martes, 3 de agosto de 2010

Comenzando a entender el Liderazgo


Tratar de hablar sobre el tema de LIDERAZGO es para mi una gran aventura desde el punto de vista intelectual. Un tema estudiado por grandes investigadores, profesores, literarios y académicos que han producido innumerables obras maestras sobre el tema. Desde que Platón trató de describir en su gran obra La República cuales podrían ser las características de un líder, pasando por las interpretaciones psicológicas y filosóficas realizadas durante los últimos 20 siglos, hasta llegar a las interpretaciones empresariales realizadas por Peter Derucker o Rosabeth Moss Kanter, para mencionar solo algunos, el tema de liderazgo ha llamado la atención de innumerable autores. A lo largo de los años el término y la definición de Liderazgo ha venido variando y no voy a tratar de analizar la evolución de las definiciones en años recientes; sin embargo, para mi Liderazgo significa "poder obtener y sacar lo mejor que hay en cada una de las personas que nos rodean". Ser un líder no es fácil y que nos sigan es menos sencillo. Por eso es que hay que trabajar en lograr ser un verdadero líder.
En el editorial de la edición del verano de 2010 de la revista Strategy+Busniess, Art Kleiner lo resume de una manera excelente: Tenemos que manejar muy bien dos conceptos: uno, el del liderazgo duro; y el otro, el del liderazgo suave. Mientras el primero se basa sobre los conocimientos técnicos, financieros, analíticos u operacionales que hemos adquirido, los segundos son los que se relacionan con la comunicación, las relaciones humanas y el poder lograr desarrollar a quienes trabajan, estudian o viven con nosotros. Los conceptos duros los manejamos muy bien mientras que los conceptos suaves los damos por sentado, aunque generalmente son muy difíciles de manejar, de comprender y de perfeccionar. Muchas de estas técnicas son difíciles de adquirir ya que son intensamente personales.
Hemos tenido muchos líderes. Líderes espirituales, líderes políticos, líderes militares, líderes deportivos y tantos otros quienes nos inspiran y nos han inspirado. Pero lo más importante es que logremos comenzar a entender qué es en realidad un líder y que podamos todos y cada uno de nosotros, en la medida de nuestras posibilidades, ser líderes en nuestro propio campo, en nuestro propio camino y en nuestra propia vida.