miércoles, 31 de marzo de 2021

La Riqueza de las Naciones: una actualización

Desde que se publicó La Riqueza de las Naciones hace ya 245 años (9 de marzo de 1776), el economista y filósofo escocés Adam Smith ha gozado de la reputación de ser el padre de la economía. Sus ideas y análisis realizados durante gran parte del siglo XVIII sobre el impulso de los pueblos por el trueque y más tarde por el comercio, indicaban que habían logrado desarrollar un medio de intercambio para mejorar su condición de vida. La Riqueza de las Naciones -que puede ser visto como un tratado histórico- es tan relevante hoy como cuando fue escrito, no solo porque presenta un caso todavía pertinente y convincente a favor del libre comercio y los bajos impuestos, sino que reafirmó un concepto que Ad
am Smith llamó la "
mano invisible" del mercado. Sus ideas han sido durante siglos la base de crecimiento y desarrollo de muchas teorías económicas.

Smith fue uno de los principales defensores de las políticas económicas del laissez-faire, la cual es una teoría que restringe la intervención del gobierno en la economía. Sostiene que la economía es más fuerte cuando todo lo que hace el gobierno es proteger los derechos de las personas y cuando se deja que el mercado haga lo suyo. En su primer libro, "La teoría de los sentimientos morales" (1759), Smith propuso la idea de una mano invisible: la tendencia de los mercados libres a regularse por medio de la competencia, la oferta y la demanda y el interés propio.

La contribución más notable de Smith al campo de la economía fue su libro de 1776, An Inquiry into the Nature and Causes of the Wealth of Nations , mejor conocido como La Riqueza de las Naciones, en el cual también introdujo los conceptos del producto interno bruto (PIB), temas como el trabajo, el capital, la oferta y la demanda y los mercados libres dentro de una sociedad determinada y su teoría de la compensación de las diferencias salariales. Así, la contribución histórica de Adam Smith fue darnos a conocer el cómo funcionan los mercados.

Muchos economistas, sin embargo, han sostenido durante mucho tiempo que lo que no pudo explicar es cómo se comportan los mercados entre diferentes naciones, siendo Smith el primero que acuñó la noción de “naciones” en términos económicos. Un siglo después de su publicación, por ejemplo, los economistas austriacos demolieron por completo la teoría del valor trabajo que Smith (y la escuela clásica) habían abrazado erróneamente. Por supuesto que a lo largo de los años Adam Smith ha tenido sus detractores, desde David Ricardo y Thomas Malthus e, inclusive, John Maynard Keynes quienes denigraron de su modelo clásico de capitalismo, aunque sin embargo, otros  destacados economistas como Irving Fisher y Milton Friedman, se basaron en sus teorías y hasta mejoraron la Economía smithiana. Gran parte de lo que sabemos ahora en economía se lo dejó a los estudiosos posteriores para que lo corrigieran o lo descubrieran. Pero los libros de Smith, como señaló Ludwig von Mises[1], representan "la piedra angular de un maravilloso sistema de ideas”.

De acuerdo a Bruce Elmslie, profesor de economía del Peter T. Paul College of Business and Economics, de la Universidad de New Hampshire, “Smith creía que, así como la gravedad crea un equilibrio físico en el universo, el comportamiento económico parece estar gobernado por una fuerza equilibradora. El poder de atracción aumenta con el tamaño y se disipa con la distancia... Las naciones, como las personas, necesitan incentivos para comerciar y prosperar”. Agregó Elmslie en sus investigaciones que, durante los últimos 30 años, “comprender esto ha liberado a muchas personas de la pobreza en lugares como India y China[2].

Reflexionando sobre La riqueza de las naciones de Adam Smith, 245 años después

Desde que el libro hizo su debut hace 245 años, la economía nunca ha sido la misma. De hecho, antes de Smith, la economía no era una ciencia propia. Si bien no todas las palabras o ideas del libro de Smith eran nuevas u originales, el reunió algunos temas de otros escritores y agregó muchas opiniones propias con lo que logró presentar todas las ideas económicas en un tomo completo, lo que le valió el título de "Padre de la economía". Las ideas de Adam Smith ejercieron una enorme influencia antes de su muerte en 1790, especialmente durante el siglo XIX, y la Riqueza de las Naciones se convirtió en lectura obligada de la época.

La riqueza, para el primer economista del mundo, era claramente esto: bienes y servicios. Fue el primer filósofo moral en reconocer que el negocio de la empresa - y todos los motivos y acciones en el mercado que lo originan - merecía un estudio cuidadoso y de tiempo completo como disciplina moderna de las ciencias sociales. El fallecido economista británico Kenneth E. Boulding rindió este tributo diciendo que “Adam Smith, quien tiene un fuerte reclamo de ser tanto el Adam como el Smith de la economía sistemática, fue profesor de filosofía moral y fue en esa fragua donde la economía se hizo.”[3]

Dicen varios autores que la elección de Smith del título más largo de su libro es muy reveladora, pues no se propuso explorar la naturaleza y las causas de la pobreza de las naciones sino más bien de la riqueza. La pobreza, en su opinión, era lo que sucede cuando no pasa nada, cuando la gente está inactiva por elección o por la fuerza, o cuando se impide o destruye la producción. Quería saber qué da origen a las cosas que llamamos riqueza material y por qué. Fue un examen minucioso que lo convertiría en un crítico fulminante del orden político y económico existente.

La tesis central de "La riqueza de las naciones" de Adam Smith es que nuestra necesidad individual de satisfacer el interés propio genera un beneficio social, en lo que se conoce como su "mano invisible". Esto, combinado con la división del trabajo en una economía, da como resultado una red de interdependencias mutuas que promueve la estabilidad y la prosperidad a través del mecanismo del mercado. Resumiendo los principios que Smith expresó con respecto a la mano invisible y otros conceptos, creía que una nación necesitaba los siguientes tres elementos para lograr la prosperidad universal: (1) un interés propio, (2) un gobierno limitado y (3) una moneda sólida y economía de libre mercado.

De allí que el mismo Adam Smith nos dijera sobre la distribución de la riqueza lo siguiente (La Riqueza de las Naciones, libro I, capítulo VIII, p. 96, párr. 36.):

“Lo que mejora las circunstancias de la mayor parte nunca puede considerarse un inconveniente para el conjunto. Sin duda, ninguna sociedad puede ser floreciente y feliz, de la cual la mayor parte de sus miembros son pobres y miserables.” 

Como mencionó Donald J. Boudreaux en su ensayo ‘Today’s Relevance of Adam Smith’s Wealth of Nations’[4]: “Pero si la relevancia de un libro no se mide por su efecto real hasta ahora, sino por su potencial para tener un efecto profundamente favorable en el futuro, entonces pocos libros son tan relevantes hoy como La Riqueza de las Naciones”.

Celebremos el 245 aniversario de la enormemente influyente obra de Adam Smith, no haciendo una reescritura de su libro o de la historia de sus ideas, sino mediante la celebración de sus contribuciones a la economía y a la sociedad.



[1] Ludwig von Mises, “Why Read Adam Smith Today,” in The Wealth of Nations (Washington, D.C.: Regnery, 1998), p. xi.

[2] Moore, Dave. “The Global Relevance of Adam Smith Today: Economics professor Bruce Elmslie reflects on the 18th-century economist.” UNH Today, 27 de marzo 2018. https://www.unh.edu/unhtoday/2018/03/global-relevance-adam-smith-today

[3] Reed, Lawrence W. “Adam Smith: Ideas Change the World”. Foundation for Economic Education.. Enero 8, 2015. https://fee.org/articles/the-wealth-of-everyone/

[4] Boudreaux, Donald J. Today’s Relevance of Adam Smith’s Wealth of Nations. The Independent Review. Spring 2020.

martes, 2 de marzo de 2021

Creating Your Legacy

Hoy sale a la venta el libro "Creating Your Legacy".

Un libro dedicado a crear, aprender, a inspirarnos mejor de forma tal que podamos siempre motivar a otros para que logren sus sueños. Crear nuestro Legado es una fuente increíble para los lectores que buscan apoyo diario y estímulo para lograr el éxito empresarial y personal en el mundo impredecible de hoy.

Parte del ingreso por la venta del libro se donará a la ONG No Kid Hungry, por lo que toda ayuda, como comprar y leer este libro, es un aporte a otros con necesidades. 

El libro lo puedes adquirir por Amazon en el siguiente link Creating Your Legacy

Your journal is your sacred place. Here you can capture and foster your most creative thoughts and inspired ideas. Some of the finest minds and biggest hearts in the world of empowerment come together in this book to encourage you daily to realize your greatest vision. Creating Your Legacy — the most recent in the series of #1 International Best-Selling books from Expert Insights Publishing — is an incredible wellspring for readers looking for daily support and encouragement to achieve business and personal success in today’s unpredictable world. There is so much power in the written word. Capture yours here for your personal enrichment, and share this journal with others to encourage their greatness.

The world really needs you to show up and make it a better place. This is what happens when you share your gifts and talents with others who need your support. This is how you create your legacy! The time is now!

A donation on behalf of all the contributing authors of this book has been made to No Kid Hungry, Our help will allow this charity to continue their work to ensure every kid gets three meals a day.

Crea tu propio legado, empodera tu mente, haz cosas diferentes. Es muy sencillo una vez que te decides. 

Luis Vicente 


lunes, 1 de marzo de 2021

Tomar un Café Online.

La primera vez que me invitaron a tomar un café por Skype, quizás por allá por el 2014, me sonó muy extraño y, a pesar de que no tomo café, me llamó la atención y como siempre, asisto a las reuniones donde me invitan a conversar y a tomar café. Pero ¿Cómo se tomaría ese café por Skype? Cuando nos damos cuenta es algo muy sencillo que ocurre cuando nos decidimos, como todo, a tomar acción.

Veamos. Un café se toma en la casa, en la oficina o en la panadería con un amigo. Cuando nos lo tomamos con esas personas a quienes no frecuentamos mucho ya se convierte en una invitación. 

Y es una invitación a compartir, a conversar, a comentar lo sucedido. A hablar del presente y del pasado, pensando en el futuro. Es una invitación a que nos pongamos al día si es que tenemos tiempo sin vernos o hacer que de una u otra manera nos podamos ver más a menudo.

¿Café por Skype? A todos nos han invitado a tomar un café, en innumerables ocasiones, o hemos invitado a otras personas a tomarnos un café. Obviamente quienes no tomamos café buscamos una bebida de nuestra elección y más de una vez hemos estado disfrutando la atmósfera de un Starbucks en Austin, o sentados en un bello café en Paris, o sencillamente de pie mientras lo tomamos en una panadería en Caracas. Se saborea, se disfruta, se huele; lo importante es que esa invitación a tomarnos un café es una reunión informal a la que estamos muy alegres y dispuestos a ir, a la que no quisiéramos faltar. Es para tener un momento con ese alguien que apreciamos, esa persona con quien queremos conversar. Y es para pasar un rato diferente y agradable. Pero y entonces, ¿por Skype? Sentía que quizás se perdía esa cercanía que tenemos al vernos en persona.

Hoy, la globalización en la que vivimos nos ha llevado a tener amigos, familiares y conocidos en diferentes países y en diversas partes del planeta. Pero que sabroso es de verdad verle la cara a la persona que tenemos tiempo sin ver. La tecnología nos permite eso y mucho más. Es tener una conversación con esa persona con quien muy probablemente no hemos conversado en mucho tiempo, pero ahora los podemos ver mientras conversamos y saboreamos una bebida achocolatada, un jugo o limonada y, por qué no, un delicioso café. Para quienes vivimos en Hispanoamérica el café viene en diferentes sabores, tamaños y colores. Los tenemos cortaditos (Argentina), guayoyos (Venezuela), pingado (Brasil) o tintos (Colombia). Pero independientemente de su tamaño, color, aroma o nombre, todos sirven para iniciar o continuar una buena conversación. Ese primer encuentro virtual para tomar café por Skype, con una Coach Empresarial en Dublín, Irlanda, fue seguido por innumerables reuniones de conversaciones largas y muy agradables, con amigos cercanos o lejanos, con nuestros familiares que hoy viven en el exterior e, inclusive, con personas que no conocía.

Pero ya hoy es diferente; estamos en la era de la AI, IOT, Machine Learning y yo le agrego el Human Learning en tiempos digitales, pues ya todos hemos aprendido (o estamos aprendiendo) a usar muchas de las herramientas que nos permite la tecnología moderna. Y si no lo habíamos hecho antes, este tiempo de cuarentena por el coronavirus nos ha obligado a acelerar ese aprendizaje. Y ya hoy quizás, en estos tiempos virtuales, si tomamos café por Skype, refrescos por Facetime, jugos por Whatsapp Video, Vinos por Zoom, rones por Webex y quien sabe cuántas cosas ya podemos hacer con quienes nos queramos conectar, bien sea de trabajo, por diversión, o hasta comer cotufas y ver la misma película juntos vía digital, aunque estemos mundos aparte.

Y, ¿las reuniones y cumpleaños familiares?, también. Ya nos dimos cuenta de que vivimos en un mundo online y digital, casi como en la película READY PLAYER ONE.  Así que cuando nos inviten a un Café, un cumpleaños, una reunión o una película por Skype o por algún formato online, digamos que sí a un rato muy agradable con un amigo, o un colega, o un primo a quien vemos de cerca gracias a la tecnología, tomando su café, bebida y hasta snack preferido. Y seguro llegará el tiempo de Star Treck donde con un beam me up Scottie volaremos a tomarnos ese café en personas; ¡mientras tanto, hagámoslo vía Digital!

Luis Vicente Garcia Giliberti

@LVGarciaG

lunes, 8 de febrero de 2021

Hoy celebro la VIDA

Hoy celebro la vida;

Hoy celebro la alegría;

Hoy celebramos el amor, lo que hacemos, lo que anhelamos, lo que deseamos.

Hoy celebro las sonrisas y los abrazos;

Hoy celebramos lo que tenemos y las Metas que queremos alcanzar.

Hoy celebro a mis padres y el ser su hijo;
Y también celebro el ser padre con dos hijos maravillosos.


Hoy celebro a mi esposa y la maravillosa vida juntos que hemos tenido.

Hoy celebro la familia -por más lejos que nos encontremos- y también celebro la amistad, a los nuevos y a los de toda la vida, a los que vienen y se van, y a los que nos acompañan por el largo camino .

Y hoy celebro los sueños, las esperanzas, las ideas, a los que nos atrevemos a hacer cosas diferentes. Celebro las aventuras y a los que descubren, a los que creamos y a los que todavía sorprendemos con lo que hacemos todos los días.

Por eso hoy en mi cumpleaños así como todos los días, hoy celebro la vida y los invito a celebrar la suyas de la mejor manera posible.

#vida #celebraciones #celebralavida #celebrandolavida #enjoylife #sueños #alegría #sonrisa #aventuras #amistad #familia

sábado, 30 de enero de 2021

INTERGENERATIONAL LEARNING: una interpretación

El TED CIRCLES del mes de enero versó sobre el Aprendizaje Intergeneracional. Tres conversaciones sobre el tema nos permiten ampliar lo que sabemos de esta interesante realidad, sobre la que pocas veces nos detenemos a pensar.

Por primera vez este mes tuve tres reuniones diferentes, es decir, tres TED Circles con personas diversas, de diferentes backgrounds, carreras, experiencias o zonas geográficas. En nuestros círculos vimos la extraordinaria TED Talk de Hindou Oumarou Ib
rahim
, llamada Indigenous knowledge meets science to solve climate change (Hindou's TED Talk). Y si hay una cosa en común es que en todos hablamos de los valores, y en especial, de los valores que han sido pasados de generación en generación.

Entre los conceptos que surgieron tenemos la observación de lo que hacen nuestros padres y abuelos (algo que hemos hecho poco), aprender de sus experiencias -que en muchos casos las nuevas generaciones no quieren aprender-, y en especial, tratar de recordar todo lo bueno que nos dejaron en su camino. Otro tema que se trató se relaciona con la información que es traspasada de abuelos a padres y a hijos. Y en este punto conversamos en especial sobre las tradiciones de cada uno de nosotros y de las diferentes zonas de nuestro país. Es el hacer algo de cierta manera, o el gusto por la música clásica, una buena comida, una buena conversación o comportarse de manera educada son valores, ideas o conceptos que nos enseñaron nuestros padres y abuelos. Y debemos trabajar en nuestro circulo interno, nuestro circulo familiar.

El punto de vista de Hindou Oumarou Ibrahim nos hace pensar mucho: el proceso de la historia familiar, nuestros antepasados, el legado que le dejaremos a nuestros hijos y nietos. La gente del campo sabe mas sobre el planeta y la naturaleza que la gente de la ciudad; y eso se está perdiendo. Nos queda claro que la mujer es alguien que siempre debe caminar junto al hombre, ya que tiene cualidades diferentes, busca soluciones distintas y ve otros caminos para llegar a la meta. Hombres y mujeres juntos crean todo mejor en un mundo donde el arte, la ciencia y la naturaleza también se debe combinar.

Hablando de la información, se mencionó que a la misma hay que agregarle el factor humano. Un tema crucial es que la información de la familia no se traspasa pues no queda registrada, no hay quien la escriba o que se dedique a recolectar todo lo que puede ayudar a las futuras generaciones. Hay que recordar e inclusive dar un estilo de clases en grupo para perpetuar la historia de la familia para recordar nuestra identidad familiar.

Un punto interesante en uno d ellos TED Circles fue el hecho de que los tomadores de decisiones deben cambiar, deben unir géneros, deben unir generaciones. Todo lo relacionado con el conocimiento, el aprendizaje y la tecnología deben ir de la mano para que puedan ser efectivos.

La ultima parte de las sesiones se las dedicamos a pensar en lo que podemos nosotros aprender de pasadas o futuras generaciones y allí quizá fue la parte mas compleja de las reuniones. La conversación fluyó entre el respeto a lo que hacemos y hacen los demás, a encontrar ideas para mejorar la cultura, a darle un buen y adecuado uso a los recursos para las generaciones futuras y, sobre todo, hablamos de la consciencia. La generosidad y el recordar los vínculos también son elementos importantes que podemos aprender de nuestros antepasados y darnos cuenta de que debemos actuar y profundizar en los temas que nos importan. Y debemos ser conscientes y empáticos sobre todo en lo que nos afecta, para así poder ser ejemplo para generaciones futuras.

Y al final de nuestras conversaciones, por esas causalidades, volvió a surgir el tema de los valores, su importancia, su legado y sobre todo que al darnos cuenta de que la vida es una evolución constante, los valores son aquellas pequeñas cosas que nos permiten entender ese fluir de la vida y el poder llegar a ser un buen ciudadano.  

Luis Vicente García

@LVGarciaG

viernes, 22 de enero de 2021

Un cambio que transforma

Iniciando el 2021, dejamos atrás uno de los años más complejos de la historia reciente, y para nosotros los venezolanos eso es mucho decir. Ya hoy nos damos cuenta de que, durante el 2020, el mundo atravesó por un importante punto de inflexión, uno que será estudiado con demasiado interés durante los próximos años.

Es casi repetitivo decir que el 2020 fue un año de cambios, de transformaciones, de preocupaciones. Un año en el que cambiamos todo lo que dábamos por sentado, como la posibilidad de salir a pasear, a cenar, o ir a una librería; un año en el que también cambiaron nuestros hábitos -y de qué manera. Pero también fue un año muy difícil para las empresas y las economías, para no entrar en los detalles de cómo esta pandemia modificó muchos de los aspectos básicos de los países y de las sociedades. Un año además en el que vimos que no todas las industrias, empresas o personas lo vivieron ni con la misma rapidez, ni con la misma intensidad, ni quizá reaccionaron con la claridad o la velocidad que posiblemente se necesitaba en el momento. Algunos (personas, empresas) tuvieron miedo y decidieron esperar antes de actuar; otros decidieron actuar casi de inmediato tratando de ver lo que podrían hacer; mientras que otros, sobre todo empresas ya más planificadas, comenzaban a implementar nuevas estrategias, incluyendo mercadeo y ventas, o las tecnológicas y digitales que les permitieron innovar más rápidamente. Pero independientemente de cual fuere el caso -y aquí cada uno debemos evaluarnos-, a todos nos tocó detenernos, así fuese un instante, para comprender lo que comenzaba a pasar desde el mes de enero y con más fuerza en el mes de marzo a nivel mundial, con un virus que, al convertirse en pandemia, paralizó al mundo tal y como lo conocíamos.

No podemos negar que el mundo, fue y está siendo remodelado por el COVID-19 y otros eventos (geopolíticos o geoeconómicos) y que ya lo que conocíamos no será lo mismo, pues todo ha cambiado. Hoy hay un distanciamiento social auto impuesto, aunque todavía vemos a personas que pareciera que no se han dado cuenta de la grave situación. Como dijera el escritor británico Aldous Huxley: “Que los hombres no aprendan mucho de las lecciones de la historia es la más importante de todas las lecciones de la historia.”

Ya es normal el uso de las mascarillas o el dejar los zapatos en la puerta de la casa. Ya se hizo costumbre el delivery y el pick-up aún en los países donde no existía esta práctica. Las personas consumen menos, pero compran para más tiempo para evitar el contacto. Las empresas han adaptado los tamaños de sus productos para hacerlos atractivos para el mercado. Todo lo online, desde las videoconferencias hasta el streaming, ha transformado la manera como nos comunicamos y como nos distraemos. En otras palabras, el impacto que el COVID-19 ha tenido en nuestro quehacer diario, en las empresas y hasta en la sociedad es uno que ha traído grandes transformaciones y que estará con nosotros por muchos años.

Los grandes retos de la humanidad han sido resueltos por grandes hombres y mujeres que generaron ideas para el cambio, que generaron tendencias, que modificaron el rumbo de la historia. Hoy estamos ante un nuevo capítulo de la historia, uno que será escrito por personas desconocidas pero que marcarán el camino a seguir para un mejor futuro.

Por supuesto al iniciar un nuevo año, todo está por hacer, todo está por crearse y por escribirse. Parte de este año estará relacionado con el COVID-19, pero el resto dependerá de cada uno de nosotros, de nuestra actitud, de nuestra motivación, de lo que decidamos hacer y el cómo resolvamos actuar. De allí vendrán esos cambios transformacionales que podrán convertir el 2021 en un gran año o por lo menos en un buen año. Solo depende de nosotros. 

Luis Vicente García G.


(*) Articulo originalmente publicado en el Diario El Nacional de Caracas, Venezuela.

viernes, 8 de enero de 2021

Welcome 2021


Para todo lo bueno, 

Para las grandes #ideas,
para las mejores #conversaciones,
para los buenos #ratos,
para mejores #estrategias.

Para los grandes #amigos,
para estar con la #familia,
para ver buenas #películas,
para los mejores #libros
para los #tedcircles.

Para las sesiones por #zoom
para las reuniones virtuales y
para las posibles presenciales.

Para lo que #queremos hacer
para lo que podemos hacer
para nuestros #sueños y
para nuestras #aventuras .

En pocas palabras, para todo lo bueno que nos trae este nuevo 2021.

#bienvenido2021
#welcome2021

miércoles, 23 de diciembre de 2020

Obertura Candide, L. Bernstein, Concierto "Gala 70 Aniversario de Venamcham", Sinfónica Ayacucho

Les comparto en este bello día antes de la Navidad, la Obertura Candide, de Leonard Bernstein, interpretada por la Orquesta Sinfonica Gran Mariscal de Ayacucho (@AyacuchoSonando - @sinfonicayacucho) y dirigida por la maestra Elisa Vegas @elisavegas grabado para el Concierto de Gala "70 Aniversario de Venamcham" VenAmCham Venezuela. Gracias a Crack Estudio por apoyarnos en esta gran celebración.

Lo pueden ver en https://lnkd.in/eV76dfb a través de @YouTube

Obertura Candide, de Leonard Bernstein. Interpretada por Orquesta Gran Mariscal de Ayacucho en el Concierto "Gala 70 Aniversario de Venamcham", realizado el 26 de noviembre de 2020.


Texto publicado por la Sinfónica Ayacucho.

La duración en el tiempo es una muestra de resiliencia. Es una insignia de la perseverancia y esfuerzo. Un testamento a la misión que nos impulsa a cada uno.

Bajo el lema “Empresa, Sociedad y País” el pasado jueves se celebraron los 70 años de Venamcham en un Concierto de Gala que contó con las sentidas y maravillosas palabras de admirados miembros de la cámara junto a la Orquesta Sinfónica Gran Mariscal de Ayacucho dirigida por la maestra @elisa.vegas y el motor de liderazgo de Luis Vicente García @LVGarciaG, Gerente General de Venamcham, y su de equipo.

Un evento inimaginable que contó con el espíritu y la música de la @sinfonicayacucho, la pasión por comunicar y el poder del storytelling de @crackestudio, y la valiosa contribución de cada uno de los ponentes.


Queremos regalarles la *Obertura Candide* del compositor Leonard Bernstein, como una muestra del resultado de mucha perseverancia y colaboración. Producido por @crackestudio, esta pieza marca el reencuentro de los músicos después de meses sonando desde casa, procurando la salud y seguridad de todos. Una colaboración entre Crack y la Orquesta que sigue creciendo y evolucionado porque las historias también son música.

Hoy, Venamcham sigue trabajando por la comunidad de empresarios.

Crack sigue encontrando significado y propósito en contar historias.

Y la Orquesta Sinfónica Gran Mariscal de Ayacucho nos inspira a seguir sonando todos juntos. Créditos:

Dirección Musical: Elisa vegas @elisa.vegas @sinfonicayacucho Dirección: Nacho Palacios @nachopalacios Producción: Alex Kment @alexkment Edición: Luis Roberto Acosta @ruislo Audio: Aarón Cabrera @aaron_trb Heyzer Cabrera @heyzer_drums Jose Miguel Palacios @josempalacios.

martes, 24 de noviembre de 2020

Hay que dar lo mejor de lo que uno es.

 Hay que dar lo mejor de lo que uno es

Por: Inés Muñoz Aguirre

El responde con la velocidad con que es de suponer que se mueven sus pensamientos. Siempre pareciera sonreír y transmitir comprensión y compromiso real con lo que dice a través de una voz suave, nada estridente, que genera confianza. Su nombre es Luis Vicente García y además de ser el gerente general de Venamcham es un verdadero influencer, entendiéndose como tal, no aquellos que acumulan seguidores sin objetivos claros, a veces pagados y sin puntos en común. El “hombre de influencia” es aquel como Luis Vicente que participa de una gran cantidad de actividades desde donde aporta, que tiene un publico objetivo con intereses comunes y que comparte experiencia y conocimiento.  Comienzo por preguntarle si él se ubicaría en el concepto de multitasking y responde sin titubeos.

_ El multitasking no es recomendado, yo decía que solo las madres que acaban de dar a luz pueden hacer varias cosas a la vez y les es aceptado. En la gerencia siempre se ha dicho que el multitasking genera algunos efectos negativos. En primer lugar te sacan de foco y cuando vuelves debes luchar por recuperarlo.  Nos quita tiempo y hace que nuestra mente divague. Durante esta cuarentena todos nos hemos vuelto multitasking, hemos aprendido a estar horas detrás de la pantalla, nos hemos tenido que adaptar a una realidad, estar en la casa y al mismo tiempo trabajar.

_ Es la asunción de una nueva forma de vida.

_Si. Yo no hablo de una nueva normalidad porque nadie sabe lo que es eso. La normalidad es lo que vives en el momento.  Ahora es el teletrabajo, adaptarnos a plataformas que existían hace años, mi primera conversación por Zoom creo que la hice en  el 2014, hoy celebramos cumpleaños, hemos ido a misa, hemos tenido fiestas, hemos ido a seminarios gigantescos, y eso va a vivir con nosotros.  Si es cierto que estamos en la IV Revolución Industrial y escuchamos todos esos términos como Inteligencia Artificial, la Robótica, las maquinas que aprenden, hay que aceptar que de esa forma tendremos que vivir. Viviremos con el multitasking que nos hemos vuelto para poder atender tal cantidad de cosas.

_ Este es un tema muy interesante para escuchar de personas como tu, que lideran nuevas tendencias de aprendizaje.

_ Yo partiría del punto que se refiere al coeficiente intelectual que era de lo único de lo que se nos hablaba, hoy se parte de ocho tipos de inteligencia, el que es más hábil para los números, o el mas hábil para las palabras, o para el deporte. Después de esto vino aquel concepto en el que se habla que no es solo conocimiento, sino las emociones y de allí sale lo de inteligencia emocional para definir mi desempeño, entonces,  también tengo que asumir que hay múltiples maneras de aprender: haciendo, viendo, escuchando, está el aprendizaje kinestésico, y hoy nos damos cuenta que hay personas que en medio de esta situación han sido capaces de tomar cursos y aprovechar el tiempo para estudiar, mejorar y fortalecer áreas. En la gerencia te dicen que todo se puede aprender, manejo de recursos humanos, mercadeo, ventas, pero a eso hay que añadir un tercer elemento que es la actitud.

_ ¿Cómo defines la actitud?

_ La actitud es la que te permite decidir que es lo que vas a hacer.

_ ¿Qué llamas actitud positiva?

_ Es una predisposición para algo, lo cual significa que cualquier cosa que yo haga debo ir hacia ella con la mayor predisposición positiva posible. Es una decisión interna porque el enfoque hacia lo positivo o lo negativo lo decido yo, en mi caso mi decisión siempre es hacia lo positivo porque al final del día es una manera de ser.

MIRANDO ALREDEDOR

La posibilidad de conversar con un hombre que además de economista es invitado con frecuencia a dar charlas y conferencias y quien además trabaja como asesor, nos brinda la oportunidad de indagar sobre su posición frente al concepto de Coach, figura que también representa y le expongo:

Todos estos cambios acelerados nos han permitido ver aparecer por todas partes la figura de los coach y ante eso te hago esta pregunta porque tu eres un hombre con más de 30 años de experiencia, ¿Cómo es que ahora hay tanta gente que te dice yo soy coach? Yo me quedo expectante y me pregunto:  ¿es que la experiencia no es un elemento clave?

_ Yo creo que tu tienes razón porque hay gente que repite palabras de moda y no saben que son. El proceso de hacer coaching es un proceso de transformación en el cual vamos juntos. Un proceso de largo plazo, donde se definen las expectativas y el coach debe conocer muy bien al otro para lograr esa transformación necesaria. No siempre se logra porque hay muchos factores que influyen.  El coach debe ser una persona preparada, certificada, y haber tenido una experiencia que te permita dar opiniones con responsabilidad y con seguridad. Solo después de cierta edad es que tu vas a tener la experticia, el conocimiento, la vivencia que te va a permitir entender a la persona con la que vas a estar trabajando.  Eso aplica para diversas áreas porque al final esto se trata de ayudar a cambiar al otro.

_ Es que el término no es nuevo…

– Esto del coach comenzó hace quinientos años, se le fue dando forma y la primera vez que se utilizó el término fue en el Siglo XIX en una universidad inglesa aplicada a lo deportivo, pero ya se utilizaba en aquellos carruajes que te transportaban de un lugar a otro.  Hoy es un proceso que significa que si tu estas aquí y quieres llegar allá, tu coach te va a ayudar a llegar con la orientación para lo que hay que hacer. Hoy hay un coach para cada área, voz, actuación, gerenciales, deportivos, por mencionar algunos. El coach es un observador quien a través de sus observaciones va a hacer pequeñas correcciones.

_ ¿Crees que en estos procesos  hay características claves para alcanzar el éxito?

_ En estos procesos no puedes cambiar muchas cosas a la vez. Además confluye el tiempo, porque el cambio o implementación de un nuevo hábito va a depender del tiempo que te tome. Cuando quieres hacer cambios importantes hay que hacerlo gradualmente. Los pequeños cambios son la única forma de hacer cambios en múltiples áreas.

EL TIEMPO PARA MAÑANA ES AHORA

En la medida en que hablamos mi entrevistado sostiene su entusiasmo, mi mente se mueve a gran velocidad, trato de rescatar un orden en medio de los múltiples temas que van saliendo al paso de la conversación. Enfrento mis ansias de indagar que le puede jugar una mala pasada al reloj.  Me aferro al tema del tiempo. Mi entrevistado se recrea en sus respuestas, por eso le insisto:

_ De tu respuesta rescato algo clave, que los procesos de los cuales hablas son procesos a largo plazo.  En nuestro caso, los venezolanos somos cortoplacistas y por eso es que nos va tan mal en algunos temas como el político, porque no trabajamos viendo a largo plazo la relación con las comunidades, sino que son esporádicas y espasmódicas…

_ Tal cual, porque yo diría que uno de los grandes errores del ser humano es el no ser paciente.  Y el todo para ya, no funciona. Eso es como que a un niño de ocho años le preguntes que va a estudiar en la universidad, habrá dos o tres que te responderán y será lo que hagan, pero la mayoría no sabe lo que es la universidad, necesitará de su tiempo. Cuando hablas de largo plazo significa que hay que comprender y hay que dar el tiempo para asentar.  Además hay una infinidad de variables externas e internas que tienen que ser tomadas en cuenta.

_ Un tema que ha variado cuando hablamos de la relación con el tiempo es el de la planificación estratégica, lo cual te impone una nueva dinámica, en un mundo y un país tan cambiantes.

_ Si, pero tenemos que seguir haciendo planificación estratégica y financiera, lo que ha variado es que antes tu hablabas de cinco años y había que adaptarse, pero en Venezuela todo eso varió porque no había materia prima, no hay flujo de caja y otras variables que nos han forzado a cambiar. Si tu le preguntas a alguien a comienzo del año qué va a hacer te encuentras con gente que te dice que nada, pero si le apuntas que mínimo va a cumplir años entonces te empieza a hacer un listado. Cierto que las empresas han tenido que reducir sus líneas de producción, cambiar productos y servicios, ha cambiado la dinámica, pero se necesita saber que se va a hacer. Para mi hay tres recursos en estos procesos que son cruciales: el tiempo, tipo de trabajo y el capital. Mínimo tengo que planificar que voy a hacer con esos tres recursos. El mercado está allí y yo todavía tengo que ser competitivo, tengo que existir, hacer recordatorio de marca y tengo que ver o redefinir mi visión y misión adaptada a estos tiempos en el que hay que definir hacia dónde vas y asumir que sin metas no puedes trabajar

_ Cuando hablas de recursos básicos siempre está presente el tema el capital, llegado a este punto en el que además tengo enfrente a un economista, yo quiero preguntar ¿cómo ves el tema de nuestra economía dolarizada, manejando parámetros que no tienen que ver con la realidad.

_ Estamos en una economía que no tiene referencias de lo que cuesta un dólar que representa mucho dinero.  Aquí viene alguien y te dice que por su servicio de tres minutos le vas a pagar veinte dólares, lo que hay es una disociación. Alguien tiene que educar a la población, no puedes pagar lo que en Estados Unidos te cuesta tres almuerzos porque alguien venga a ver qué le pasó a la nevera, pero para eso tenemos que tener políticas económicas adecuadas para lograr una estabilización, para ello necesitas de políticas, fiscales, cambiarias, monetarias, tazas de interés para que la economía tenga estabilidad. Es indispensable que podamos regresar a utilizar las empresas para lo que fueron hechas y que uno como cliente pueda decidir que tipo de producto o servicio pueda adquirir.

_ Estos tiempos de cambios, imponen grandes retos, ¿qué ha sido lo más difícil en tu responsabilidad frente a la gerencia de Venamcham?

_ Lo más difícil ha sido llevar adelante la misión de la Cámara que es propiciar las relaciones comerciales entre Estados Unidos y Venezuela, pero entonces estamos trabajando fuertemente en el fomento de la responsabilidad social y nos hemos orientado en tratar de apoyar a la empresa privada de múltiples maneras: formación, educación, preparación, temas de gerencia, nos hemos especializado en foros, talleres, para ayudar al gerente a mejorar.

_ ¿En relación a la responsabilidad social hacia dónde va el enfoque después de que muchas empresas confundían en el país, la responsabilidad social con el dar un dinero, quizá para la reparación de un techo, y ya?

_ Estamos haciendo un libro con seis historiadores maravillosos, un libro donde uno de los capítulos tiene que ver con la responsabilidad social, pero además la Alianza Social de Venamcham está cumpliendo veinte años y sobre ello hemos investigado mucho y si bien algunas empresas hacían lo que mencionabas, es importante destacar que a quienes lo hicimos nos permitió crear un sentido de responsabilidad, al pintar paredes y recuperar techos, ello nos permitió llegar a donde estamos ahora y desde donde estamos apoyando. Cuando te remontas a los años cuarenta o a los cincuenta, Venezuela ha sido pionera en responsabilidad social. Ejemplo de ellos son el Grupo Mendoza, el grupo Vollmer, Polar, el Dividendo Voluntario para la comunidad, Fe y Alegría, hoy se hace mucho, las empresas así lo han entendido y lo han entendido los trabajadores que en determinadas circunstancias de amenazas han defendido las fabricas donde han trabajado tanto ellos, como sus abuelos y sus padres.

EL HOMBRE FRENTE A SI MISMO

La velocidad de respuesta de Luis Vicente García te hace estar alerta, lo interrumpo a veces. Necesito conducirlo hacia el espejo que me gusta sacar de un momento a otro para que mi entrevistado se vea en él.  Lo conduzco hacia uno de sus lados más creativos.

_ Eres autor y co-autor de numerosos libros, ¿Cuáles son los temas que más te interesa abordar como autor?

_ Ahí si me lo pones difícil porque uno debe tener amplitud de mente para abordar tantos temas como hay. El que sea autor de varios libros es solo la punta del iceberg, porque por ejemplo, en mi primer libro tardé siete años. Comienzas con una idea que se transforma en otra cosa, después por alguna razón le metí estadística y entonces tienes que actualizar.  Yo creo que lo importante en estos procesos es no abandonar.  El primer libro fue “Motivando al futuro franquiciado”. Dos años más tarde publiqué en Amazon “101 respuestas sobre las franquicias”. Después participé en un libro donde participaron 30 autores, he participado en libros distintos donde me han invitado a escribir. Sobre liderazgo, personalidad y tantos otros temas.

_ ¿Estás escribiendo en este momento?

_ En este momento estoy escribiendo un libro sobre frases y escribo en un blog que tengo en el que publico artículos que tienen más de cuatrocientas mil visitas.  El blog se llama Motivando el futuro.

_ ¿Cómo enfrentas desde lo personal, tu relación con la gerencia?

_ Siempre alegre y sonreído, porque la motivación es ser feliz todos los días y si tu eres feliz los que están a tu alrededor también los son, porque cuando uno está bien con uno, todo fluye.  Yo manejo personal que abarca cinco generaciones. Mi asistente tiene ochenta y dos años. Los millennials, los zeta y ahora los alpha van a ser todos diferentes y cada uno inserta algo porque los jóvenes introducen los cambios. Tienes que aprender a vivir con eso y a relacionarte. Además lo que sucede es que nunca habían coexistido tantas generaciones distintas, porque no habían las condiciones, Hoy en una casa pueden convivir hasta seis generaciones  juntas.

_ Esa búsqueda de la convivencia se produce en muchos ámbitos. En general somos una mezcla maravillosa que hace de nosotros lo que somos…

_ Yo soy un promedio, mi mamá de Cumaná y mi papá de Maracaibo, mi abuela materna era de Ciudad Bolívar y mi abuelo de Caripe. Mis abuelos paternos eran de Cabimas y Ciudad Ojeda, mi suegro era Merideño, yo nací en Caracas. Yo tengo un poquito de todo, con raíces quizá indígenas, españolas, italianas, portuguesas, y todo eso se une en la alegría, disposición, toma de decisiones, en nunca rendirte, que son las características que logran trasmitir lo que uno es.

_ Eres hijo de Mauricio García Araujo, un gran economista de nuestro país, fue presidente del Banco Central de Venezuela. Fue un hombre con un gran interés y con participación en el tema social y asesor de importantes empresas. ¿Qué te quedó de él además de haber elegido su misma profesión?

_ Me quedaron muchas cosas bellas, el amor por la familia y creo que todos lo sentimos igual, mis hermanos, sobrinos y sobrinos nietos. Me quedó la disciplina por el trabajo, nuestra generación aprendió a ser empleados, los de ahora son emprendedores, pero aprendimos la disciplina, el respeto, a nunca rendirte y sobre todo a tratar de hacer lo mejor. Mi papá siempre nos decía, no importa lo que vayas a hacer siempre sé el mejor. Dar lo mejor de mi, el ayudar, contribuir, colaborar, es lo que te hace estar contento todos los días.

_ ¿Cuáles son tus puntos en común con María de Lourdes, Irene y Mauricio, tus hermanos?

_ Somos una familia diferente a la mayoría porque si bien hoy uno está viviendo lo que es la separación de la familia, nosotros tenemos un largo aprendizaje en este tema. Mi hermana María de Lourdes se casó con un panameño hace más de treinta años y se fue. Mi hermano se fue a estudiar a Estados Unidos y nunca regresó, mi otra hermana se casó con un maracucho y se fue a Maracaibo, pero hay algo que nos une. No importa el tiempo que hayamos pasado sin vernos, y al minuto es como que si nos vimos ayer. Estamos pendientes de todos, todo el tiempo. Con Mauricio mi hermano que es el menor tengo conversaciones largas y profundas con temas muy interesantes. Todos siempre estamos pensando en esa próxima oportunidad en que nos vamos a ver y disfrutamos de mi mamá que cumplió sus primeros ochenta y un años.

_ ¿Y tu entorno familiar cómo lleva la convivencia con un hombre que trabaja tanto?

_ Gracias a Dios comparten mi vida permitiéndome trabajar lo cual no es fácil. Mis hijos ya no están en Venezuela, se están preparando para como nos enseñó mi papá ser lo mejor de ellos mismos, ser siempre su mejor versión. Aquí estamos mi esposa, yo y mi suegra. Siempre toda la vida he trabajado mucho. A pesar de los ocho meses en la casa paso horas aquí en mi escritorio, en mi biblioteca, escribiendo, investigando, leyendo, preparando las cosas buenas que uno puede hacer, trabajando. A veces hace falta tiempo porque hay que trabajar bastante, esa es la única forma de surgir. Hoy tenemos que buscar además la agilidad para trasmitir lo que queremos, transmitir los valores que son muy importantes. Busco dar la mejor versión, la actualizada, la digital ahora, de lo que soy.


Gracias a Inés Muñóz de Pasión País por esta fabulosa entrevista. https://pasionpais.net/

La Riqueza de las Naciones: una actualización

Desde que se publicó “ La Riqueza de las Naciones ” hace ya 245 años (9 de marzo de 1776), el economista y filósofo escocés Adam Smith ha g...