martes, 25 de febrero de 2014

Como ser más positivos!

En el camino de la vida nos encontramos con gente que tiene diferentes comportamientos y en ellos vemos también distintas actitudes. Unos son muy optimistas, otros muy negativos, mientras que un gran número de personas tienen un estado de ánimo neutro. Pues eso hay que cambiarlo y debemos llegar a ser mucho más positivos de lo que somos. Por supuesto, como todo en la vida, lograrlo no es ni fácil ni rápido, pero si comenzamos hoy vamos en la dirección correcta.

En los seminarios que hago le pregunto a quienes participan si conocen de alguna persona, cualquiera, que haya sido exitosa siendo negativa o pesimista; hasta hoy, nadie me ha podido dar un ejemplo. Por ello, el ser exitoso tiene que ver mucho con el ser positivo y tener una buena actitud. Ser positivo, sobre todo en un entorno complicado no es tarea fácil; sin embargo, sí se puede lograr. Requiere, sobre todo de un importante cambio de actitud mental y de una nueva manera de ser - tanto en lo personal como en lo profesional - y solo tú lo puedes lograr. A continuación les indico varias de las acciones que podemos tomar para llegar a ser más positivos:

Despiértate temprano. No hay nada más saludable que despertarse temprano para tener todo el día por delante y para hacer lo que tenemos que hacer. Y sobre todo, la primera hora del día, la llamada ‘hora dorada’, es la más importante. Estás más relajado y tranquilo; y es la hora que debes aprovechar para leer, meditar o hacer ejercicio. Trátalo por unos días y notarás el cambio.

Planifica con anticipación. Si la noche anterior planificas tu día siguiente, evitarás estar corriendo, que es parte de lo que nos genera tensión y perder tiempo; sabrás con anticipación todos tus compromisos y tareas del día y podrás planificarte de una manera más efectiva. Por supuesto habrá emergencias en muchos casos, pero las sabrás manejar.

Sé amable. No haya nada más gratificante que ser amable con los demás sin esperar nada a cambio. Abrir una puerta para dejar pasar a alguien, dar los buenos días o las gracias. Cosas sencillas que la gente no espera que las digamos y generamos sonrisas inclusive al decirlo. Y debes ser agradecido con lo que tienes y con quienes te rodean.

Ayuda a los demás. Durante tus días ayuda a tus amigos y colaboradores. Conviértete en una persona de confianza para quienes trabajan contigo y para tu familia, lo que te hará ser un apoyo para ellos. Ayudando a otros te sentirás mejor.
Comparte. Todos sabemos más de lo que nos imaginamos. Todos podemos hacer más cosas de lo que creemos poder hacer. Si compartimos nuestro conocimiento y nuestra forma de ser positiva con otros, ayudamos a que la gente sea mejor día tras día. Una palabra de apoyo; una guía para alguien que resuelve un problema; una enseñanza; y así, poco a poco vas trabajando en algo que puede ser muy bonito: conviértete en un mentor o hasta en un maestro para quienes irás ayudando en el tiempo.

Hoy en día hay muchas maneras de liberarnos del estrés y de estar en una excelente forma física, mental y espiritual; y gran parte de ello lo podemos hacer nosotros mismos. Si lo logras, tendrás un mejor día, estarás más positivo, con más optimismo y serás más inspirador para ti y quienes te rodean.

Seguremos motivando. Luis Vicente.