio como estudiantes eran atacados por militares cuando estudiantes de las universidades norteamericanas protestaron en contra de enviar tropas a Cambodia y en instantes sacó su cámara y tomó una fotografía de lo que estaba sucediendo. Ese estudiante, John Paul Filo ganó el premio Pulitzer del año 1970 por haber reaccionado de inmediato al haber tomado esa foto. No fue un descubrimiento, fue una curiosidad que le valió la fama.

El descubrir lo vemos todos los días. Viendo televisión uno ve cómo las mariposas Monarca se preparan para tomar su vuelo y hacer uno de las más largas migraciones en la naturaleza. Los pájaros vuelan cientos o miles de kilómetros para buscar comida o refugio. ¿Quién lo descubrió?; o ¿Quién descubrió la lupa o quien inventa los materiales que hacen que los edificios sean más altos y grandes cada vez?; ¿cuántas carreras profesionales se podían estudiar en una universidad en los años 70 y cuántas se pueden estudiar hoy en día? Solo para su información, según el College Board en los Estados Unidos hay más de 100 carreras que se pueden estudiar en colegios comunitarios o universidades en este momento. ¿Han visto a un niño la primera vez que le dan una lupa?; ¿O saben quien fue Pierre de Fermat? (Hint: fue junto con René Descartes uno de los principales matemáticos de la primera mitad del siglo XVII; fue cofundador de la teoría de probabilidades junto con Blaise Pascal, descubrió el principio fundamental de la geometría analítica, aunque es más conocido por sus aportaciones a la teoría de números en especial por el conocido como último teorema de Fermat, que preocupó a los matemáticos durante aproximadamente 350 años, hasta que fue demostrado en 1995 por Andrew Wiles).

Equipped with his five senses, man explores the universe around him and calls the adventure Science. Edwin Powell Hubble


Un descubrimiento según el DRAE es “un hallazgo, encuentro, manifestación de lo que estaba oculto o secreto o era desconocido”[2]. ¿Saben cuántos descubrimientos se hicieron en el año 2010? Esa es una cifra incalculable dado que cada país lleva su cuenta y esta no se consolida, pero lo que sí es importante es que el hecho de un descubrimiento ha fascinado a todos aquellos que están atraídos por enriquecer su intelecto y su conocimiento. Hasta el 2010 la NASA por ejemplo había descubierto que hay más de 750 cuerpos que pueden ser identificados como planetas extra solares (fuera de nuestro sistema solar); ya cinco de ellos fueron confirmados. La Universidad de Bonn, Alemania, descubrió que hay un gen en nuestro sistema que determina que unas personas sean más caritativas y ayuden más a los demás que otras que tienen ese gen menos desarrollado (interesante, no?). Hubo descubrimientos en física (en partículas de alta energía como las Higgs Bosson); en arqueología por ejemplo se decodificó en genoma del hombre Neandertal en la universidad de Leipizig, Alemania y se descubrieron tumbas reales en Turquía y Guatemala (de acuerdo a un artículo de la Archeology Magazine); también hubo descubrimientos en dos montañas en Paupa Nueva Guinea donde se han encontrado más de 200 nuevas especies de animales (incluyendo un vampiro de color blanco) o que luego de las deforestaciones realizadas en el Amazonas se han encontrado símbolos (círculos, cuadrados y otras figuras geométricas) que solo pueden ser vistas desde el espacio[3]. Cosas que parecen sencillas como descubrir un cometa (Jean Mueller descubrió uno en 1993 que fue llamado Mueller/1993a), o que en 1980 el Voyager I descubrió la 15va luna de Saturno; en 1922 Howard Carter descubrió la tumba de Tutankhamen en Egipto, o que en 1956 el Dr. Albert Sabin descubrió la vacuna oral contra el polio que cambió la vida de millones de niños. Descubrimientos, algunos de los cuales que logran cambios impresionantes para el futuro de la humanidad!

Algunos parecen cosas sencillas, pero son búsquedas que llevan años de trabajo, dedicación, esfuerzo hasta que una sola vez hay ese gran chance de descubrir lo grande, importante y maravilloso que es descubrir la vida de uno mismo y de quienes nos rodean. Mientras tanto vamos descubriendo estas otras cosas que nos ayudan a vivir mejor. Descubrimientos hay todos los días. Descubrir es algo que es realmente interesante, apasionante y que si se hace con dedicación y constancia nos lleva a descubrir (y luego a inventar) muchas cosas nuevas. Es como esa primera vez que vimos una hormiga en la grama o que nos quedamos dormidos viendo las estrellas. Descubramos todos los días ya que cada uno de ellos trae algo nuevo por descubrir.
Seguiremos motivando

[1] Página Web del Diccionario de la Real Academia Española: http://buscon.rae.es/draeI/
[2] Página Web del Diccionario de la Real Academia Española: http://buscon.rae.es/draeI/