sábado, 28 de junio de 2014

Lecciones Gerenciales del Mundial de Fútbol Brasil 2014

Acabando terminar la primera ronda eliminatoria del mundial Brasil 2014 podemos reflexionar en algunos temas importantes. Algunos tendrían que ver con los preparativos previos que se tienen que llevar a cabo para que la infraestructura, la vialidad, la seguridad y tantas otras cosas estén listas para la llegada de los millones de visitantes al país sede, para que su experiencia sea la mejor experiencia posible. Otros tendrían que ver con lo que significa ser el país sede de un evento mundial tan importante. Sin embargo, también creo que hay importantes aprendizajes en diversos temas gerenciales.

Para los aficionados - y los no tan aficionados - del fútbol, un mundial reúne una serie de características importantes. En primer lugar reúne a los mejores jugadores de los mejores equipos del mundo; en segundo lugar se han hecho grandes esfuerzos para que la copa del mundo sea un evento no sólo de mucha importancia sino de mucha relevancia para el país sede; en tercer lugar ningún otro evento deportivo reúne a tanta gente a nivel mundial. De acuerdo un comunicado de la FIFA, el mundial Brasil 2014 ya ha roto récords de audiencia en televisión a nivel mundial; pero no sólo esto, también ha roto récords de audiencia en dispositivos móviles ya que por primera vez en la historia la gente está viendo los juegos por sus teléfonos o sus tabletas.

Si bien todavía falta la parte más importante de este mundial en la ronda eliminatoria hemos podido observar algunas cosas muy interesantes en materia gerencial que resumo a continuación:

1.- Han llegado mejores equipos. Por supuesto como mencioné antes, los equipos que llegan son - por lo general - los que están más preparados y que tienen mejores jugadores; sin embargo, en esta oportunidad hemos visto equipos que se han dedicado y esforzado mucho más allá de lo que han hecho otras oportunidades. Es así como vemos, por ejemplo, que el equipo de Costa Rica fue el primero que se congregó para prepararse, estudiar técnicas, entrenar como equipo y estar listo para lo que fue su mejor actuación en la historia, durante la ronda eliminatoria de un mundial.

2.- Todos necesitamos inspiración. No importa quién sea el anfitrión, el favorito, o el equipo mejor preparado; la inspiración siempre ayuda. Fue muy emocionante ver cómo en su juego inaugural, el equipo de Brasil fue motivado e inspirado por todos los aficionados que estaban en el estadio cantando a Capela su Himno Nacional una vez que la música dejó de sonar. La emoción y el nivel de energía tan alto que en ese momento había en ese estadio y que se recogía en la cara tanto de los aficionados como de los propios jugadores, es algo digno de apreciar. Los invitó a ver el siguiente video: http://www.youtube.com/watch?v=uG5xZCsB_m0

3.- Hay que desarrollar nuevo talento. Si bien esto es algo que siempre se sabe, no todo el tiempo trabajamos en ello. El talento hay que desarrollarlo continuamente; esto implica no sólo las técnicas, el esfuerzo, la preparación, la resistencia, el empuje de cada jugador o miembro del equipo, sino además la preparación mental para una competencia tan importante. Adicionalmente todos debemos estar siempre en la búsqueda de nuevo talento. Para este mundial estamos viendo nuevas caras, como por ejemplo: Sayouba, del equipo de Costa de Marfil; Pulido, de México; James de Colombia y Neymar, del equipo de Brasil. Por supuesto que todos los mundiales tienen jugadores con experiencia y jugadores nuevos. También vemos que hay figuras que resaltan por la preparación que han tenido, por el gran esfuerzo que han hecho o por las habilidades que tienen para hacer las cosas mejor que otros. Y no quiero entrar en una discusión de qué jugador es mejor o con mejores cualidades, sino que simplemente menciono que tanto Neymar como James están jugando su primer mundial de fútbol, siendo considerados ya entre los mejores jugadores de la actualidad. La lección que debemos aprender es: debemos siempre estar en la búsqueda de nuevos y mejores talentos para que ayuden al equipo a alcanzar las metas propuestas.

4.- Tenemos que prepararnos para lo inesperado.  En la vida diaria de las personas y de las empresas ocurren emergencias o situaciones urgentes que tenemos que solventar. En un equipo profesional, empresarial o deportivo, ocurren cosas que no permiten a veces su mejor desenvolvimiento. En la primera ronda de este mundial vimos cosas inesperadas. Por ejemplo, vemos como el equipo de Costa Rica, al cual me refería antes, terminó de primero en un grupo en donde los otros tres equipos siempre en estado considerados dentro de los mejores equipos del mundo; en segundo lugar vimos situaciones en donde no sólo el campeón actual sino campeones anteriores no pasaron de una primera ronda; por último hubo juegos en donde la cantidad de goles en contra de los equipos favoritos pasaba más allá de lo aceptable. Estas son situaciones que nos pasan a diario, con los equipos que manejamos o en las situaciones que vivimos. Sin embargo, lo que tenemos que hacer es siempre enfocarnos en lo importante y estar preparados para manejar lo urgente y lo inesperado.

5.- Necesitamos nuevos líderes. Todos los días necesitamos que los líderes nos indiquen el camino a seguir. Por supuesto nos vienen a la imagen de Nelson Mandela quien con temple y mucho conocimiento logró cambiar el destino de un país. Cuando trabajamos en empresas no siempre el líder es el presidente de la compañía; cuando trabajamos en equipo siempre hay uno que resalta. Lo importante es permitirle a ese nuevo líder surgir y que se desarrolle. Me llamó mucho la atención leer titulares que surgieron en la etapa de clasificación de México que decían cosas como “Guillermo Ochoa es el portero que México no necesita”. Pues quienes vieron los primeros juegos de la selección mexicana vieron la preparación que tuvo este jugador y las veces que ha logrado salvar su portería. Por ello en estos días pasados leí un artículo en el que se mencionaba que “Guillermo Ochoa el nuevo héroe de México”. Los héroes y los líderes surgen, crecen, evolucionan y se potencian al máximo en los momentos que más se necesitan. Por ello no nos debe sorprender que lo que queda mundial sigamos viendo el surgimiento de nuevos líderes y nuevos héroes que llevarán a sus respectivos equipos a nuevos lugares.


Todavía falta la parte más importante de este mundial, donde deberá ganar el equipo que más preparado esté, que tenga el mejor talento, que tenga nuevos héroes y desarrolle nuevos líderes y, que en conjunto, se esfuerce y trabaje en alcanzar el logro y las metas para llegar a ser los nuevos campeones del mundo. Lo importante siempre será aprender de las lecciones que vivimos todos los días, entender que nos tenemos que adaptar y ser flexibles para lograr alcanzar esas metas y, que de una u otra manera, tenemos que estar esforzándonos todos los días más para lograr un mejor equipo y una mejor empresa.

Seguiremos motivando!

Luis Vicente Garcia
@lvgarciag