domingo, 27 de marzo de 2011

Motivando a los Lectores

Como en ocasiones anteriores he planteado que este no es un foro mío solamente y que me gustaría ver la participación de lectores, amigos conocidos y por conocer a través de estas líneas, quienes quieran motivarnos con sus ideas y pensamientos. Mucho ha pasado en el mundo en los últimos dos meses, desde los acontecimientos en el Medio Oriente hasta el impactante terremoto y tsunami que afectaron enormemente al Japón hace casi dos semanas. Hoy nuestros hermanos en todas partes del mundo necesitan nuestro apoyo, cualquiera que sea y nuestra motivación, positiva y alentadora en aquellos casos que la podamos dar, aunque pequeña, es algo que es altamente requerido en estos momentos.

Los dejo con un corto escrito que me mandó mi amigo Luis Alberto Hernandez en el que habla de la necesidad del cambio, en lo cual todos debemos embarcarnos en cierta medida; cambios que en este momento ya llegan a ser una necesidad. Espero sus comentarios y que sea de su agrado.

Seguiremos motivando. LVGG

Nuevo Aire

El aire nuevo sopla en el 2011, el mundo desde todos sus ángulos comienza un cambio que pareciera recorrer la tierra por completo, nadie ha podido separar los ojos de la salida de Hosni Mubarak después de tres décadas en el poder, sin entrar mucho en lo político y vemos esto desde otro punto de vista podemos decir que el pueblo Egipto llegó a un punto en que decidió cambiar y dijo “es el momento”; y así pues Egipto protagonizó una página de oro en la historia política mundial. Seguidamente parecía poco probable que Libia, encajonada entre la caída del régimen en Túnez y la caída del régimen en Egipto, pudiera permanecer inmune a la marea. Gadafi domina un país en el que el descontento ha ido en aumento y los ciudadanos han mirado con repugnancia creciente las discrepancias entre su retórica de la democracia directa y su control autocrático del poder. Gadafi se acorrala y después de 42 años su pueblo decide que cambiar es su única salida. Así pues otro cambio llegará cuando ya pueblos no toleran el rumbo que llevan las cosas, así pues se produce el gran paso de ser protagonista del cambio.

Los cambios no solo han sido políticos, arrancan los deportes y una Kim Clijster llega al número uno después de abrir el telón de los Grand Slam del Tenis reinando en Australia 2011, sin embargo una Caroline Wozniacki quien fuese número uno del mundo la vuelve a destronar y así cambia de dueña esa posición en el deporte blanco nuevamente, Novak Djokovic camina rumbo al cambio de los primeros puestos en la ATP, pareciera que un Federer que dominó y escribió historia en este deporte le abre las puertas a los nuevos tenistas que vienen cargados de cambios en sus manos, no hay duda de que los cambios llegan cuando decidimos ser mejores y para seguir adelante debemos de cambiar, definitivamente es la única forma de que las cosas no sigan saliendo igual.

Einstein dijo “No pretendamos que las cosas cambien si siempre hacemos lo mismo. La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progresos. La creatividad nace de la angustia, como el día nace de la noche oscura. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis, se supera a sí mismo sin quedar superado.”

¿Cuándo cambiar?, definitivamente cuando queremos otro resultado, cuando siempre es lo mismo y necesitamos algo mejor, la salida es Cambiar. El cambio llega cuando nos damos cuenta que podemos dar más, de que somos capaces de ir más allá, de que cuando tocamos el techo y no hay algo más arriba que eso, pues el cambio es el próximo paso siempre y cuando queramos seguir superándonos. Los cambios son el temor de muchos, del conformista, del que piensa que está bien así como está, del que no aspira un poco más, del que vive de lo que siempre ha tenido. Sin embargo el cambio también es la espada de quien quiere dejar de hacer lo mismo, del que quiere mejorar en lo que hace, del que quiere respirar otro aire, del que no teme a la derrota, del que sabe que del error se aprende más que de la victoria, para esos el cambio no solo es la espada para andar, es simplemente su manera de vivir, el que se atreve al cambio se atreve a ser mejor…

Lo más difícil de cambiar es aceptar que lo necesitamos, no hay nada más difícil de creer nosotros mismos que saber que la vida que llevamos no nos gusta y que la vivimos porque otros lo dicen. No resulta extraño que muchas personas adultas se encuentren en una situación insatisfactoria, viviendo vidas que los demás, la sociedad o sus propios miedos a ser diferentes han establecido para ellos y no las vidas que desearían estar viviendo.

Anímate, es un buen momento de cambiar, de quitar todas las amarras que tenemos por dentro y dejar que seamos lo que nuestro corazón nos pide, vivir el cambio es como volar, como salir a correr y no saber cuándo parar, cambiar es la mejor manera de decirle a la vida que estás ahí y que dices presente, que no hay quien pueda taparte ni decirte NO, cambiar es la profesión de los grandes, la clave de los sabios y la esperanza de quien comienza a vivir.

“Cambiar es la razón que nace de una tarde de naipes entre el cerebro y el corazón, es entonces la pasión de las ideas unidas después de tragos de valor, las malas ideas convertidas en humo, y la apuesta de la vida en full de ases”.
Luis Hernández