jueves, 26 de agosto de 2010

¿Será que la Motivación se fué de Vacaciones?

A finales del mes de julio hice una pregunta a los lectores de este Blog; una pregunta precisamente acerca de la Motivación, pero más específicamente orientada a conocer qué es lo que los motiva a ustedes y que nos hace que motivemos a los demás. Algunas personas hicieron comentarios cortos mientras que otros me enviaron comentarios un poco más largos. Sin querer entrar en un análisis más profundo, voy a resumir las principales palabras o ideas que algunos de los lectores me indicaron y a quienes les agradezco sus comentarios que siempre serán bien recibidos y los invito a seguir escribiendo. Solo en algunos casos unifiqué o agrupé lo que me enviaron.

¿Qué es entonces lo que nos hace motivar a los demás?

• Motivar y ayudar a los demás
• La Pasión
• El entusiasmo
• El Éxito
• El saber que podemos hacer las cosas mejor
• Aprender continuamente
• Ser reconocidos
• Tener bienes de fortuna
• Ver crecer a mis hijos y nietos

Algunas otras ideas o palabras no se repitieron tanto y por eso no las coloco en esta corta lista. Sin embargo un intercambio de emails con una persona quien resultó ser un amigo mío de hace años fue lo que más me llamó la atención. El me escribió sobre des-MOTIVACION ya que me confesó que estaba des-MOTIVADO. Y eso fue propicio para un cuento interesante pues al final llegué a la conclusión de que su MOTIVACION se había ido de vacaciones. Aquí les copio parte de lo que le escribí en mi respuesta a su email:

“Luis (para no decir su nombre completo) tuvo una MOTIVACION que se fue de vacaciones. Qué bueno!!!!!!!!! Por fin tomó la iniciativa y decidió irse de descanso. Espero que haya conocido nuevos lugares, tomado fotos, hablado con gente, ingerido frutas y jugos con algún ingrediente adicional como para aligerar el ambiente y que se haya olvidado de entregar u otorgar unas medallas que ya tampoco vienen al caso. Pues seguí leyendo su mail y me encontré viendo a alguien que de una u otra forma decidió, por maneras, formas o razones distintas, hacer lo mismo que yo: tomarme un tiempo diferente. No quiere decir sin hacer nada; quiere decir para hacer cosas diferentes, nuevas, simpáticas, familiares, deportivas, innovadoras y quién sabe si hasta realizar una de esas actividades que nos ayuden a tratar de que esa MOTIVACION llegue de vuelta a nuestros pensamientos, a nuestra ACTITUD, a nuestros valores, a nuestros hijos, a nuestra familia, a nosotros mismos y que regrese tan, pero tan fuerte que le logre ganar la batalla a esa des-MOTIVACION que solo tiene tres simples y sencillas letras demás, tres que son una D, una E y una S que se borran con un simple borrador de lápiz..............

Y me pregunte, ¿será ese el Luis que yo si conozco? Si me acuerdo de un muchacho joven, motivado, movido, activo, trabajador incansable, familiar, buen padre, ingeniero, ingenioso, luchador y que de repente esta DES............? me vienen varias palabras: DESpertandose, DESayunandose, DESlumbrandose, todas palabras que comienzan por DES... Pues veamos, nos DESlumbramos por los logros de nuestros hijos, nos DESayunamos con ellos ahora que estamos en este periodo medio sabático, nos DESpertamos luego de tantos años de monotonía cuando le leo lo que me escribe: 'descubrí que escribir es la manera de dejar que los sueños queden plasmados para que los demás puedan vivirlos junto con uno mismo', o como dice el Quijote: "La pluma es la lengua de la mente".

Ese si es el Luis QUE YO CONOZCO, que yo conocí, en aquel antaño de ese 'planeta extraño' como él lo llama y no es ese que dice estar DES.............. No puede ser!!!"
(algunas palabras del texto original fueron adaptadas para que tuvieran sentido en esta lectura).

Hasta aquí parte del texto de ese mail que creo que puede ser inspirador para muchos pues es cierto que todos tenemos altibajos, que todos tenemos días buenos y días mejores y lo mismo le pasa a nuestra motivación, unos días estará más arriba que otros. Creo interesante verla como que la Motivación se fue de vacaciones, creo que suena mejor; está recargándose, está buscando nuevos pensamientos y nuevas ideas para motivar y ya regresará, es solo cuestión de tiempo. Pero no nos quedemos sentados esperándola, no; vayamos a buscarla y así estaremos seguros de que la vamos a encontrar. Quiero terminar el escrito de esta semana con la siguiente reflexión:

La motivación y nuestra actitud son únicas en cada uno de nosotros. Si lo que logramos sembrar en los demás se esparce a lo largo de nuestra vida y eso que sembramos logra influenciar positivamente en los demás habremos logrado que parte de nuestra motivación y de nuestra actitud quede en ellos. Nuestras acciones y nuestras decisiones son como una semilla. Si las sembramos, cuidamos, ayudamos a germinar y crecer debidamente darán sus frutos y la sabiduría nos dará la paciencia para saber cuando los hemos obtenido. Lo mismo pasa con nuestras acciones, nuestra motivación, nuestros pensamientos, nuestra actitud. Todos estos elementos los vamos moldeando a lo largo de nuestra vida, con las experiencias que vivimos, con todo lo que aprendemos, con la gente que conocemos y al final, si lo hacemos bien, lograremos motivarnos continuamente y motivar a los que nos rodean. Puede que no veamos los resultados ni hoy ni mañana ni el mes que viene. Puede que los resultados los veamos dentro de muchos años, pero de hecho, cuando nos demos cuenta de que los hemos alcanzado, también nos daremos cuenta de que habremos esparcido nuestro conocimiento, nuestra motivación y todo lo que nos impulsa más allá de lo que nos imaginamos…..sin ni siquiera habernos dado cuenta de ello.

Hagámoslo y sigamos motivando.

Luis Vicente