lunes, 8 de abril de 2013

Comunicándonos de Manera Efectiva

En días recientes leí un artículo interesante que hablaba de los hábitos de la comunicación y el autor dedicaba gran parte del mismo a discutir y argumentar el porqué hoy en día la gente se comunica menos. Su conclusión fue que la gente cada vez escucha menos. Y mi pregunta es, ¿será esto una nueva tendencia o algo que ya viene desde hace años? Tan solo un ejemplo, ¿cuántos nos recordamos del nombre de una persona luego del momento de cuando nos presentan? Algunos dirán que había mucho ruido, otros dirán que dijeron sus respectivos nombres al mismo tiempo. La verdad es que más del 70% de las personas no se recuerdan ni siquiera del nombre de las personas que acaban de conocer y eso demuestra una mala comunicación.

Desde que somos pequeños nos tratan de enseñar (aunque no lo queramos aprender) a ser buenos escuchando a los demás, a dedicar tiempo a oír, a inclusive entender lo que los demás nos quieren decir. Ahora bien, ¿qué es la comunicación? El Webster’s Dictionary indica en una de sus definiciones que comunicar es the act or an instance of communicating; the imparting or exchange of information, ideas, or feelings[1] Una traducción ligera indicaría que comunicar es el acto de comunicar o el intercambio de información ideas y sentimientos. En otro artículo leí que comunicar es: “To impart knowledge, to reveal, to give information, either by words, signs or signals, as to communicate intelligence, news, opinions.” Esta opinión nos indica que comunicar va más allá de decir y escuchar, sobre todo cuando se convierte en el “Acto” de impartir conocimiento y de revelar nueva información.

Hoy en día hay una grandísima cantidad de información diaria a nuestro alcance,  pues  la cantidad de noticias y eventos que ocurren son transmitidas a lo largo y ancho del planeta. Por otro lado tenemos una mayor cantidad de posibilidades en nuestras manos, dado el mayor desarrollo tecnológico del que disponemos, no solo en lo que son las telecomunicaciones, sino además en toda clase de novedosos aparatos (o gadgets) que nos permiten comunicarnos de maneras impensables solo hace pocos años. Y lo interesante aquí es el hecho de que todos estos nuevos desarrollos nos permiten comunicarnos casi de manera instantánea con personas en otros lados de nuestra ciudad, nuestro país o en el mundo. Y a hora viene la pregunta importante: ¿lo hacemos?; inclusive, con tantos avances y desarrollos la pregunta sería: ¿Y nos comunicamos mejor? La verdad es que en la mayoría de los casos fallamos en nuestras comunicaciones personales, en nuestra forma de comunicarnos con los demás, en la manera de transmitir nuestros pensamientos y nuestras opiniones y en la manera que hoy en día manejamos la información.

Pero y ¿qué es una comunicación efectiva? Aunque de manera muy sencilla, es todo aquello que nos permita comunicarnos instantáneamente con todas las personas a nuestro alrededor y de una manera efectiva. Aquí hablamos de habilidades, de técnicas de comunicación, de saber interactuar de una manera eficiente y sobre todo, en tratar de crear una buena y excelente relación con las personas con quienes nos relacionamos. Todos debemos en algún momento de nuestras vidas aprender a comunicar. Y una vez lo sepamos hacer, debemos continuamente buscar nuevas y mejores formas de hacerlo.

En el mundo actual de la información, recibimos, procesamos, retenemos e interpretamos una grandísima cantidad de información todos los días. Sin embargo, debemos entender que una comunicación efectiva va mucho más allá de saber intercambiar esta información, ya que debemos por una parte saber expresarnos para transmitir lo que conocemos, debemos escuchar para entender lo que los demás nos quieren decir y debemos en cierta forma, entender no solo lo que nos quieren decir sino además, entender el cómo nos los informan, ya que hoy en día los sentimientos forman parte de nuestras comunicaciones diarias. Una comunicación efectiva puede mejorar las relaciones en el ámbito laboral, personal o familiar. Una comunicación efectiva puede mejorar el desempeño de los equipos de trabajo, los procesos de liderazgo, el entender el cómo se solucionan los problemas que enfrentamos diariamente y, sobre todo, haciéndolo de una manera donde se genere confianza, donde se genere una buena actitud y sobre todo, teniendo una comunicación abierta con los demás.

Si bien entrar en detalle será tema de futuros artículos, la mayoría de los escritores sobre el tema coinciden que una comunicación efectiva tendrá una serie de elementos o características entre las cuales podemos mencionar:

  • escuchar bien,
  • entender que la comunicación no es solo verbal sino que incluye aspectos relacionados con el movimiento o reacciones de nuestro cuerpo,
  • tener la paciencia suficiente para escuchar y entender a los demás,
  • comunicarnos de una manera consistente,
  • tener claridad en nuestro mensaje,
  • tratar a todos por igual,
  • entender y conocer las emociones de los demás,
  • practicar y desarrollar nuestras buenas habilidades comunicacionales,
  • tener claridad en lo que comunicamos.

Una buena manera de comunicarnos es mediante el uso de uno o varios de los elementos mencionados anteriormente, y debemos darnos cuenta que una comunicación efectiva es algo que se aprende y desarrolla en el tiempo, ya que la mayoría de las personas no lo sabemos hacer sino que lo hemos tenido que aprender; y es algo además que requiere de mucha práctica para que se haga de una manera eficiente, buena y efectiva. Y lo más importante de todo al final, es que todos debemos ser espontáneo en su forma y manera de comunicarse y al momento de hacerlo. Traten de hacerlo mejor cada vez y obtendrán buenos resultados.