domingo, 27 de junio de 2010

Comenzando a hacer simplemente las cosas sencillas

Uno a veces se pregunta porqué pareciera que otras personas tienen más tiempo que nosotros o que logran hacer muchas más cosas que lo que nosotros hacemos. La realidad es que el día tiene 24 horas para todos y cada uno de nosotros. Y entonces, ¿que ha hecho la diferencia para que Henry Ford, Walt Disney, Bill Gates o Steve Jobs sean tan exitosos? Si bien hay muchas respuestas que se pueden dar a esta pregunta, una de las más simples es que siempre lograron hacer las cosas simples, una a la vez.

Por ejemplo, si nos piden que perdamos 30 kilos en un año, ¿cuál es nuestra primera reacción? o si nos piden que leamos 15 libros?; muchas veces pensaremos que es imposible. Pues hay una realidad y es que para alcanzar algo grande solo hay que hacerlo consistentemente. Para leer 15 libros en un año solo hay que leer 10 páginas diarias, así de simple. Para rebajar 30 kilos en un año solo hay que rebajar 100 gramos diarios. ¿Difíciles de hacerlo? La verdad es que no. Solo se requiere hacer cosas simples, pequeñas y sencillas, una tras otra y de manera continua.

Es fácil hacer las cosas simples, pero también es fácil no hacerlas. De igual manera es fácil tomar las decisiones sencillas, pero también es fácil no tomarlas. Todo depende de nuestra actitud. Si decidimos hacer hoy las cosas sencillas y tomar las decisiones simples, lo podremos hacer mañana, pasado y así todos los días de aquí en adelante. Si hoy no leo 10 páginas la verdad es que no me va a suceder nada. Si no lo hago por una semana o por un mes puede que me comience a afectar. Si no lo hago en un año muy probablemente nunca lo haré en mi vida. Pero lo contrario también sucede. Si hoy comienzo a leer 10 páginas, a caminar por 10 minutos, a perder 100 gramos en mi peso, o a iniciar cualquier cosa, idea o acción que yo me proponga, es muy probable que mañana lo repita de nuevo, luego pasado mañana y así sucesivamente hasta hacerlo parte de mi vida cotidiana. Y luego de lograr ejercitarme, tener una dieta sana, leer 10 o 15 libros al año, ¿no creen ustedes que podemos tener una nueva visión y una nueva perspectiva de lo que queremos hacer o de lo que podremos saber en ese determinado momento?

Todas las personas exitosas han logrado tener éxito en parte porque deciden hacer las cosas que son sencillas de hacer. Y haciendo las cosas sencillas o tomando las decisiones simples luego logramos que todo esto vaya creando un ambiente positivo, que nos llena de conocimiento y nos permite tomar acciones cada vez más complejas y difíciles. Un maratonista no corre 42 kilómetros en dos horas y 20 minutos sin haber tenido años de entrenamiento. Igual un beisbolista, un jugador de fútbol o una persona de negocios exitosa. La mayoría de la gente decide no hacer las cosas simples; solo un 5% de la población decide hacerlas. Todo éxito lleva un proceso de entrenamiento, de preparación y de mejora continua que le permite a la persona alcanzar el éxito en todo lo que se proponga. Lo importante es darse cuenta y entender que toda la gente exitosa logró el éxito comenzando a hacer simplemente las cosas sencillas.