sábado, 25 de septiembre de 2021

Jimmie & Jimmy: conversando en las alturas

Hace poco un amigo me invito al bautizo de su mas reciente libro titulado ‘El Ángel de Jimmie’, un extraordinario relato de un encuentro entre dos grandes aviadores, uno un americano que cruzó nuestros cielos y a quien se le debe el nombre del salto de agua mas alto del mundo, y el otro, gran aventurero venezolano quien ha sido pionero en Venezuela de ser el promotor de los vuelos con ultralivianos, parapentes y Globos Aerostáticos. Me refiero a dos extraordinarios personajes y aviadores como son Jimmie Angel y Jimmy Marull.

El libro nos lleva por un viaje de ensueño, por esa Venezuela espectacular de la que conocemos o hemos escuchado, de cuentos de los años 30 mezclados con las aventuras en décadas recientes y en donde se entremezclan relatos, historias, anécdotas y por que no, hasta el sueño de El Dorado que siempre ha estado presente en la mitología venezolana. Como dice su editora Belkis Lovera, “este libro es el resultado de 26 años de investigación sobre la vida, viajes y legado de un pionero de la aviación llamado Jimmie Angel, estadounidense enamorado de Venezuela, quien deja su nombre para siempre en el salto más alto del mundo. El Salto Ángel es la caída de agua más alta e impresionante del planeta, pero Jimmie fue mucho más que un aviador aventurero en busca de oro, recorrió nuestro país abriendo nuevas rutas, y quedó fascinado con sus tepuyes dejando una valiosa cartografía.”

Belkis nos relata que el libro nos presenta un encuentro en dos tiempos, dentro de un hangar, una historia fascinante que une a dos almas, pero también construye puentes entre dos países que han sido amigos desde hace más de un siglo, como lo son Venezuela y los Estados Unidos.

El libro es un cuento novelado que, en una grata y bella conversación, adapta y entreteje dos biografías reales, la de Jimmy Marull ese apasionado aventurero venezolano que ha surcado nuestros cielos en casi todo tipo de equipo que le permita volar, y la de Jimmie Angel, norteamericano nacido en Missouri en 1899 cuando comenzaba la era de los grandes inventos. Este fascinante relato ocurre en un día muy particular, un 10 de abril, pero con 37 años de distancia, lo cual no detuvo a nuestros amigos de tener una de esas conversaciones únicas y maravillosas que ocurren muy posiblemente solo una vez en la vida. El 10 de abril de 1993 Jimmy Marull hacía acrobacias y piruetas al este de Venezuela, en la ciudad de Puerto La Cruz, cuando de repente, en un ascenso vertical, el motor de su avión se apagó y en ese silencio absoluto -que imagino estaría lleno de una gran tensión- Jimmy decide buscar un lugar lejos de los espectadores para aterrizar y para no herir a nadie, y luego de divisar un talud de tierra blanda, se estrella en lo que el describe como un impacto que detuvo su avión en seco, de golpe, y que lo dejó de manera inconsciente una vez que se dio cuenta que no había herido a nadie. Un mismo 10 de abril, pero de 1956, Jimmie Angel volaba hacia Venezuela luego de 20 años de ausencia y aterrizando en la ciudad de David en Panamá, lo cual habría hecho decena de veces, un viento de cola lo sacó de la pista y una caja de herramientas le golpeó en la cabeza, lo cual esa misma noche lo llevaría a un coma del cual nunca despertó y que meses después lo llevaría lejos de este mundo.

"Jimmie & Jimmy" nos puede recordar la muy conocida película titulada “Jullie and Julia”, sobre la vida de Jullie Powell y Julia Child, una de las primeras mujeres americanas en estudiar en la prestigiosa escuela de cocina Cordon Bleu, tras lo cual popularizó arte culinario francés en los Estados Unidos mediante su libro de cocina "Mastering the Art of French Cooking". La historia de Child se cruza con la de la neoyorquina Powell en el año 2002, cuando esta insatisfecha escritora, decide darle un giro radical a su vida para lo cual se propone cocinar las 524 recetas de la obra culinaria de Julia Child en 365 días y plasmar sus experiencias en un diario por Internet y que fue convertido en un libro: "Julie & Julia: My Year of Cooking Dangerously", publicado en 2005.

En el libro El Angel de Jimmie, el autor Jimmy Marull nos relata de una manera muy elocuente, con un gran estilo y con mucho detalle, eso que solo puede describir alguien quien ha visto a nuestro planeta desde el aire, los viajes y aventuras de ambos aviadores en una muy grata conversación entre ambos que tiene lugar en un hangar en algún lugar de este planeta. En la misma, Marull nos relata la pasión de ambos por volar, experimentar y estirar los limites de la aviación, la gran evolución de los aviones durante la época de Angel, las aventuras del propio Jimmy con cada vez los más modernos equipos que le permitían volar, sus vidas por los cielos y hasta su osada travesía de atravesar las cavernas del maravilloso Autana en un ultraliviano, mientras nos cuenta sobre los vuelos de Angel conociendo Canaima y sus bellísimos paisajes. Uno de los relatos que nos puede resultar interesante y hasta familiar es sobre el día en el que Jimmie, junto a su esposa Marie y dos ayudantes, decide aterrizar su avión sobre una suave grama verde (o por lo menos así se veía desde el aire) en la cima del Auyantepuy solo para descubrir que era un fango enorme (“una gigantesca esponja verde que acumulaba agua, mucha agua”) en el que poco a poco su avión, el Flamingo Rio Caroní, se fue hundiendo hasta que quedó completamente inservible. Al no regresar, expediciones en su búsqueda resultaron en vano mientras los cuatro pasajeros emprendieron un viaje a pie, por la cima de ese bello tepuy y por escenarios fascinantes para quien lo lee pero que deben haber sido terribles para estos caminantes, hasta que 11 días mas tarde llegaron flacos, hambrientos y destrozados por la plaga al campamento de Kamarata en Angel Camp. Jimmie Angel fue expulsado de Venezuela “por los gastos incurridos en su búsqueda y rescate” para nunca más regresar al país, pero su nombre ha quedado enmarcado no solo en la inmortalidad sino en el mapa de Venezuela y en particular en el nombre del salto mas bello que tiene nuestro planeta, el Salto Ángel

Los paralelismos entre los personajes se suceden durante todo el relato. Ambos aventureros tienen una magnifica conversación que puede haber durado meses o minutos según nos relata el autor, y en el camino se van encontrando con, prácticamente, las mismas dificultades, cometen los mismos errores, tienen los mismos aprendizajes y comparten quizá hasta los mismos anhelos. Eso sí, ambos personajes tienen en común su pasión por el vuelo, sus ansias de definir lo imposible, su deseo de completar las grandes tareas épicas que se han trazado y cada uno, en su forma, tiempo y manera, alcanzan la felicidad haciendo lo que más les gusta: volar en Venezuela.

En uno de los capítulos del libro, titulado 'El Regreso a la Selva', Marull nos cuenta que Jimmie ansiaba enormemente regresar a Venezuela, volver a ver el Auyantepuy, su salto de agua y esa alfombra verde esmeralda infinita de selva inexplorada:

"El Aviador aventurero había encontrado su lugar en la Tierra. Después de volar por todo el mundo, ese universo compuesto por La Gran Sabana, Canaima y sus alrededores, The Lost World, lo atraían irremediablemente, como un gran amor."

La fascinante historia de Jimmie Angel es algo que llevamos por dentro los venezolanos y gracias a la investigación de 26 años realizada por Jimmy Marull, ahora la tenemos en nuestras manos para disfrutarla y viajar junto a estos dos grandes aviadores por nuestra querida Venezuela. 

Y me enorgullece, querido Jimmy, ser amigo de tan extraordinario aventurero venezolano y haber recorrido contigo esta gran aventura de “El Ángel de Jimmie”.


Luis Vicente


NOTA: Los interesados en adquirir el libro 'El Ángel de Jimmie' pueden contactar a Jimmy Marull en su cuenta de #Instagram por DM a @jimmymarull


No hay comentarios:

Publicar un comentario

WHAT NOW? Nuestro TEDxAltamiraWomen de 2021

Los TEDxWomen son una oportunidad emocionante para ayudar a impulsar la conversación sobre el poder de las niñas y las mujeres de una manera...