jueves, 11 de agosto de 2016

Desarrolla los Atletas Olimpicos en tu Organización!

Las Olimpíadas representan el nivel deportivo más alto que los atletas de todos los países pueden alcanzar. La gran cantidad de eventos, la variedad de disciplinas, el esfuerzo requerido y la compleja preparación que los atletas han llevado a cabo, se ve materializada el día inaugural de este magnífico evento.  Y es que detrás de cada atleta hay todo un equipo en diferentes áreas que se orienta a lograr que en conjunto y entre todos, ganemos una medalla olímpica.

En muchas de estas competencias veremos a atletas compitiendo de manera individual; a la vez, veremos competencias donde solo mejores equipos llegarán a la final. Por ello te pregunto, ¿está preparado tu equipo para ganar una Medalla Olímpica?

“Las batallas que cuentas no son las de las Medallas de Oro. Las luchas dentro de ti mismo - las invisibles e inevitables batallas dentro de todos nosotros – son las que cuentan.”.
-       Jesse Owens, Medallista Olímpico

Los atletas olímpicos no solo tienen una gran determinación; tienen además una gran persistencia, fuerza de voluntad, definen su visión y han decidido desarrollar sus habilidades al máximo para alcanzar su potencial. Estas son solo algunas de las ideas que definen a un gran atleta. Y nuestro trabajo es crear verdaderos ‘Atletas Corporativos’

Los atletas exitosos se caracterizan por entrenar hasta no poder más, pensar en positivo y entender la adversidad mientras llegan al éxito. Al preguntarles a los ganadores Olímpicos acerca de su estado de ánimo, preparación física y el viaje a la cima, ellos definen su experiencia de una manera diferente. Los líderes se forman con carácter, disciplina, ejemplo e inspiración. Estos atletas olímpicos ganadores son, en su mayoría, líderes en sus especialidades.

Entre las cualidades que definen a un ganador Olímpico puedo sugerir cinco rasgos que los caracterizan:
1.       Son resilientes, pues han mejorado por sus fallas y errores y saben que de todo hay algo que aprender;
2.       Saben trabajar en equipo, porque saben que tienen un gran número de personas con quienes cuentan todo el tiempo;
3.       Tienen un gran interés por lo que hacen, y saben que todo conlleva planificación, tiempo, dedicación y paciencia;
4.       Tienen una gran pasión, ya que la intensidad de la competencia les hace ser cada vez más fuertes, con mucha entereza y dando el 200% de lo que pueden dar;
5.       Son alegres, porque la actitud debe ser positiva y la alegría es contagiosa.

La experiencia de un atleta olímpico los lleva a crear hábitos positivos, establecerse metas cada vez más exigentes, definir sus propios niveles de productividad, alcanzar su máximo desempeño y desarrollar grandes habilidades competitivas. Todo esto se resume en las cualidades de un atleta Olímpico:

1.    Tienen gran Motivación Personal;
2.    Aumentan continuamente el nivel de su Energía Mental;
3.    Se enfocan en alcanzar su Máximo Rendimiento.

Al hacerlo se enfocan en lo que verdaderamente quieren alcanzar.
Ver los juegos olímpicos nos permite entender que no solo el esfuerzo y la dedicación son importantes para alcanzar el éxito, sea una medalla en la carrera de 100m2 planos, en los 200 m2 espalda o en voleibol sobre arena; también se requieren una serie de estrategias complejas que son la base para fijarnos esas metas retadoras que todos debemos tener.  Es el desarrollo continuo de habilidades con una gran determinación y eso es lo que yo llamo en las empresas el ‘aprendizaje continuo’.
 
Los equipos de trabajo están hechos de atletas y ellos son los que se convierten en atletas corporativos como hemos comentado en otras ocasiones. Y esos atletas, en cada una de nuestras organizaciones, son los que comparten su visión, se fijan metas retadoras, incrementan su productividad de manera continua, trabajan en equipo y de muchas maneras buscan siempre vías que les permitan tener un máximo desempeño.

¿Cómo sabemos si nuestro equipo está preparado para ganar una medalla en las olimpiadas que jugamos todos los días? Busquemos estos rasgos en los miembros de nuestros equipos y trabajemos de lleno en tener un equipo ganador.

Desarrolla los líderes de tu organización creando excelentes atletas olímpicos corporativos; y comienza a diseñar desde ya tu estrategia ganadora para el 2017!


Luis Vicente Garcia Giliberti