jueves, 27 de septiembre de 2012

Terminando en grande los Estudios Universitarios.


Cuando yo estudié mi grado y mi post-grado por allá por los años 80, en casi la mayoría de las carreras, teníamos que presentar una tesis de grado para cumplir con los requisitos de las universidades. A veces estas tesis eran algo realmente interesante, aunque otras veces estos trabajos de investigación eran poco retadores y solo se hacían para cumplir con los requisitos del pensum.

Pues mucho ha cambiado desde entonces y para mejor. Hoy en día los estudiantes tienen varias alternativas; la de hacer una tesis es una, pero la posibilidad de hacer y desarrollar nuevos proyectos, demostrar sus habilidades, hacer pasantías especializadas y otras actividades les han permitido a los estudiantes universitarios podre hacer uso de los conocimientos y habilidades que adquirieron durante sus años de estudio y no confinarse a escribir un tomo que luego sería olvidado con el tiempo.

Tal es el caso de un grupo de jóvenes de la facultad de arquitectura y diseño arquitectónico de la Universidad Santa María la Antigua (USMA) de Panamá. Uno de los requisitos para graduarse es que sus estudiantes hagan trabajo social relacionado con el área de estudio de la carrera que los estudiantes están por terminar. Estos jóvenes se basaron en una iniciativa apoyada por la Pastoral de Movilidad Humana, de la Arquidiócesis de Panamá, quienes necesitaban desarrollar los planos de un proyecto de Albergue para personas de bajos recursos que necesitan ir a la Ciudad de Panamá y no tienen donde quedarse. Pues éstos jóvenes, dentro del cual modestamente digo que hay una sobrina mía, desarrollaron y diseñaron el edificio de 3 niveles donde quedaba el antiguo Colegio San Vicente de Paúl, con planos de electricidad, plomería, cimientos, paredes a construir, plantas amobladas, etc., sobre el diseño original de la escuela del lugar.

El edificio sobre el cual se hicieron todos estos planos, está justo al lado de lo que antes era el templo de San Vicente. Ese fue un proyecto bastante largo y detallado y fue el que este grupo de jóvenes estudiantes le presentaron a la USMA como su proyecto de servicio social. Pues resulta que la Arquidiócesis de Panamá anunció hace unas tres semanas que ese proyecto, para el gran asombro de los jóvenes que lo hicieron, sí se va a construir. Como escribió mi sobrina, “nosotros en el momento que lo diseñamos nunca pensamos que sí llevaría a la realidad”.

Pueden leer el artículo La Iglesia Católica panameña propone albergue para migrantes en la página web del diario Panorama Católico. El link es: http://www.panoramacatolico.com/.

Felicidades a estos jóvenes innovadores, creadores de ideas quienes con su creatividad e inventiva serán quienes impulsen el desarrollo futuro en todos nuestros países.

Seguiremos motivando. LV.