miércoles, 1 de diciembre de 2021

Una nueva visión del ONBOARDING: la versión Online

 Una nueva visión del ONBOARDING: la versión Online

(artículo originalmente publicado en la revista WorkPlace de AmCham Guatemala en Revista WorkPlace: Onboarding ONLINE)

El onboarding es una práctica que busca acelerar la incorporación del capital humano a una empresa y se ha centrado en la orientación hacia los nuevos colaboradores a fin de ayudarles a adaptarse y adentrarlos al 100% a la cultura empresarial en un menor tiempo; en pocas palabras, el propósito del onboarding es impulsar al nuevo capital humano a comprender cada aspecto de su quehacer laboral en los primeros meses de su ingreso a la empresa. Una práctica utilizada por miles de empresas a nivel mundial y que con la pandemia ha tenido un vuelco importante, ya que la cultura empresarial no se puede dar a conocer tan fácilmente de forma remota. De allí que el onboarding tal y como lo conocimos es algo que también esté evolucionando y cambiando de manera muy violenta.

De acuerdo con el artículo de Human Resources MBA, What Is Onboarding?, se nos menciona que “Un buen programa de este tipo, ayuda a los nuevos empleados a sentirse bienvenidos en el trabajo y minimiza el tiempo que tardan las contrataciones recientes en volverse productivas en sus puestos”. El proceso de reclutamiento y selección en una empresa incluye una serie de actividades que ayudan al encargado de la gestión de personal a reconocer y evaluar candidatos para, finalmente, determinar cuál es el candidato ideal para la vacante solicitada. Y fue una tendencia que surgió cuando las empresas se enfrentaron -y de maneras muy seguidas- a nuevos colaboradores que no se adaptaban rápidamente a sus nuevos trabajos o a la cultura de la empresa. El objetivo final es lograr mejores tasas de retención en el largo plazo, lo que disminuye los costos asociados con la búsqueda, selección, entrenamiento y retención de estos nuevos candidatos.

La incorporación de empleados no es simplemente una orientación inicial para los nuevos contratados. Tampoco es solo una transición de un trabajo anterior hacia uno nuevo. Es un cambio complejo que consiste en darle herramientas a ese nuevo trabajador para que conozca rápidamente y a fondo la cultura organizacional de la nueva empresa y las metas que han sido trazados para ellos; y, a la vez, generar un sentido de pertenencia desde ese momento. Como empleadores buscamos generar un buen ambiente de trabajo, con metas claras y precisas, donde las habilidades y fortalezas del equipo sean mucho más que la simple suma de las fortalezas individuales de cada uno. Es allí donde las expectativas, las experiencias y el conocimiento del equipo definirán el potencial a largo plazo de la empresa.

El tema es que hoy en esta pandemia es muy difícil lograrlo de una forma remota pues no se le puede enseñar al colaborados a desempeñarse en la forma adecuada, conocer a fondo la empresa, o el llevar a cabo las tareas asignadas, o que se sienta valorado o reconocido entre sus compañeros y por la empresa, a quienes casi que ni siquiera conoce en persona. Se estima que 50% de los roles de gerente fracasan en los primeros 18 meses, mientras que, para la mayoría de los empleados, 50% deja su nuevo trabajo dentro de los primeros cuatro meses. De allí la importancia del onboarding que tiene una serie de objetivos muy específicos, como, por ejemplo:

·       Propiciar un entendimiento claro sobre las actividades y los procesos;

·       Lograr que el personal se sienta bienvenido y en un entorno agradable; y,

·       Ayudar a generar arraigo de los objetivos y valores organizacionales.

Pero como en muchos de los procesos en nuestras empresas, el COVID-19 alteró la manera como trabajamos y con la que llegaremos a trabajar una vez terminada la pandemia. Los procesos de búsqueda y contratación, selección y entrenamiento, retención y planes de carrera dentro de una cultura corporativa, que en el mejor de los casos llegará a ser hibrida, han cambiado por completo. Incorporar a los nuevos empleados y colaboradores a las empresas será todo un reto.

El Onboarding digitalizado u online, es hoy la inducción y la formación que se lleva a cabo parcial o totalmente de manera remota. Con el inicio de la pandemia de COVID-19, muchas empresas debieron actuar con rapidez y hacer que todos sus empleados trabajen desde casa para mitigar el riesgo de propagación del virus, aunque la empresa debe continuar con su negocio. Aquí lo importante es conectar e incorporar de una forma novedosa con el nuevo empleado a un proceso estandarizado y equitativo durante su formación inicial, mientras que los gerentes deben recibir informes sobre los logros de sus empleados con relación a su desarrollo. Viéndole el lado positivo, este tipo de incorporación digitalizada del personal podrá ahorrarles tiempo a los gerentes, permitiendo un proceso de incorporación más flexible a los empleados quienes pueden realizar su formación en el tiempo más conveniente y además utilizando sus propios dispositivos móviles. 

Danielle Balow, gerente sénior de soluciones de la empresa Click nos señala que:

"Tenemos que tirar el libro de reglas por la ventana y volver a imaginar cómo debe verse la incorporación. Ahora más que nunca, el entorno, la dinámica de incorporación y la experiencia de los empleados deben cambiarse considerablemente para que sean eficaces".

La transformación digital global ha acelerado los cambios en los procesos y las prácticas tradicionales que tenían las empresas. Según datos de la firma Software Advice, el 82% de los trabajadores pasaron a trabajar principalmente desde casa cuando se produjo la pandemia. De ellos, menos del 50% saben cuándo podrían regresar a la oficina, y empresas como Google y otras en el área de tecnología ya han postergado su regreso a las oficinas para inicios del 2022. Un proceso de onboarding a distancia requiere de un mayor esfuerzo, por parte de la empresa y del candidato. El trabajo remoto llegó para quedarse con los cambios introducidos por la pandemia. La incorporación remota de un colaborador debe alinearse estrechamente a la cultura organizacional de la empresa, por lo que el secreto para realizar un onboarding online efectivo reside en la adaptación y la creatividad para trasladar todas las etapas del proceso al nuevo entorno online en el que nos movemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hoy es un MÁS Día.

Artículo originalmente publicado en la Edición No. 6, Año 2, de la revista  Compartiendo en Positivo . Hoy es un MÁS día , no un día más. Sí...