martes, 24 de noviembre de 2020

Hay que dar lo mejor de lo que uno es.

 Hay que dar lo mejor de lo que uno es

Por: Inés Muñoz Aguirre

El responde con la velocidad con que es de suponer que se mueven sus pensamientos. Siempre pareciera sonreír y transmitir comprensión y compromiso real con lo que dice a través de una voz suave, nada estridente, que genera confianza. Su nombre es Luis Vicente García y además de ser el gerente general de Venamcham es un verdadero influencer, entendiéndose como tal, no aquellos que acumulan seguidores sin objetivos claros, a veces pagados y sin puntos en común. El “hombre de influencia” es aquel como Luis Vicente que participa de una gran cantidad de actividades desde donde aporta, que tiene un publico objetivo con intereses comunes y que comparte experiencia y conocimiento.  Comienzo por preguntarle si él se ubicaría en el concepto de multitasking y responde sin titubeos.

_ El multitasking no es recomendado, yo decía que solo las madres que acaban de dar a luz pueden hacer varias cosas a la vez y les es aceptado. En la gerencia siempre se ha dicho que el multitasking genera algunos efectos negativos. En primer lugar te sacan de foco y cuando vuelves debes luchar por recuperarlo.  Nos quita tiempo y hace que nuestra mente divague. Durante esta cuarentena todos nos hemos vuelto multitasking, hemos aprendido a estar horas detrás de la pantalla, nos hemos tenido que adaptar a una realidad, estar en la casa y al mismo tiempo trabajar.

_ Es la asunción de una nueva forma de vida.

_Si. Yo no hablo de una nueva normalidad porque nadie sabe lo que es eso. La normalidad es lo que vives en el momento.  Ahora es el teletrabajo, adaptarnos a plataformas que existían hace años, mi primera conversación por Zoom creo que la hice en  el 2014, hoy celebramos cumpleaños, hemos ido a misa, hemos tenido fiestas, hemos ido a seminarios gigantescos, y eso va a vivir con nosotros.  Si es cierto que estamos en la IV Revolución Industrial y escuchamos todos esos términos como Inteligencia Artificial, la Robótica, las maquinas que aprenden, hay que aceptar que de esa forma tendremos que vivir. Viviremos con el multitasking que nos hemos vuelto para poder atender tal cantidad de cosas.

_ Este es un tema muy interesante para escuchar de personas como tu, que lideran nuevas tendencias de aprendizaje.

_ Yo partiría del punto que se refiere al coeficiente intelectual que era de lo único de lo que se nos hablaba, hoy se parte de ocho tipos de inteligencia, el que es más hábil para los números, o el mas hábil para las palabras, o para el deporte. Después de esto vino aquel concepto en el que se habla que no es solo conocimiento, sino las emociones y de allí sale lo de inteligencia emocional para definir mi desempeño, entonces,  también tengo que asumir que hay múltiples maneras de aprender: haciendo, viendo, escuchando, está el aprendizaje kinestésico, y hoy nos damos cuenta que hay personas que en medio de esta situación han sido capaces de tomar cursos y aprovechar el tiempo para estudiar, mejorar y fortalecer áreas. En la gerencia te dicen que todo se puede aprender, manejo de recursos humanos, mercadeo, ventas, pero a eso hay que añadir un tercer elemento que es la actitud.

_ ¿Cómo defines la actitud?

_ La actitud es la que te permite decidir que es lo que vas a hacer.

_ ¿Qué llamas actitud positiva?

_ Es una predisposición para algo, lo cual significa que cualquier cosa que yo haga debo ir hacia ella con la mayor predisposición positiva posible. Es una decisión interna porque el enfoque hacia lo positivo o lo negativo lo decido yo, en mi caso mi decisión siempre es hacia lo positivo porque al final del día es una manera de ser.

MIRANDO ALREDEDOR

La posibilidad de conversar con un hombre que además de economista es invitado con frecuencia a dar charlas y conferencias y quien además trabaja como asesor, nos brinda la oportunidad de indagar sobre su posición frente al concepto de Coach, figura que también representa y le expongo:

Todos estos cambios acelerados nos han permitido ver aparecer por todas partes la figura de los coach y ante eso te hago esta pregunta porque tu eres un hombre con más de 30 años de experiencia, ¿Cómo es que ahora hay tanta gente que te dice yo soy coach? Yo me quedo expectante y me pregunto:  ¿es que la experiencia no es un elemento clave?

_ Yo creo que tu tienes razón porque hay gente que repite palabras de moda y no saben que son. El proceso de hacer coaching es un proceso de transformación en el cual vamos juntos. Un proceso de largo plazo, donde se definen las expectativas y el coach debe conocer muy bien al otro para lograr esa transformación necesaria. No siempre se logra porque hay muchos factores que influyen.  El coach debe ser una persona preparada, certificada, y haber tenido una experiencia que te permita dar opiniones con responsabilidad y con seguridad. Solo después de cierta edad es que tu vas a tener la experticia, el conocimiento, la vivencia que te va a permitir entender a la persona con la que vas a estar trabajando.  Eso aplica para diversas áreas porque al final esto se trata de ayudar a cambiar al otro.

_ Es que el término no es nuevo…

– Esto del coach comenzó hace quinientos años, se le fue dando forma y la primera vez que se utilizó el término fue en el Siglo XIX en una universidad inglesa aplicada a lo deportivo, pero ya se utilizaba en aquellos carruajes que te transportaban de un lugar a otro.  Hoy es un proceso que significa que si tu estas aquí y quieres llegar allá, tu coach te va a ayudar a llegar con la orientación para lo que hay que hacer. Hoy hay un coach para cada área, voz, actuación, gerenciales, deportivos, por mencionar algunos. El coach es un observador quien a través de sus observaciones va a hacer pequeñas correcciones.

_ ¿Crees que en estos procesos  hay características claves para alcanzar el éxito?

_ En estos procesos no puedes cambiar muchas cosas a la vez. Además confluye el tiempo, porque el cambio o implementación de un nuevo hábito va a depender del tiempo que te tome. Cuando quieres hacer cambios importantes hay que hacerlo gradualmente. Los pequeños cambios son la única forma de hacer cambios en múltiples áreas.

EL TIEMPO PARA MAÑANA ES AHORA

En la medida en que hablamos mi entrevistado sostiene su entusiasmo, mi mente se mueve a gran velocidad, trato de rescatar un orden en medio de los múltiples temas que van saliendo al paso de la conversación. Enfrento mis ansias de indagar que le puede jugar una mala pasada al reloj.  Me aferro al tema del tiempo. Mi entrevistado se recrea en sus respuestas, por eso le insisto:

_ De tu respuesta rescato algo clave, que los procesos de los cuales hablas son procesos a largo plazo.  En nuestro caso, los venezolanos somos cortoplacistas y por eso es que nos va tan mal en algunos temas como el político, porque no trabajamos viendo a largo plazo la relación con las comunidades, sino que son esporádicas y espasmódicas…

_ Tal cual, porque yo diría que uno de los grandes errores del ser humano es el no ser paciente.  Y el todo para ya, no funciona. Eso es como que a un niño de ocho años le preguntes que va a estudiar en la universidad, habrá dos o tres que te responderán y será lo que hagan, pero la mayoría no sabe lo que es la universidad, necesitará de su tiempo. Cuando hablas de largo plazo significa que hay que comprender y hay que dar el tiempo para asentar.  Además hay una infinidad de variables externas e internas que tienen que ser tomadas en cuenta.

_ Un tema que ha variado cuando hablamos de la relación con el tiempo es el de la planificación estratégica, lo cual te impone una nueva dinámica, en un mundo y un país tan cambiantes.

_ Si, pero tenemos que seguir haciendo planificación estratégica y financiera, lo que ha variado es que antes tu hablabas de cinco años y había que adaptarse, pero en Venezuela todo eso varió porque no había materia prima, no hay flujo de caja y otras variables que nos han forzado a cambiar. Si tu le preguntas a alguien a comienzo del año qué va a hacer te encuentras con gente que te dice que nada, pero si le apuntas que mínimo va a cumplir años entonces te empieza a hacer un listado. Cierto que las empresas han tenido que reducir sus líneas de producción, cambiar productos y servicios, ha cambiado la dinámica, pero se necesita saber que se va a hacer. Para mi hay tres recursos en estos procesos que son cruciales: el tiempo, tipo de trabajo y el capital. Mínimo tengo que planificar que voy a hacer con esos tres recursos. El mercado está allí y yo todavía tengo que ser competitivo, tengo que existir, hacer recordatorio de marca y tengo que ver o redefinir mi visión y misión adaptada a estos tiempos en el que hay que definir hacia dónde vas y asumir que sin metas no puedes trabajar

_ Cuando hablas de recursos básicos siempre está presente el tema el capital, llegado a este punto en el que además tengo enfrente a un economista, yo quiero preguntar ¿cómo ves el tema de nuestra economía dolarizada, manejando parámetros que no tienen que ver con la realidad.

_ Estamos en una economía que no tiene referencias de lo que cuesta un dólar que representa mucho dinero.  Aquí viene alguien y te dice que por su servicio de tres minutos le vas a pagar veinte dólares, lo que hay es una disociación. Alguien tiene que educar a la población, no puedes pagar lo que en Estados Unidos te cuesta tres almuerzos porque alguien venga a ver qué le pasó a la nevera, pero para eso tenemos que tener políticas económicas adecuadas para lograr una estabilización, para ello necesitas de políticas, fiscales, cambiarias, monetarias, tazas de interés para que la economía tenga estabilidad. Es indispensable que podamos regresar a utilizar las empresas para lo que fueron hechas y que uno como cliente pueda decidir que tipo de producto o servicio pueda adquirir.

_ Estos tiempos de cambios, imponen grandes retos, ¿qué ha sido lo más difícil en tu responsabilidad frente a la gerencia de Venamcham?

_ Lo más difícil ha sido llevar adelante la misión de la Cámara que es propiciar las relaciones comerciales entre Estados Unidos y Venezuela, pero entonces estamos trabajando fuertemente en el fomento de la responsabilidad social y nos hemos orientado en tratar de apoyar a la empresa privada de múltiples maneras: formación, educación, preparación, temas de gerencia, nos hemos especializado en foros, talleres, para ayudar al gerente a mejorar.

_ ¿En relación a la responsabilidad social hacia dónde va el enfoque después de que muchas empresas confundían en el país, la responsabilidad social con el dar un dinero, quizá para la reparación de un techo, y ya?

_ Estamos haciendo un libro con seis historiadores maravillosos, un libro donde uno de los capítulos tiene que ver con la responsabilidad social, pero además la Alianza Social de Venamcham está cumpliendo veinte años y sobre ello hemos investigado mucho y si bien algunas empresas hacían lo que mencionabas, es importante destacar que a quienes lo hicimos nos permitió crear un sentido de responsabilidad, al pintar paredes y recuperar techos, ello nos permitió llegar a donde estamos ahora y desde donde estamos apoyando. Cuando te remontas a los años cuarenta o a los cincuenta, Venezuela ha sido pionera en responsabilidad social. Ejemplo de ellos son el Grupo Mendoza, el grupo Vollmer, Polar, el Dividendo Voluntario para la comunidad, Fe y Alegría, hoy se hace mucho, las empresas así lo han entendido y lo han entendido los trabajadores que en determinadas circunstancias de amenazas han defendido las fabricas donde han trabajado tanto ellos, como sus abuelos y sus padres.

EL HOMBRE FRENTE A SI MISMO

La velocidad de respuesta de Luis Vicente García te hace estar alerta, lo interrumpo a veces. Necesito conducirlo hacia el espejo que me gusta sacar de un momento a otro para que mi entrevistado se vea en él.  Lo conduzco hacia uno de sus lados más creativos.

_ Eres autor y co-autor de numerosos libros, ¿Cuáles son los temas que más te interesa abordar como autor?

_ Ahí si me lo pones difícil porque uno debe tener amplitud de mente para abordar tantos temas como hay. El que sea autor de varios libros es solo la punta del iceberg, porque por ejemplo, en mi primer libro tardé siete años. Comienzas con una idea que se transforma en otra cosa, después por alguna razón le metí estadística y entonces tienes que actualizar.  Yo creo que lo importante en estos procesos es no abandonar.  El primer libro fue “Motivando al futuro franquiciado”. Dos años más tarde publiqué en Amazon “101 respuestas sobre las franquicias”. Después participé en un libro donde participaron 30 autores, he participado en libros distintos donde me han invitado a escribir. Sobre liderazgo, personalidad y tantos otros temas.

_ ¿Estás escribiendo en este momento?

_ En este momento estoy escribiendo un libro sobre frases y escribo en un blog que tengo en el que publico artículos que tienen más de cuatrocientas mil visitas.  El blog se llama Motivando el futuro.

_ ¿Cómo enfrentas desde lo personal, tu relación con la gerencia?

_ Siempre alegre y sonreído, porque la motivación es ser feliz todos los días y si tu eres feliz los que están a tu alrededor también los son, porque cuando uno está bien con uno, todo fluye.  Yo manejo personal que abarca cinco generaciones. Mi asistente tiene ochenta y dos años. Los millennials, los zeta y ahora los alpha van a ser todos diferentes y cada uno inserta algo porque los jóvenes introducen los cambios. Tienes que aprender a vivir con eso y a relacionarte. Además lo que sucede es que nunca habían coexistido tantas generaciones distintas, porque no habían las condiciones, Hoy en una casa pueden convivir hasta seis generaciones  juntas.

_ Esa búsqueda de la convivencia se produce en muchos ámbitos. En general somos una mezcla maravillosa que hace de nosotros lo que somos…

_ Yo soy un promedio, mi mamá de Cumaná y mi papá de Maracaibo, mi abuela materna era de Ciudad Bolívar y mi abuelo de Caripe. Mis abuelos paternos eran de Cabimas y Ciudad Ojeda, mi suegro era Merideño, yo nací en Caracas. Yo tengo un poquito de todo, con raíces quizá indígenas, españolas, italianas, portuguesas, y todo eso se une en la alegría, disposición, toma de decisiones, en nunca rendirte, que son las características que logran trasmitir lo que uno es.

_ Eres hijo de Mauricio García Araujo, un gran economista de nuestro país, fue presidente del Banco Central de Venezuela. Fue un hombre con un gran interés y con participación en el tema social y asesor de importantes empresas. ¿Qué te quedó de él además de haber elegido su misma profesión?

_ Me quedaron muchas cosas bellas, el amor por la familia y creo que todos lo sentimos igual, mis hermanos, sobrinos y sobrinos nietos. Me quedó la disciplina por el trabajo, nuestra generación aprendió a ser empleados, los de ahora son emprendedores, pero aprendimos la disciplina, el respeto, a nunca rendirte y sobre todo a tratar de hacer lo mejor. Mi papá siempre nos decía, no importa lo que vayas a hacer siempre sé el mejor. Dar lo mejor de mi, el ayudar, contribuir, colaborar, es lo que te hace estar contento todos los días.

_ ¿Cuáles son tus puntos en común con María de Lourdes, Irene y Mauricio, tus hermanos?

_ Somos una familia diferente a la mayoría porque si bien hoy uno está viviendo lo que es la separación de la familia, nosotros tenemos un largo aprendizaje en este tema. Mi hermana María de Lourdes se casó con un panameño hace más de treinta años y se fue. Mi hermano se fue a estudiar a Estados Unidos y nunca regresó, mi otra hermana se casó con un maracucho y se fue a Maracaibo, pero hay algo que nos une. No importa el tiempo que hayamos pasado sin vernos, y al minuto es como que si nos vimos ayer. Estamos pendientes de todos, todo el tiempo. Con Mauricio mi hermano que es el menor tengo conversaciones largas y profundas con temas muy interesantes. Todos siempre estamos pensando en esa próxima oportunidad en que nos vamos a ver y disfrutamos de mi mamá que cumplió sus primeros ochenta y un años.

_ ¿Y tu entorno familiar cómo lleva la convivencia con un hombre que trabaja tanto?

_ Gracias a Dios comparten mi vida permitiéndome trabajar lo cual no es fácil. Mis hijos ya no están en Venezuela, se están preparando para como nos enseñó mi papá ser lo mejor de ellos mismos, ser siempre su mejor versión. Aquí estamos mi esposa, yo y mi suegra. Siempre toda la vida he trabajado mucho. A pesar de los ocho meses en la casa paso horas aquí en mi escritorio, en mi biblioteca, escribiendo, investigando, leyendo, preparando las cosas buenas que uno puede hacer, trabajando. A veces hace falta tiempo porque hay que trabajar bastante, esa es la única forma de surgir. Hoy tenemos que buscar además la agilidad para trasmitir lo que queremos, transmitir los valores que son muy importantes. Busco dar la mejor versión, la actualizada, la digital ahora, de lo que soy.


Gracias a Inés Muñóz de Pasión País por esta fabulosa entrevista. https://pasionpais.net/

domingo, 15 de noviembre de 2020

The Dodgers Way in 2020


Ocho años; sí, ocho años llegando a la postemporada. Fueron ocho títulos divisionales consecutivos; con este, tres veces campeones de la Liga Nacional. Llegaron al Clásico de Otoño en 2017 perdiendo frente a los Astros de Houston y lo volvieron a hacer al año siguiente, perdiendo en casa, ante los Boston Red Sox.

Si vemos las estadísticas, quizás esta no fue la sequía de campeonatos más larga en la historia del béisbol; tampoco de las más traumáticas que haya vivido un equipo o sus fanáticos. Pero de lo que si estamos seguros es que la frustración de estar tan cerca de un triunfo como este en la MLB y de no lograrlo en siete años consecutivos, es algo verdaderamente preocupante para cualquier equipo profesional.

Pero en este 2020, en este extraño y convulsionado año, los Dodgers de los Ángeles se convirtieron en los campeones al ganar la Serie Mundial en 6 juegos frente a los Tampa Bay Rays. Fue la primera vez desde aquella temporada de 1988 cuando comandados por el célebre Tommy Lasorda, le ganaron en cinco juegos a los Atléticos de Oakland dirigidos en aquel entonces por Tony La Rusa, dos de los grandes managers de todos los tiempos. 

La del 2020 será una temporada para el recuerdo. La temporada regular completa de 162 juegos, originalmente programada para comenzar el 26 de marzo, fue inicialmente pospuesta y luego se anunció que la misma sería reducida por efectos del COVID-19 a tan solo 60 juegos. El spring training fue suspendido, reanudado después el 1 de julio y rebautizado como "Summer training". Con un torneo de postemporada ampliado de 16 equipos, todos los juegos menos la primera ronda se jugaron en sitios neutrales. Los estadios estaban vacíos, en los cuales vimos por TV figuras sentadas que semejaban a los fanáticos; esos eran buenos efectos por lo menos para quienes veíamos los juegos por la televisión. Nuevas reglas y cambios en los formatos de los juegos, incluyendo sus horarios, fueron implementados. Los viajes entre Canadá y los Estados Unidos para los juegos de los Blue Jays fueron modificados para reducir los viajes a través de la frontera. Y adicionalmente, los protocolos de bio seguridad implementados por la MLB fueron tan rígidos y estrictos que solo tuvieron un caso sospechoso en el último juego de la serie mundial después de 58 días sin haber tenido ningún contagio. En resumen, en un año de cambios como en todo, también la MLB y todo el baseball fue impactado.

Pero regresando al tema de los Dodgers y su triunfo en la serie mundial, creo que nos sirve para pensar y reflexionar sobre tres temas que creo que son importantes hoy: la gerencia, el equipo y la tenacidad.

En primer lugar, no solo fue éste su octavo viaje consecutivo a la postemporada, sino que terminaron con 32 años de desilusión y con el cual, ya son siete los títulos mundiales para los Dodgers. En estos ocho años adquirieron una nueva gerencia y con ellos a un nuevo Manager, Dave Roberts, quien fue jugador profesional durante 10 años y ha sido manager de los Dodgers desde 2016. Y Roberts fue necesario para unirlo todo, guiando al equipo a través de una temporada compleja, con un buen enfoque, alineado con nuevas metas, ayudando a sus jugadores a manejar la presión, manejando a un equipo muy valiente y manejando muy bien la rotación de sus pitchers. Y es que a veces se necesita bien una nueva gerencia o un nuevo enfoque en la estrategia para alcanzar las metas.

En segundo lugar, Roberts dirigió al equipo al mejor récord de temporada regular en las Grandes Ligas por segunda vez en sus años como mánager. Y eso se debió también a un cambio en el roster del equipo. Un cambio en el roster equivale a un cambio en el personal de nuestra organización, lo cual a veces es más que necesario. Los Dodgers construyeron su lista de jugadores para llegar a esta Serie Mundial a través del free trade (intercambios), agentes libres y el draft, pero principalmente a través de su sistema de granjas. Los equipos deportivos exitosos adquieren talento a través de todas las vías disponibles. De la misma manera una empresa entrena a su propio personal, contrata a jóvenes recién salidos de las universidades y contrata a personal ya con experiencia. Y de todos se nutren las empresas. Lo que si es importante saber es que llega un momento en que ningún jugador de equipo es indispensable, pues si no rinde lo pueden cambiar.

Y en tercer lugar la tenacidad, que es esa fuerza que nos impulsa a continuar con empeño y sin desistir en algo que se quiere conseguir. La tenacidad implica esfuerzo, empeño y resistencia. Y los Dodgers lograron la victoria, con una gran tenacidad. El pitcher Julio Urías de 24 años fue el último de siete lanzadores de Los Ángeles en el Juego 6, logrando los últimos siete outs sin ceder un hit. ¿Cómo se logra eso?  Pues con tenacidad, que puede ser entendida como la actitud que nos impulsa a resistir ante las adversidades. Es dedicación y sobre todo constancia, pero en especial, es haberse preparado para dar lo mejor de sí en los últimos siete años para conseguir el triunfo ya en el octavo intento.

Hay muchas razones por las que este equipo de los Dodgers tuvo éxito en la postemporada cuando los siete anteriores no lo lograron. Pero como  le dijo Cody Bellinger, right fielder del equipo, a la revista Sports Illustrated: 

"Creo que hemos estado allí antes y no había forma de que pudiéramos perder de nuevo. No había manera. Y cuando estábamos deprimidos, nunca dudamos de nosotros mismos. Es solo el talento que tenemos. Confiamos en nosotros mismos".

 

SEMANA GLOBAL DE LOS ODS

En 2015, 193 Estados Miembros de las Naciones Unidas aprobaron los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) e hicieron la promesa de no deja...