domingo, 3 de febrero de 2013

Ideas para Escribir

En algunas oportunidades me han preguntado que cómo se escribe, o que de dónde vienen las ideas, como fluyen, como se hace, porque uno lo hace e inclusive me han preguntado cómo a veces uno puede escribir con tanta frecuencia. De verdad, es algo que para mí no tiene una respuesta muy científica sino creo que es algo mas bien emocional. O quizás, es inclusive una combinación de ambas cosas. Hay gente que les gusta hablar y presentar; a otros les gusta reunir grupos para conversar entre las personas que allí se encuentren y generar conversaciones interesantes (a algunas las llaman peñas, o tertulias y ahora las llaman conversatorios). Hay otras personas que por lo contrario, somos de poco hablar – a veces – y lo que nos gusta hacer es escribir. Sea cual sea el caso de caca uno de ustedes, a todos en el fondo nos gusta comunicarnos de una u otra manera y de esa manera, lograr que otras personas conozcan más de cerca nuestras ideas y nuestros pensamientos.
 
Hablar en público es un arte y para hacerlo bien, requiere el desarrollo de ciertas habilidades, al igual que el escribir libros o artículos que a la final comunican nuestras ideas, nuestros pensamientos y en ciertos casos hasta nuestras convicciones. En todos estos casos hay que estructurar lo que se quiere decir e ir haciéndolo poco a poco pues es algo que hay que desarrollar y casi que hasta perfeccionar mientras uno va desarrollando el tema y el contenido de lo que quiere transmitir.
 
En mi caso particular, ya que me lo han preguntado en varias ocasiones, vengo escribiendo desde hace unos 15 años cuando publicaba artículos relacionados con el tema de las franquicias. Los, formando parte de una revista sobre el tema, llegó la necesidad de ampliar los temas sobre los que se escribía para incluir otros temas como las finanzas, la economía, el mercado de las franquicias o hasta en ciertos casos breves referencias biográficas de personajes conocidos. Sin embargo fue hace unos 4 o 5 años que decidí comenzar a escribir sobre nuevos y diversos temas que me atraían, como por ejemplo la motivación, la actitud y el liderazgo, publicando no solo los artículos que comparto con un grupo de amigos y conocidos que han ido ampliando mi lista de distribución sino que desde el año 2010 estoy publicado en un BLOG Motivacional, como lo llamo yo, no solo los artículos que distribuyo sino diversos escritos cortos sobre una gran cantidad de temas variados que siento que de una u otra manera ayudan a motivarnos todos a lograr un mundo mejor (si les interesa, la dirección del blog es http://motivandoelfuturo.blogspot.com).
 
Pero entendamos un poco mas por que escribimos. Primero es algo dinámico, de lo que nos ocurre, vemos, vivimos o pensamos diariamente. Segundo, es algo que permite comunicarnos con el mundo exterior; esto creo que nos hace tomar riesgos, ya que es a través de nuestros escritos que decimos lo que sentimos, lo que verdaderamente creemos y damos nuestras opiniones que a veces no concuerdan con las opiniones de otros de los lectores. Por otro lado es algo que nos permite investigar sobre diversos temas que no son tan familiares para nosotros por lo que estamos obligados a leer e investigar acerca de lo que queremos escribir. Allí encontramos historias interesantes, cuentos que podemos transmitir a otros y visiones diferentes que aportamos sobre ciertos temas con nuestras propias ideas opiniones. Además al escribir nos identificamos con una audiencia muy particular, aquellos que de una u otra forma también están interesados en los temas sobre los cuales escribimos, independientemente que compartan nuestras ideas o piensen de una manera diferente, pues uno debe conocer, leer y entender las diversas visiones y opiniones que existen sobre ciertos temas cotidianos o inclusive temas de gran relevancia.
 
Hay muchas otras razones por las que uno escribe, como por ejemplo generar intercambio de ideas o reacciones y comentarios muy interesantes como los que muchas personas me han hecho llegar a lo largo de estos años. A veces cuando uno se mete de lleno en un escrito, sea un artículo o un capítulo de un libro, parece que estuviéramos conversando en la presencia de otras personas muy interesantes que nos hacen pensar sobre nuestras ideas y a veces hasta intercambiar diferentes opiniones. Y al mismo tiempo, al escribir dejamos libre nuestra imaginación, donde fluyen nuestras ideas y se generan pensamientos que van más rápido que nuestros dedos sobre el teclado. No tenemos que ser expertos en el tema o magos para escribir historias interesantes. Escribimos sobre temas que nos agradan o situaciones que nos han sucedido y que de alguna manera nos permiten tener una imaginación más activa, mas libre, mas creativa.

Por supuesto hay escritores importantes y profesionales y hay escritores novatos, que vamos mejorando con el pasar del tiempo, que vamos perfeccionando la manera de escribir y de redactar lo que queremos contar y transmitir. Ser un escritor a tiempo completo requiere mucha dedicación, trabajo y esfuerzo, pero además requiere de muchísima imaginación. Lo interesante es tratar de dejar una pequeña huella y una semilla que luego pueda germinar y seguir generando nuevas ideas en otras personas que puedan continuar la idea inicial de transmitir nuestros pensamientos.

Hay muchas maneras de escribir, muchos estilos con los que escribir y muchos géneros acerca de los cuales uno puede escribir. Lo importante es tratar siempre de hacerlo lo mejor posible. El escritor H. G. Wells escribió en una oportunidad lo siguiente: "escribo tan correcto como puedo, así como camino tan correcto como puedo, ya que es la mejor manera de llegar hasta allá". Yo diría que es la mejor y única manera de llegar hasta allá, hasta mi destino. Ese destino que nos vamos trazando día a día y que de alguna manera nos hace ser mejores personas y sobre todo, seres más sabios y conocedores del cambiante mundo que nos rodea, sobre todo a medida que vamos transitando por el complejo camino de la vida, que tatos aprendizajes nos va dejando en su trayecto. Esas son las ideas que se quieren transmitir, lo que uno piensa de la vida misma.
Espero que mis ideas sirvan para impulsar a los niños a que lean, a los universitarios a que investiguen, a los jóvenes profesionales a que se preparen mejor y a nosotros los adultos, a que conozcamos un poco más acerca de nuestras vidas y dejemos fluir nuestras ideas y nuestros pensamientos de la mejor manera posible.
Seguiremos Motivando. LV