viernes, 9 de diciembre de 2016

El líder, el otro integrante del equipo… Victoria anticipada

Excelente artículo escrito por un gran amigo, Luis Alberto Hernandez.
Seguiremos motivando, 
Luis Vicente.


El líder, el otro integrante del equipo… Victoria anticipada

En los últimos artículos de mi buen amigo Luis Vicente García, tanto en su blog como en sus últimas publicaciones que realiza a través de las redes sociales, y la exposición de estas en sus conferencias y en todo donde actúa el talento de este mi buen amigo, los comparo con mis últimos estudios de SAVOIR-RELIER en la HEC de Paris-Francia; y si, ciertamente el papel del líder se extiende más allá de la oficina y de la cadena de producción, el liderazgo actual se extiende fuera de las puertas de nuestros habituales sitios de trabajo. 

Hoy por hoy plantearse el interesante y apasionante papel del líder llega a cada segundo y en cada acto de nuestras vidas, abarcando un sinfín de tópicos que a la final son el coctel con receta incluida para conducir a un equipo a alcanzar todas las metas planteadas.
La visión del líder actual ha evolucionado a través del tiempo sin perder la esencia real del por qué es necesario dentro de nuestro equipo de trabajo, nuestros amigos, nuestras familias y la sociedad en general. Al día de hoy no se puede hablar de un líder que no esté integrado hombro a hombro con su equipo, digámoslo de esta manera: El líder es en la actualidad un integrante activo de su equipo, el cual participa, se incluye, escucha y no deja de dar importancia a cualquier opinión o idea de los que junto con el reman en la misma dirección.

No existe ni prospera el líder que no forma uno más de su equipo, el líder actual guía, coordina y también ejecuta acciones dentro del grupo cuando es necesario. Basándonos en el Savoir-Relier lo cual es fundamentalmente el uso correcto de los mecanismos que aproximan  y profundizan más de lo común las relaciones entre el líder y su equipo de trabajo, esta es la pieza fundamental y más poderosa para unir a un equipo en la búsqueda de alcanzar sus objetivos.
Este proceso de acercamiento y de crecimiento del equipo permite al líder, explotar y desarrollar al máximo todas sus habilidades para tal fin, sin embargo el inicio de todo es la integración total y absoluta al combinado de personas que se está dirigiendo y llevando al cumplimiento de las metas ya planteadas.

La confianza, la integración y el acercamiento son entre otras la base perfecta para el crecimiento y el desarrollo adecuado de los equipos de trabajo, estas herramientas se convertirán sin duda en los mejores aliados del líder actual, el logro y resultados dependerán directamente de que estos pasos entre otros lleguen a cada uno de los integrantes del equipo, no como una obligación, si no como una parte esencial  del día a día no solo en el trabajo si no de igual manera en las vidas de cada uno.
Definitivamente el liderazgo debe de romper barreras y paradigmas que vivan solo en las paredes de nuestros sitios de trabajo, el liderazgo debe de pasar a formar parte de nuestra cotidianidad, el tener habilidades como estas ya desarrolladas y en mejora constante las hacen de fácil combinación con otros términos que tienen que comenzar a tener cabida en nosotros y que pueden ser puntos determinantes en la diferencia entre un equipo de buena calidad y ejecución, y un equipo de excelencia constante y desarrollo sostenido, con un sentido de pertenencia y de confianza entre sus integrantes. 

Actitud, bienestar, pasión, trabajo, motivación, excelencia, ideas, integración, son los ingredientes perfectos para crear un coctel de éxito y logros; en cada uno de nosotros está la responsabilidad de mezclarlos en su justa medida para que el resultado sea favorable y el esperado por cada uno de nosotros y todos y absolutamente todos los que integran nuestro equipo, de esta manera se crea un grupo de personas que solo entenderá la vida en una sola dirección. Hacia ADELANTE!.
Muchos Saludos!

Luis Alberto Hernandez