domingo, 28 de noviembre de 2010

Motivando a los Lectores

Como todos los meses, dedico la última entrada del mes a alguien que me mande sus escritos y que quiera compartir con nosotros - los lectores de este BLOG de Motivación - algo que nos inspire, algo que nos motive a ser mejores, a buscar algo nuevo, a insistir en seguir adelante, no importa que fuese lo que esté pasando en este momento. Aquí les dejo un escrito sobre las IDEAS que nos manda Luis Alberto Hernandez, quien ya ha compartido IDEAS anteriormente con nosotros. Léanlo y tengan siempre buenas y productivas ideas.
Feliz semana para todos y seguiremos motivando.
Luis Vicente

IDEAS

Autor: Luis ALberto Hernández Urdaneta

Estos últimos días he realizado ciertos “ajustes” o modificaciones a los capítulos de mi libro “Siéntate conmigo”, donde la protagonista es mi hija, en un principio la idea era explicarle a Marú como era la vida desde mi punto de vista, tratar de explicarle ciertos temas de manera que una princesita de cinco años los entendiera, por su puesto que a medida que avanzaba en los capítulos caí cuenta que no tenía ni IDEA de lo que hacía. Llegó un momento en que el libro a pesar de que yo sabía que quería transmitir, las IDEAS no llegaban y me trancaba en el escrito de manera que parecía en momentos incomprensible para un lector diferente a un familiar de Marú. Entonces manejando de regreso de mi trabajo a casa, se me vino a la mente una IDEA, así pues que me orillé y anote en mi teléfono lo que pensé podría ser la solución a mi problema, y CLAAAROOOO el problema es que nosotros los adultos no tenemos mucho que enseñarle a los niños, y les explico el por qué, ¿quien quisiera en medio de su sano juicio tener una vida estresada, con poco tiempo para el disfrute, sin poder ver tu programa de TV favorito, estar pendiente de un montón de cuentas y de las preocupaciones propias del trabajo?, NADIE, mucho menos un niño quien vive en base a un UNIVERSO repleto de IDEAS todas fantásticas y maravillosas, entonces me dije.. fácil!!! Tengo una IDEA, y comencé a preguntarle a Marú que ideas tenía ella para mi libro, y comencé a dejar que fuese ella quien me enseñara como ordenar mi libro, comencé a dejarme llevar por sus ideas y así fue, ahora siéntate conmigo tiene la forma y la IDEA que yo buscaba.

Así pues, una IDEA viene sin ser llamada por lo que la recomendación de tener un lápiz y papel a mano o cualquier otro medio para tener plasmada la idea que llegó de pronto es totalmente válida, y así también les digo que las IDEAS son en muchos casos la solución a un problema, y para mi particularmente conversar e intercambiar IDEAS con Marú es una bella fuente inagotable de posibilidades para la solución de muchos problemas en mi vida cotidiana.

Desde mi punto de vista como ingeniero, una IDEA es solo el principio para formar una gran solución. Me explico: muchas veces el trabajo con maquinarias que no pueden detenerse llamémoslas de producción continua, la presión se hace enorme ya que la responsabilidad para el jefe encargado es realmente importante; de él depende en gran porcentaje que la empresa produzca lo necesario para el bienestar de sus empleados y para el progreso de la empresa en sí misma. De esta manera esta persona debe de tener las IDEAS a la orden del día. Cuando el equipo (la máquina)falla, la IDEA debe ser inmediata para la solución del problema y entonces después del equipo quedar en funcionamiento viene lo mejor de todo… La evolución de la IDEA, el análisis de la falla, la solución y cómo mejorarlo para que no ocurra de nuevo. Así pues que anímense a tener IDEAS, ellas no mueren al instante; al contrario, crecen, evolucionan y se convierten en soluciones asombrosas que hacen que el ser humano logré maravillas en este planeta que bien necesita de las buenas IDEAS para salvarlo para bienestar de todos. Les dejo un extracto de un capitulo de siéntate conmigo para que vean como los niños tienen IDEAS simples y efectivas mejores que nosotros los adultos.

¿Dónde termina el mar?


Primera pregunta. ¿Difícil no? Quizás científicamente podríamos dar juicio a esto y responder con facilidad que no existe un lugar de inicio o fin para el océano, creo que nadie tiene la razón sobre esto, y tendríamos que pasar mil años estudiándolo para saber a ciencia cierta la realidad del tema. Para María José un domingo de playa le bastó para responderse a ella misma con claridad esta pregunta, ya que cuando me pregunto me vio con muchos problemas para responderle a esta incógnita de manera que ella entendiera, pero fíjense que fácil le resulta a los niños decir esto: “Papa el mar comienza aquí en esta orilla, y mira ¿ves? Allá lejos donde esta ese barco termina, o sea que aquí donde yo estoy es todo el mar”, entonces pensé, nosotros los adultos deberíamos de ver nuestros problemas de esa manera, empiezan donde los vemos y termina hasta donde nos alcanza la vista y sería suficiente. Pero muy al contrario hacemos de nuestros problemas un mar infinito en el que navegamos y navegamos sin ver nunca tierra firme, por eso los niños son capaces de reír todos los días, para ellos los problemas no trascienden más de los necesario, por el contrario nosotros los adultos hacemos de nuestros problemas un universo sin fin en el cual mientras más buscamos mas conseguimos, de manera que a veces perdemos mil maravillas a nuestro alrededor que siempre están esperando por nosotros y que no vemos ni disfrutamos jamás por estar buscándole solución a ese problema.

Ahora a veces veo los problemas como el Mar de María José, empiezan en esta orilla y llegan hasta donde termina ese horizonte, de manera que “encierro” los problemas en un área determinada donde le puedo dar “caza a la solución”. Por lo general lo simple es siempre la mejor solución, y parece mentira pero siempre esta donde buscamos de último. Los invito a pensar como María Jose cuando estén frente a sus problemas de manera que no hagan de un vaso de agua un mar interminable donde se cansen de nadar y nunca puedan ver la orilla que están buscando.

Un abrazo y buenas IDEAS para todos.